La Ruta de los Sentidos: un nuevo sendero de Gran Recorrido con Lurbel

Nueve etapas recorriendo los deliciosos paisajes de Las Merindades, en Burgos

ETAPA 5 2
ETAPA 5 2

Bosques de hayas y robles, desfiladeros abiertos por torrentes tempestuosos, cascadas escondidas en arboledas mágicas, cumbres desafiantes, páramos solitarios sobre horizontes infinitos, antiguas calzadas romanas, pueblos encantadores de casas señoriales con fachadas blasonadas, puentes medievales y grandes ríos que fueron frontera de imperios son algunas estampas de la Ruta de los Sentidos, un mosaico natural, histórico y cultural impresionante, una seductora propuesta senderista con nombre propio para dejarse cautivar por los particulares y deliciosos paisajes de Las Merindades, en el norte de la provincia de Burgos.

El nombre propio es GR-85, un sendero de gran recorrido de 170 kilómetros distribuidos en nueve jornadas, entre las poblaciones de Villasana de Mena y Puentedey, visitando pueblos y municipios que durante varios siglos tuvieron su propia organización política y administrativa distribuida en merindades independientes que todavía conservan la identidad y herencia del poderío señorial que disfrutaron durante la Edad Media. Las Merindades es un territorio de sugerentes contrastes y maravillas naturales. La comarca ocupa un importante espacio de transición ambiental al norte de los páramos castellanos burgaleses, entre la región cantábrica húmeda y la zona mediterránea seca, donde los montes del gran valle del Ebro entrelazan sierras, cañones y masas forestales con el eslabón oriental de la Cordillera Cantábrica, un territorio repleto de diversidad y ecosistemas de alto valor ecológico y biológico.

Las etapas del GR-85 visitan pueblos con trazados medievales acoplados en soberbios peñascos, buscando la protección natural de las gargantas fluviales, apretados al pie de altivos castillos, en el paso de antiguas vías de origen romano y siempre creando valiosos conjuntos de arquitectura popular, fundiendo los grandes valores rurales y culturales de Las Merindades con el paso por bellos desfiladeros calcáreos poblados de hayas, castaños, robles y bosques ribereños. Los ríos Ebro, Nela y Jerea son las principales venas fluviales de la comarca, en varios parajes han labrado las montañas con una energía despiadada, creando cañones y gargantas que meten al sendero de las marcas rojas y blancas en fantásticas estampas de naturaleza, elegidos por solitarios eremitas para fundar claustros de meditación que durante siglos han sido centros de devoción popular, como las ermitas barrocas en la Hoz de Tobera. Y también fueron aprovechados para construir molinos de agua que han sido el motor de la economía rural hasta hace poco tiempo. El sendero de gran recorrido de la Ruta de los Sentidos comienza en el Valle de Mena, magnífico territorio de frontera entre la meseta castellana, el País Vasco y la costa del Cantábrico.

 

Etapa 1 Villasana de Mena/Castrobarto
  • Distancia: 14,6 km
  • Desnivel positivo: 580 m
  • Desnivel negativo: 210 m

El Valle de Mena siempre ha sido un estratégico canal de comunicación y tránsito en el norte de la provincia de Burgos, paso de comerciantes, campesinos, ganaderos, ejércitos y peregrinos durante siglos. Los municipios del valle ocupan una gran depresión geográfica de capos verdes y frondosos bosques delimitada por la imponente muralla creada por los Montes de la Peña. Los viejos caminos que comunican con el vecino Valle de Losa superan la frontera natural por angostas portillas abiertas entre las cumbres, algunas todavía conservan el empedrado medieval y eran los únicos pasos de la sierra hasta la construcción de las modernas carreteras. La primera etapa del sendero GR-85 comienza en Villasana de Mena y es un desafío montañero para salvar los Montes de la Peña por el histórico puerto de la Magdalena, siguiendo los restos de una calzada conocida como Camino Árabe porque fue una ruta habitual de las incursiones musulmanas en el valle. El viejo camino conserva restos de la vía romana que comunicaba las villas romanas de Pisoraca (Herrera del Duque) y Juliobriga (Reinosa) con el Cantábrico en Flaviobriga (Castro Urdiales).

La subida al puerto de la Magdalena recorre bucólicos campos pastoriles y pueblos que guardan la esencia rural del valle menés. En Siones merece la pena acercarse hasta la iglesia románica de Santa María y pasear la mirada por los misterios escondidos en la iconografía de algunos canecillos que muestran figuras humanas en posturas extrañas, animales, formas vegetales, el caparazón de una tortuga, un rostro indescifrable y multitud de incógnitas que todavía están sin resolver por parte de los expertos. Los hitos del GR-85 pasan cerca de Cadagua y comienzan la ascensión por los restos de la calzada medieval, en el primer tramo recorren un pequeño hayedo y después suben por amplias laderas hasta que culminan en un espectacular mirador de los sesenta municipios del Valle de Mena. El histórico paso de montaña es la entrada en Las Merindades burgalesas. El camino baja hacia Castrobarto y se interna en las extensas planicies del Valle de Losa.

 

Etapa 2 Castrobarto/Quincoces de Yuso
  • Distancia: 18,9 km
  • Desnivel positivo: 310 m
  • Desnivel negativo: 350 m

La segunda etapa por los pueblos de la Junta de Traslaloma y el Valle de Losa es un agradable paseo por un ambiente sereno y campestre, una apacible transición senderista en paisajes y desniveles suaves hacia la tierra de los grandes cañones calizos del norte de la provincia de Burgos que marcan el estilo geográfico de Las Merindades. Castrobarto de Losa tuvo un protagonismo decisivo durante los tiempos de la repoblación cristiana en el norte de la comarca. Los nuevos colonos usaban las antiguas vías romanas y árabes para entrar en los nuevos territorios que pronto se convirtieron en el condado y reino de Castilla. El sendero GR-85 sigue tranquilos caminos rurales entre colinas verdes de pastos ganaderos y sierras pobladas de robles, hayas, encinas y pinares de repoblación. El camino atraviesa los montes de sierra Pelada y continúa por los caminos rurales de Villaventín y Castresana de Losa.

La Ruta de los Sentidos apenas encuentra desniveles notables y sigue veredas tradicionales por Lastras de la Torre hasta el final de la etapa en Quincoces de Yuso, el pueblo más animado de la zona y centro de comunicación y comercio. En el casco histórico hay varias casas solariegas y conserva el puente medieval del Jerea, la principal cuenca del valle. El río nace cerca de Relloso, en la sierra Carbonilla, uno de los frentes naturales que separan los valles de Mena y Losa.

ETAPA 2 1
GR 85: ETAPA 2 

 

Etapa 3 Quincoces de Yuso/Quintanilla Montecabezas
  • Distancia: 25,2 km
  • Desnivel positivo: 830 m
  • Desnivel negativo: 760 m

La Ruta de los Sentidos deja Quincoces de Yuso por los bosques de robles y encinas de Robredo, uno de los pueblos más aislados de la comarca, con unas vistas fantásticas de Lastras, Calzada y Quincoces al pie del llamativo horizonte que forman las laderas, cumbres y portillas de la sierra Carbonilla y los Montes de la Peña. El GR-85 sigue hacia Perex y pasa por la lobera de las Barrerillas, una de las trampas tradicionales para lobos mejor conservadas de la provincia de Burgos. El recinto es de origen prehistórico, está formado por dos largos muros de piedra de unos tres metros de altura levantados en forma cónica, como un embudo gigante que confluye finalmente en un foso donde caían los animales acosados.

El sendero pasa por Perex, atraviesa el GR-1 Sendero Histórico y desciende hacia el cañón del río Jerea por San Pantaleón de Losa. En la cumbre de una colina rocosa rodeada por el cañón del río destaca una ermita considerada una maravilla del románico burgalés. El pórtico es la pieza sobresaliente, en un lateral aparece una desconcertante figura humana y en el otro una inédita columna angulada. La segunda parte de la etapa es un fantástico escenario natural de bosques, cumbres y barrancos de montaña poblados de hayas, robles y pinos. El GR-85 salta el collado del Paso Malo, cerca del límite con el vecino municipio alavés de Valdegovía, y recorre el sugerente cañón del arroyo del Juncal debajo de las magníficas paredes de la sierra de Vienda, una muralla vertical con más de doscientos metros de altura. El camino pasa la loma del Mojón Blanco y baja al encantador núcleo rural de Quintanilla Montecabezas, en el Valle de Tobalina.

 

Etapa 4 Quintanilla Montecabezas/Frías
  • Distancia: 18,2 km
  • Desnivel positivo: 310 m
  • Desnivel negativo: 460 m

El sendero recorre los bucólicos paisajes del Valle de Tobalina por acogedores pueblos campesinos y páramos agrícolas mientras la Ruta de los Sentidos busca la orilla del río Ebro. En la bajada hacia los meandros fluviales del gran río ibérico está la necrópolis de la Peña de San Vicente, en el pueblo de Quintana María. En el yacimiento hay unas 40 sepulturas excavadas en la roca de diferentes tipologías y tamaños, para adultos y niños, y todas orientadas con la cabecera hacia el oeste. Los expertos aseguran que es de época altomedieval, entre los siglos VII y XI. El sendero deja las tumbas medievales y sigue por un ambiente de campos agrícolas al lado de un canal de regadío hacia la villa de Frías.

El final de la cuarta etapa es el primer contacto con los meandros del Ebro en el paso por el puente romano de Frías, uno de los mejores ejemplos de puente fortificado de España. La construcción original es de origen romano, está en la calzada de una importante vía romana de la antigüedad, y fue reconstruido varias veces en la Edad Media para facilitar el paso entre las mesetas de Castilla y la costa del Cantábrico. En la entrada del puente se cruza el Camino Natural del Ebro GR-99. El castillo de Frías destaca sobre el apretado entramado del casco histórico de la ciudad. La fortaleza está encaramada sobre un peñasco aislado e inaccesible y fue decisiva en la defensa y control del Valle de Tobalina a partir del siglo XII. Las casas colgadas en el borde de La Muela donde se asienta parte del núcleo urbano, las puertas de la muralla, la torre del homenaje altiva y señorial, las fachadas de arquitectura popular y el rico patrimonio histórico, etnográfico y cultural reúnen en Frías uno de los conjuntos urbanos medievales mejor conservados y más vistosos en el variado y sorprendente camino de la Ruta de los Sentidos.

ETAPA 4 3
ETAPA 4 
 
 
Etapa 5 Frías/Trespaderne
  • Distancia: 19,9 km
  • Desnivel positivo: 600 m
  • Desnivel negativo: 580 m

El GR-85 deja la ciudad de Frías por el Convento del Vadillo, fundado en el siglo XIII para asistir a mercaderes, peregrinos y viajeros en el Camino Real que comunicaba La Rioja y Cantabria. Enseguida llega a la Hoz de Tobera, labrada por el torrente del río Molinar entre peñascos calcáreos. La fuerza de la corriente y los saltos naturales del agua fueron aprovechados durante la Edad Media por varios molinos, batanes y otros mecanismos hidráulicos. Las condiciones protectoras del desfiladero favorecieron que fuese refugio de eremitas. En la entrada de la garganta está el humilladero del Cristo y la ermita de Nuestra Señora, cuidando el paso por un sencillo y bello puente de piedra de un ojo sobre el agitado río Molinar, recuerdo de la calzada romana entre Briviesca y Orduña.

La Ruta de los Sentidos sigue por Villanueva de los Montes, atraviesa una pequeña sierra por laderas emboscadas y solitarias dentro del espacio natural protegido de los Montes Obarenes y vuelve de nuevo hasta la orilla del río Ebro en Cillaperlata, un interesante conjunto de arquitectura popular con evocaciones eremitas de la Alta Edad Media, cuando los ermitaños se refugiaban en los abrigos de la Cueva y el Covanuto. El sendero de gran recorrido sigue por la ribera del Ebro hacia Trespaderne. En el camino, aislada en una colina de la vega fluvial, está la ermita de las Encinillas, en el paraje donde tuvo lugar la Batalla del Negro Día entre árabes y cristianos. La leyenda cuenta que las tropas cristianas pidieron a la Virgen alargar el día hasta que derrotaron al ejército musulmán.

ETAPA 5 1
ETAPA 5 
 
 
Etapa 6 Trespaderne/Puente Arenas de Valdivieso
  • Distancia: 21,7 km
  • Desnivel positivo: 680 m
  • Desnivel negativo: 650 m

El track del GR-85 comienza la jornada senderista en el Área Recreativa del Río, en las afueras de Trespaderne cerca de la orilla del río Ebro, pasa por el puente de la Vía Verde Santander Mediterráneo y sigue un tramo por la carretera hasta el desvío de Tartalés de Cilla, en el comienzo de la fantástica travesía de la sierra de Tesla. El ambiente forestal es cautivador, los bosques de robles y encinas comparten laderas y barrancos con pinares de repoblación. El sendero sigue sin complicaciones las pistas forestales de la sierra, pasa por Tartalés de los Montes y desciende hasta Hoz de Valdivieso por el camino de la angosta garganta que da nombre al pueblo, abierto mediante un túnel al lado de la bonita cascada de Tartalés, un salto de agua de 30 metros de altura que brota entre los peñascos de la sierra.

El gran valle del Ebro abre de nuevo sus puertas a la Ruta de los Sentidos por los pueblos señoriales de la Merindad de Valdivieso, enmarcada de un modo impecable por los caprichos fluviales del Ebro entre el borde de los páramos de La Lora y la brava silueta de la emboscada sierra de Tesla. En los conjuntos urbanos hay casas solariegas, fachadas con blasones heráldicos, torres almenadas y palacios fortificados que son la herencia de la época de esplendor que vivieron los hidalgos y señores del valle de Valdivieso entre los siglos XV y XVIII. El broche del patrimonio monumental es la ermita de San Pedro de Tejada, en Puente Arenas, una maravilla del románico burgalés levantada en el siglo XII sobre un antiguo monasterio fundado en el año 850. La riqueza iconográfica de los canecillos muestra un extraordinario repertorio de temas lúdicos y eróticos.

ETAPA 6 3
ETAPA 6 
 
 
Etapa 7 Puente Arenas de Valdivieso/Tudanca de Ebro
  • Distancia: 18,3 km
  • Desnivel positivo: 630 m
  • Desnivel negativo: 590 m

El inicio de la etapa es un comienzo fantástico para una jornada senderista inolvidable. El GR-85 atraviesa el casco histórico de El Almiñé, con casas señoriales alrededor de la iglesia románica de San Nicolás, y sube por el viejo empedrado de la calzada medieval del Almiñé hasta la ermita de Santa Isabel, en el alto del Puerto de la Mazorra, antigua frontera de Castilla. La antigua vía romana ha sido llamada Camino de la Lana, Camino del Pescado o Camino Real, todos los nombres aluden al estratégico punto comercial entre la meseta castellana y los puertos del Cantábrico. En el páramo de la ermita de Santa Isabel, llamada también de Nuestra Señora de la Luz, había una Casa de la Lana para almacenar el producto de los rebaños castellanos. El contraste del páramo baldío y sin árboles con la vega del Ebro es impactante.

El sendero recorre la desolada planicie del páramo burgalés hasta Dobro y comienza un largo descenso por un nuevo y sugerente escenario ambiental. Ahedo de Butrón es una maravilla de arquitectura tradicional con casas de piedra de tipo montañés y restos románicos en la iglesia parroquial. El sendero sigue un camino campesino hasta la entrada del cañón del arroyo de Valdeahedo y definitivamente se hunde en las entrañas más bravas y grandiosas del gran cañón del río Ebro. El GR-85 atraviesa una angosta portilla en la salida del barranco de Valdeahedo y entra en la vega del Ebro cerca de Tubilleja, un bonito núcleo rural en el municipio del Valle de Zamanzas. Las marcas del sendero giran hacia la derecha, aguas abajo, y terminan la etapa en Tudanca de Ebro, donde también termina la carretera del valle.

ETAPA 7 3
ETAPA 7 
 
 
Etapa 8 Tudanca de Ebro/Soncillo
  • Distancia: 21,4 km
  • Desnivel positivo: 850 m
  • Desnivel negativo: 580 m

 

El GR-85 coincide con el Camino Natural del Ebro GR-99 en un paraje natural del cañón del Ebro espectacular. El río ha labrado una garganta de laderas inaccesibles entre Tudanca de Ebro y Cidad de Ebro. Los habitantes de estos pueblos construyeron un camino hace siglos excavando las paredes calizas de la garganta. Las condiciones escarpadas del terreno obligaron a dibujar varias curvas para superar la pendiente y el atrevido paso se conoce como desfiladero de los Tornos. En Cidad de Ebro el Camino Natural continúa acompañando al Ebro hasta la desembocadura y el GR-85 se aleja definitivamente del cauce del río por la muela de San Miguel de Cornezuelo, con hermosas casas de sillería y la iglesia románica de San Miguel, la referencia artística de los edificios religiosos en el valle de Manzanedo.

Los pueblos muestran una cuidada arquitectura popular del estilo montañés, con casonas de recios sillares, entramados de madera, balcones corridos y galerías en las fachadas. El sendero pasa por Consortes y en Lándraves comienza la travesía del desfiladero de las Palancas, un cañón angosto de unos metros de ancho en el arroyo de la Serna. El camino recorre el cauce del barranco en un par de tramos y en temporada de lluvias o fuerte caudal es complicado el paso sin mojarse los pies. El GR-85 sube al caserío de Munilla y sigue por la panorámica sierra de Munilla a Hoz de Arreba. En la recta final al pueblo de Soncillo aparecen las cuevas del Prisciliano, un famoso bandolero que usaba las cavidades de refugio. El complejo kárstico tiene tres galerías y unos 14 kilómetros de desarrollo. La entrada principal es la cueva de las Vacas, con una boca natural de 28 metros de ancho donde brota el manantial del río Trifón.

ETAPA 8 4
ETAPA 8 
 
 
Etapa 9 Soncillo/Puentedey
  • Distancia: 11,6 km
  • Desnivel positivo: 120 m
  • Desnivel negativo: 320 m

El cierre de la Ruta de los Sentidos hace honor a su nombre. El GR-85 ofrece una extraordinaria jornada senderista para hechizar los sentidos por parajes naturales de gran riqueza ambiental y pueblos que son maravillas de la arquitectura tradicional y la cultura popular del mundo rural de Las Merindades. Los hitos del camino recorren la cabecera del arroyo de la Gándara entre bosques y pastos ganaderos hasta las casas de San Cibrián. Las marcas rojas y blancas siguen un tramo por la carretera y se desvían por un sendero que baja al hayedo de las Pisas, una de las maravillas forestales de la Ruta de los Sentidos. En el inicio del descenso aparece el desvío de la cascada de las Pisas, un bello salto de agua estacional que merece la pena visitar. El camino es bastante empinado y termina en un puente de madera que salva el cauce antes de la cascada. Para volver al GR-85 se puede seguir por la orilla del arroyo sin subir al cruce anterior. El camino pasa por Villabáscones de Bezana y continúa por el bosque hasta Quintanabaldo, en el valle del río Nela.

La segunda parte de la etapa es completamente distinta. El sendero sigue el antiguo trazado del ferrocarril Santander Mediterráneo, convertido en vía verde para caminantes, corredores, ciclistas y las poblaciones locales que usan la vieja vía del tren para pasear. El ferrocarril fue un proyecto frustrado para comunicar los puertos del Mediterráneo y el Cantábrico por tren. El plan era poner vías desde Calatayud hasta Santander, porque ya existía un ferrocarril anterior entre el puerto de Sagunto y Calatayud, pero la barrera natural de la Cordillera Cantábrica dejó las obras paradas en Dosante para construir el túnel de la Engaña y entrar en Cantabria. El último tramo construido se inauguró en 1930 y estuvo funcionando hasta 1959, cuando se pararon definitivamente las obras por problemas económicos, cuando ya estaban prácticamente perforados los siete kilómetros del túnel de la Engaña. El GR-85 sigue la vía verde y llega al final del sendero en Puentedey, uno de los pueblos más bonitos y curiosos de la Ruta de los Sentidos por el arco natural de piedra que ha horadado el río Nela debajo del pueblo, una extraordinaria obra de la naturaleza que cierra los pasos del sendero de gran recorrido en las sugerentes y auténticas Merindandes burgalesas.

ETAPA 9 7
ETAPA 9 

Más información: visitalasmerindades.es

 

ESTAS SON LAS PRENDAS TÉCNICAS DE LURBEL RECOMENDADAS PARA EL GR 85 Y OTOÑO/INVIERNO 

La camiseta y pantalones que Lurbel recomienda para estos meses del año en los que comienza a llegar el frío están diseñadas para practicar deportes a muy bajas temperaturas y en condiciones extremas gracias a su exigencia térmica Feel Thermo Plus: a la vez que mantienen la temperatura corporal en su interior, evacúan el sudor al exterior mejorando el confort y erradican el olor por su poder antibacteriano.

 

CAMISETA MERINO LONG SLEEVES (con ergonomía masculina y femenina)

Camiseta térmica primera capa de manga larga con tecnología Performance Thermowool Merino, basada en un hilado sintético combinado con lana merina, una fibra natural con una alta capacidad de retención del calor corporal a la vez que evacúa el sudor y combate el olor por sus propiedades antibacterianas. La primera capa es un hilado de lana merina combinada con polipropileno de sección hueca que dota a la prenda de gran retención de la temperatura y transpirabilidad de forma natural; la segunda capa es un hilado de poliamida ionizado con plata y elastómero, que le confiere de una gran adaptabilidad y efecto antibacteriano.

Lurbel Long Sleeve Merino
Lurbel Long Sleeve Merino M (izda) y W (dcha)

 

PVP: 71,90 €

Cómprala aquí 

MERINO PANTS (con ergonomía masculina y femenina)

Malla térmica primera capa de lana merina, con tecnología Performance Thermowool Merino, basada en un hilado sintético combinado con lana merina, una fibra natural con una alta capacidad de retención del calor corporal a la vez que evacúa el sudor y combate el olor por sus propiedades antibacterianas. La primera capa es un hilado de lana merina combinada con polipropileno de sección hueca que dota a la prenda de gran retención de la temperatura y transpirabilidad de forma natural, y la segunda capa es un hilado de poliamida ionizado con plata y elastómero, que le confiere de una gran adaptabilidad y efecto antibacteriano.

mallas lurbel
Merino Pants H (izda) y M (dcha)

 

PVP: 52,90 €

Cómprala aquí 

 

CALCETÍN URSUS

Calcetín Bmax unisex ligero con tecnología BMax merino, que retiene la temperatura corporal y transporta la humedad al exterior, minimizando la irritabilidad por fricción y previniendo la aparición de ampollas gracias a un alto porcentaje de fibras biodegradables, como la fibra Regenactiv y la lana merino. Con propiedades antifúngicas y antibacterianas gracias a la Silver Base Layer y exigencia térmica Feel Thermo tech orientada a deportes en los que se registran fluctuaciones importantes de temperatura. Su estructura y composición combaten los principales causantes de las ampollas: sobrecalentamiento, humedad y fricción, a la vez que su estructura ergonómica de protección ESP (estructura plantar ESP desarrollada en colaboración con la Asociación Española de Podología Deportiva, AEPODE) refuerza los puntos de mayor fricción con el calzado de senderismo.

Calcetin Ursus BMax
Calcetin Ursus BMax

 

PVP: 23,50 € 

Cómpralo aquí 

 

Más información: lurbel.es

Montañas y prados fronterizos entre Zamora, León y Ourense

Relacionado

Senderos de gran recorrido con Lurbel: GR-84 por la Montaña de Sanabria

Senderos de gran recorrido con Lurbel: GR-180 por el Valle del Tiétar

Relacionado

Senderos de gran recorrido con Lurbel: GR-180 por el Valle del Tiétar

El GR-66, una ruta para enamorarse de los escenarios castellano manchegos

Relacionado

Senderos de Gran Recorrido con Lurbel: GR-66, el Sendero Castellano-Manchego

Etapa 4 Puente de la Venta 1

Relacionado

Senderos de Gran recorrido con Lurbel: GR-60, por los Pueblos de la Arquitectura Negra

Los mejores vídeos