Barmasse y Göttler a por uno de los grandes desafíos pendientes

La pared suroeste del Gasherbrum IV -todavía virgen- vivirá un envite limpio, ligero y de alto compromiso.
Jorge Jiménez Ríos -
Barmasse y Göttler a por uno de los grandes desafíos pendientes
Barmasse y Göttler a por uno de los grandes desafíos pendientes del Karakorum

Difícil por todos sus costados. Bellísima desde donde se mire. Atrayente desde que el alpinismo es alpinismo. El Gasherbrum IV (7.925 m) es una de esas montañas irresistibles para la vanguardia del montañismo. Con muchas opciones exploratorias, compromiso técnico y una elegante estampa, no es de extrañar que siga siendo uno de los grandes proyectos alpinos del Karakorum.

Escalada por primera vez en 1958 por Walter Bonatti y Carlo Mauri, la cordada de las cordadas, la atracción del GIV ha hecho volar hasta Paquistán a algunos de los equipos más preparados que han conocido las afiladas aristas del Baltoro. Wojciech Kurtyka, Greg Child o Alberto Iñurrategi se han medido con sus dificultades y sus confines vertiginosos. Ahora será el turno de Hervé Barmasse y David Göttler, quienes plasmarán la ambición de su imaginación en esa hoja en blanco, esa ladera oceánica y brillante que es la pared suroeste.

El buen estilo

“Lo más importante no será la cima, sino el estilo con el que intentaremos alcanzarla”, subraya el italiano Barmasse, cuya intención es acometer este casi ochomil en un estilo limpio, ligero, sin usar oxígeno ni sherpas, sin fijar cuerdas fijas y sin dejar residuos en la montaña. “Seguiremos los pasos de Bonatti, el gran explorador, pero usando la evolución del estilo que implementó Reinhold Messner en altitud”.

Barmasse y Göttler a por uno de los grandes desafíos pendientes del Karakorum

Barmasse y Göttler forman una de las duplas más interesantes del panorama global. Juntos ya doblegaban la pared sur del Shisha Pangma, en estilo alpino y en sólo 13 horas. A pesar de esa brillante experiencia, el Gasherbrum IV se presenta como un desafío mayúsculo. “Otros alpinistas capaces, inteligentes y fortísimos lo han intentado sin éxito”, continúa Barmasse, quien también encuentra espacio para el optimismo: “Sea como sea, tendremos nuestra oportunidad”.

Desde nuestras pantallas estamos a punto de ser testigos de una de esas historias de montaña de otra época... que supondría todo un hito dentro del himalayismo moderno. Envueltos por lo desconocido, Barmasse y Göttler tratarán de despejar una de las grandes incógnitas de este estandarte de la inaccesibilidad.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Mountain bike en el Cap de Creus, kayak en el río Ter y submarinismo en Roses para de...

Si aún tienes la idea de que la Costa Brava es un destino tradicional de playa y sol,...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

Así es el nuevo Original Multifunctional Headwear de BUFF®, un tubular fabricado a pa...

Un reto con el que soñamos todos los amantes de la aventura y naturaleza: cruzar los ...

Así son las Merrell Antora, os contamos al detalle cómo son las primeras zapatillas d...