Diez hermanos nepalíes: conjura a 7.300 metros en el K2

Liderados por los nepalíes, los equipos vuelven a la carga en el invierno del K2. Las cuerdas se han fijado hasta los 7.600 metros y la vista ya está puesta en el C4.

El equipo de Nirmal Purja rumbo a los campos superiores Foto Nirmal Purja
El equipo de Nirmal Purja rumbo a los campos superiores Foto Nirmal Purja

"Queremos que nuestra nación esté orgullosa", escribía hoy Mingma Gyalje. El nepalí se pegaba una paliza junto a sus compañeros Dawa Tenzing y Kili Pemba para alcanzar el tercer campo de altura en el K2, donde pasarán la noche coqueteando con la zona de la muerte. "Mañana descansaremos debido a los fuertes vientos. Diez hermanos nepalíes. Buenas noches desde el C3". Con sus hermanos, Mingma se refiere a los integrantes del equipo de Nirmal Purja y a Pasang Nurbu y Sona Sherpa, los dos encargados de fijar las cuerdas de la expedición de Seven Summit Treks.

Una decena de tipos bien preparados y pertrechados (a pesar de los vientos devastadores de pasadas jornadas), y llenos de determinación. Durante la jornada de hoy, Nirmal y compañía lograban instalar las cuerdas hasta los 7.600 metros y pasarán las próximas horas a 7.350 metros, pendientes de la meteo y de una mínima oportunidad para lanzarse hacia el Campo 4, última parada antes de mirar a la cumbre. Así lo cuenta Nimsdai: "Las últimas 48 horas han sido agotadoras, ya que tuvimos que repetir todo el trabajo de carga de cara a seguir progresando. Cada miembro del equipo llevaba más de 35 kg. Estoy encantado con el trabajo de nuestro equipo, súper orgulloso. Hoy dormiremos a 7.350 metros. Hemos conseguido fijar las cuerdas hasta 7.600 metros". Por delante, una noche y quizá una jornada entera esperando la retirada de los vientos; tiempo para conjurarse por el objetivo común, llevar la bandera de Nepal hacia la última incógnita del invierno en el Karakorum. "Nos hemos reunido con Mingma G y los hermanos de SST, y trabajaremos muy juntos para seguir avanzando".

El equipo de Nirmal Purja lo completan Mingma David, Dawa Temba Sherpa, Pemchhiri Sherpa, Gelje Sherpa, Mingma Tenzi Sherpa. Y desde luego todos parecen muy comprometidos con su ambición, poniendo sus límites en el tablero. "El tiempo era terrible anoche y Nims y su equipo tuvieron que dormir en una grieta en el glaciar", apuntaba el neozelandés John Snorri.

Snorri también ha participado en las rotaciones de estos días, regresando al C2 (bajo) con los Sadpara. Un poco más arriba (C2 alto) acampan Sergi Mingote, Juan Pablo Mohr, Alex Gavan y Tamara Lunger. Otros como la polaca Magdalena Gorzkowska comenzarán mañana su ascenso hacia los campos superiores. Habrá muchos alpinistas en la montaña durante las próximas jornadas, y el fin de semana parece que los partes son prometedores, abriendose quizá una opción de cima. No sería de extrañar que SST pusiera en marcha algún asalto, como tenía previsto Chhang Dawa. También Nirmal y Mingma G, que ya afirmaron que no utilizarían O2, podrían permitirse soñar. El K2 y la fatiga tendrán la última palabra.

Por el momento, son los equipos nepalíes los que lideran el avance por el Espolón de los Abruzzos. Su próximo objetivo será tratar de instalar un C4 alto, por encima de los 7.700 metros. Durante su tentativa en 2003, Denis Urubko, Marcin Kaczkan y Piotr Morawski plantaron el último campo a 7.750 metros, progresando después hasta los 7.800 metros, máxima altitud alcanzada nunca en el invierno del K2.

Desafortunadamente, durante las últimas horas el alpinista Carlos Garranzo ha debido abandonar el intento, siendo evacuado para tratar unos síntomas renales. Es la segunda baja de la temporada, tras la del polaco Waldemar Kowalewski.

Nirmal Purja durante estas últimas jornadas de progreso por el Espolón de los Abruzzos. Foto: Nirmal Purja

Relacionado

Nepal puja fuerte por el K2 invernal

El equipo de Nirmal Purja durante su última inspección de los campos superiores en el K2

Relacionado

Mazazo en el K2 invernal

Alex Txikon y Simone Moro se reúnen en el invierno del Manaslu. Foto: Phelipe Eizagirre

Relacionado

El equipo de Alex Txikon llega al campo base del Manaslu

Al fondo, asoma el Manaslu. Foto: Ana Azpilicueta

Relacionado

"Asoma el monstruito", segunda crónica de Ana Azpilicuelta desde el Manaslu invernal

Denis Urubko durante su último intento invernal en el K2. Foto: Col. Denis Urubko

Relacionado

Denis Urubko alcanzó los 7.800 metros en el K2 invernal

Los mejores vídeos