Paisajes singulares: Tetas de Viana

Viajando por una de las joyas ambientales de la Alcarria

Tetas de Viana, los pezones de la Alcarria
Tetas de Viana, los pezones de la Alcarria

Los paisajes de la Alcarria constituyen uno de los pocos territorios de la gran meseta castellana que sin contener montañas destacadas muestran relieves grandiosos y singulares. Los principales valores y curiosidades de las panorámicas ambientales alcarreñas se deben a los acentuados contrastes entre los páramos altos, denominados alcarrias desde la época árabe, y las campiñas agrícolas de las vegas, recortadas entre estrechos y acentuados valles y empinadas cuestas que ensamblan todo este espectacular armazón geológico. Las Tetas de Viana (1.145 m) son el punto más elevado de la Alcarria, en la provincia de Guadalajara, y una de las mejores representaciones del vigor y efectividad de la erosión fluvial que desmanteló el primitivo páramo alcarreño hace miles de años, construyendo las singulares arquitecturas geográficas denominadas “cerros testigos”, que son montes aislados cuya existencia supone el residuo de una extensa llanura que ha sido completamente modelada por la erosión cuaternaria de los interfluvios alcarreños de la cuenca del río Tajo y sus afluentes. En Viana de Mondéjar nace el itinerario senderista denominado SL-2 Camino del Collado, de la red de rutas de ocio activo del municipio de Trillo, con destino en la cumbre de la Teta Redonda, la única que se puede ascender por una escalera metálica sin usar técnicas de escalada. La Teta Larga (1.142 m) está situada al noreste y es necesario realizar una arriesgada trepada para acceder hasta la cima.

IDENTIDAD Y NATURALEZA DEL PAISAJE

Los meandros del Tajo
El tramo del río Tajo entre la villa alcarreña de Trillo y el embalse de Entrepeñas es una preciosa sucesión de meandros fluviales de notable interés arqueológico y natural. En los abrigos de las paredes del cañón se han encontrado restos de culturas prehistóricas y las frondosas arboledas de las orillas del río son el hábitat de numerosas especies de aves, peces, reptiles, anfibios y mamíferos que aprovechan el refugio natural de los ecosistemas fluviales durante todo el año. Los meandros del Tajo a finales de otoño están especialmente bonitos.

Meandros del Tajo
 

Camino del Collado
El sendero SL-2 sale del pueblo de Viana de Mondéjar por el Camino de Santiago de la Ruta de la Lana hacia Trillo, que tiene las universales flechas amarillas pintadas en los árboles y las piedras. La ruta de las Tetas de Viana pasa la zona recreativa y se desvía hacia la izquierda por una vereda bastante empinada que conecta con la pista forestal del Camino del Collado. En el espectacular collado situado entre las dos Tetas hay que seguir subiendo por el carril unos 200 metros, hasta que se convierte en un estrecho sendero de montaña que lleva hasta la escalera metálica, el único lugar de acceso para entrar en la meseta de la cumbre de la Teta Redonda. 

  

Cerro de Hita, en nuestra colección Paisajes Singulares

Relacionado

Paisajes singulares: Cerro de Hita

Barrancas de Castrejón, un paisaje de película

Relacionado

Paisajes singulares: Barrancas de Castrejón

Barbate en nuestra serie Paisajes Singulares

Relacionado

Paisajes singulares: acantilados y pinares de Barbate

Los mejores vídeos