Denis Urubko sobrevivió a una caída a 7.600 metros

Los polacos intentar hollar el último gran bastión del invierno en el Himalaya. El último ochomil. Y el más difícil.
Jorge Jiménez Ríos -
Denis Urubko sobrevivió a una caída a 7.600 metros
Denis Urubko sobrevivió a una caída a 7.600 metros

Expedición invernal al K2 en vivo

Los polacos intentar hollar el último gran bastión del invierno en el Himalaya.
El último ochomil. Y el más difícil.


LIVE - Última actualización - 1/3 (13:40 pm)

"¡Voy a las montañas a disfrutar de la vida!", eso grita Marek Chmielarski en una de las tomas del vídeo que ha compartido la expedición polaca. Chmielarski, junto a Artur Małek, superaban los 6.500 metros en las últimas jornadas, siguiendo la solitaria huella de Denis Urubko, ahora fuera de la expedición. Los próximos días serán clave para las intenciones de la expedición dirigida por Wielicki, que depende de las condiciones meteorológicas para enfrentarse a este reto invernal e histórico.

Aquí podéis ver el vídeo.

LIVE - 28/2 (15:30 pm)

Aunque sin confirmación con datos GPS, Denis Urubko alcanzaba alrededor de los 7.600 metros en su último intento, en solitario. Es la sexta vez que se supera la barrera de los 7.200 metros en una montaña que lleva más de tres décadas resistiendos los envites de los alpinistas más arrojados del momento. Estos son los hitos de altitud hollados en la "Montaña Salvaje" durante la estación fría.

LIVE - 28/2 (10:30 am)

Hervé Barmasse, uno de los mejores ejemplos de lo que es el alpinismo de vanguardia y exploración, ha querido opinar sobre lo sucedido en el K2. En unas interesantes reflexiones, en las que no sólo defiende y muestra su admiración por Denis Urubko, comprende su uso del calendario nacional de Nepal (y China), en el que el invierno comienza el 1 de diciembre y concluye el 28 de febrero. "Denis es como una estrella de otra época". 

Artículo completo en este enlace.

LIVE - 8/2 (00:05 am)

Alcanzó los 7.600 metros, cayó en una grieta y sobrevivió para contarlo. "Gracias a mi padre por la intuición que llevo en la sangre", relata Denis Urubko en una pequeña crónica sobre su intento en solitario. En lo más crudo del invierno, Urubko salía airoso de una auténtica batalla contra la meteo.

Artículo completo en este enlace.

LIVE - 27/2 (18:00 pm)

Alex Txikon da por concluido su intento de firmar la primera ascensión invernal del Everest sin oxígeno. Tras barajar diferentes posibilidades y a la vista de que el permiso acaba el día 28, además de que no se aproxima una ventana de buen tiempo hasta el 14 de marzo, el alpinista vizcaíno y su equipo dan por finiquitada su expedición, y se retirarán mañana del Campo Base (a 5.350 m), donde han pasado estos dos últimos meses. La meteorología no ha jugado a favor del alpinismo.

“La verdad es que no son momentos fáciles, mi mayor ilusión era pasar de ese Campo 4 hacia cima, pero la montaña es la que decide, y era imposible avanzar con esas condiciones. Al fin y al cabo, lo más importante es que todo el equipo vuelva sano y salvo para poder seguir soñando y disfrutando en la montaña”, explica Alex Txikon. 

Artículo completo en este enlace.

LIVE - 27/2 (17:00 pm)

Janusz Golab, de 50 años, está viviendo desde un papel más anónimo todo lo que está sucediendo alredor de la expedición invernal al K2. Tras darse por cerrada la situación con Denis Urubko, que abandonba el grupo tras su intento en solitario a la cumbre, llega el momento de hacerse la pregunta: ¿podrá la expedición coronar la montaña en marzo? Los partes no son prometedores y quizá la única ventana que permita pasar a la acción, se de a principios de marzo. Además, la cordada que iba a servir como punta de lanza, formada por Urubko y Adam Bielecki, se ha roto. "Puedo acompañar a Adam a la cima, siempre que las condiciones permitan estar un par de noches entre los 7.200 y los 7.400 metros", afirma Golab, que reconoce que las posibilidades de éxito han disminuido. 

Janusz necesitaría aclimatarse a esa altitud, donde está situado el Campo 3, antes de enfrentarse al asalto final. "Conozco la parte superior del K2 y conozco mis posibilidades. Sé que es posible".

Artículo completo en este enlace.

LIVE - 27/2 (13:00 pm)

Anna Czerwińska: “No entiendo como Urubko pudo exponerse a un riesgo tan enorme”. Al habla una de las personalidades más influyentes del alpinismo polaco, compañera de Wanda Rutkiewicz  en aquella primera femenina e invernal a la norte del Cervino, en 1978. "Denis me salvó la vida", recuerda, "pero en este caso estoy de acuerdo con Wielicki. Si decides formar parte de un equipo, debes someterte a las decisiones del jefe".

Podéis leer sus declaraciones en este enlace.

LIVE - 27/2 (12:40 pm)

Wielicki, muy decepcionado con Urubko. “Lo conozco desde hace veinte años, éramos amigos y espero que podamos seguir siéndolo, a pesar de que lo que ha hecho lo ha arruinado todo. Estoy muy decepcionado”, reconoce Wielicki. “Urubko no se disculpó conmigo y no espero que lo haga”. En un comunicado oficial también advierte que se ha prohibido al kazajo usar la red WiFi del CB, tras enviar varios mensajes a los medios criticando a los miembros de la expedición.

Podéis leer sus declaraciones en este enlace.

LIVE - 27/2 (10:51 am)

Tras tres jornadas de intenso trabajo en el K2 invernal, Marcin Kaczkan y Maciej Bedrejczuk ya han regresado al CB. ¿Habrá conjura del equipo para un asalto temprano en marzo?

LIVE26/2 (20:15 pm)

En una entrevista concedida en el Campo Base, Denis Urubko explica los motivos que le han llevado a su asalto en solitario. "De no haberlo intentado estaría furioso conmigo mismo". Podés leer sus declaraciones en el siguiente enlace.

 

LIVE - 26/2 (17:00 pm)

Denis Urubko comienza a asumir las consecuencias de su acto de rebeldía y, por consenso general, se ha decidido que abandone las filas de la expedición polaca. En un comunicado oficial, el equipo afirma que "Denis Urubko, fiel a sus propias convicciones sobre el alpinismo invernal, ha decidido abandonar la expedición al K2. Una decisión que ha sido aceptada por el resto de miembros del equipo, que no han encontrado una vía de colaboración con Denis tras su intento a la cima en solitario".

Denis siempre ha defendido que él considera como ascensión invernal la que se produce entre el 1 de diciembre y el 28 de febrero, motivo por el cuál se lanzaba en pos de este magno desafío antes de que concluyera el mes. "Me imaginaba que iba a acabar dimitiendo", reconoce Wielicki para quien Urubko es como "un hijo rebelde". El líder de la expedición tacha a Urubko de hombre de honor, pero afirma que su tiempo en la expedición había acabado tras la desobediencia. 

Los partes muestran una buena ventana para intentar la ascensión a partir del 4 de marzo.

Los planes del equipo pasan ahora por juntarse en el CB mañana. Marcin kaczkan y Maciek Bedrejczuk, han movido el Campo 2 hasta los 6.700 metros, como pretendía Wielicki, y pasarán allí la noche. Marek  Chmielarski y Artur Małek reposan sobre los 6.500 metros. Mañana todos descenderán al Campo Base a la vista del empeoramiento de la meteo.

LIVE - 26/2 (13:10 pm)

¡Denis Urubko ya ha llegado al Campo Base del K2!

Hasta aquí más de 24 horas trepidantes en el corazón del invierno del Karakorum. Cambiamos las jornadas de acción en la montaña por las de reflexión en el Campo Base. Algunas fuentes afirman que Denis no ha querido hablar con nadie y ha ido directamente a buscar la soledad de su tienda. Krzysztof Wielicki se plantea expulsarle del equipo.

Sobre las otras dos cordadas en la montaña, Maciej Bedrejczuk y Marcin Kaczkan abandonan su plan de pernoctar en el C3 y descienden también debido a las pésimas condiciones meteorológicas, principal causante de la retirada de Urubko. Marek Chmielarski y Artur Małek mantendrían sus intenciones de pasar la noche en el Campo 2.

De acuerdo al estudio de las previsiones, la meteo se mostrará totalmente impredecible a partir de ahora. "La previsión cambia constantemente", explica Janusz Golab.

Denis Urubko llegando al CB del K2 tras su tentativa en solitario. Foto: Oswald Rodrigo Pereira.

LIVE - 26/2 (12:22 pm)

¿Rebelión interrumpida o reacción a la impotencia? Mientras Urubko continúa su descenso en el K2, siguen apareciendo opiniones de gente cercana al alpinista. "Estoy muy triste por la crítica masiva a Denis Urubko". Bogusław Magrel, amigo de Denis y miembro del Club Alpino Polaco, se refiere así a la polémica despertada por el asalto en solitario al K2. En una entrevista concedida a Sport.pl, subrayaba que Denis tiene el pasaporte polaco desde hace tres años. "No asciende con una hoz y un martillo, lleva el emblema polaco estampado en el pecho. Es una lástima que la gente se olvide de eso". Magrel también opina sobre las intenciones de Urubko. "No lo convirtamos en un loco. Creo que no tenía intención de hacer cima, sino de recoger sus cosas de los campos superiores y marcharse a casa". Los desacuerdos de Denis con la estrategia planteada por Wielicki podrían haber precipitado los acontecimientos. "Desde el principio estaba claro que el clima no permitiría hacer cima. Incluso un escalador tan fuerte como Urubko no puede lograrlo en condiciones tan terribles".

"Estaba muy preocupado. Nos espera una conversación difícil", reconocía Adam Bielecki a Robert Jałocha, en el Campo Base. "Ahora que está sano y salvo, podemos respirar tranquilos. No teníamos ningún contacto con él y no sabíamos lo que estaba sucediendo en la parte superior de la montaña". Denis ofreció a Bielecki, su principal compañero de cuerda durante las últimas semanas, la posibilidad de acompañarle en el intento a cima. "No ví ninguna posibilidad de éxito. De lo contrario habríamos ido juntos, con el consentimiento de los managers del equipo. Era un ataque condenado al fracaso".

LIVE - 26/2 (9:22 am)

Denis Urubko camino del Campo Base. Modeladas por la fuerza del viento, las laderas del K2 resisten otro envite invernal. Como muestra la foto del polaco Rafa Fronia, acudir a esta montaña es echar una partida de poker contra la roca, el hielo y los dioses de la meteo.

Formas improbables cinceladas por el viento en el K2. Foto: Rafa Fronia / 

LIVE - 26/2 (7:30 am)

Denis Urubko desciende. Ahora se encuentra en el C2, según comunica Krzysztof Wielicki. El viento ha frenado el audaz plan del alpinista kazajo. Denis está bajando al Campo Base, tras pasar la noche por encima de los 7.400 metros, en una grieta, como han informado a Oxígeno fuentes desde el pie de la montaña.

Imagen de la pasada noche en el Campo Base del K2. Foto: I.Z. /

LIVE - 26/2 (7:00 am)

Marcin Kaczkan y Maciej Bedrejczuk se dirigen al C3, donde podrán encontrar pistas sobre el ataque de Denis Urubko. La cordada de Marek Chmielarski y Artur Małek, en ruta hacia el C2.

Michal Leksinski, portavoz de la expedición, en una entrevista concedida esta mañana a la BBC, sugería que el plan de Denis Urubko podría ser salir hoy desde los 7.200 metros, donde está situado el C3, hasta la cima. “Suponemos que el viento le ha detenido allí”. 

Sobre el estado de la meteo, Michal asegura que el día todavía es soleado, aunque alerta de un inminente empeoramiento. "Hoy es realmente el único día en que se puede estar allí arriba".

Una cita con la historia

"No cogió ninguna radio porque no tiene la intención de pedir ayuda". Krzysztof Wielecki, líder de la expedición invernal en el K2, ve así de claras las ambiciones de Denis Urubko. Según sus palabras, hoy Denis podría acometer el asalto definitivo a la montaña de las montañas, en condiciones duras, en un acto de rebeldía, que recuerda a los grandes relatos alpinos. Aquellos que nos engancharon a esta actividad de colosos.

De hollar la cumbre en solitario, además de firmar la primera invernal, el alpinista kazajo (recientemente nacionalizado polaco), se apuntaría una de las ascensiones más brillantes de siempre. Si ya se le consideraba uno de los mejores himalayistas de las últimas décadas, de culminar su formidable tentativa se codearía con mitos como Messner, Bhül... o el propio Wielicki. Éste inciaba el largo camino del invierno en los gigantes del Himalaya con la ascensión del Everest, en 1980. El controvertido intento de Denis podría poner el broche dorado al círculo inciado por los polacos: cuatro décadas de brega con las cimas más exigentes del planeta, en un canto a la curiosidad del ser humano.

El parte meteorológico advierte de condiciones muy severas, con vientos de 60 km/h y temperaturas que podrían oscilar entre los -25º y los -45º según avance la jornada y Urubko gane altitud. En el día de ayer, Marcin Kaczkan y Maciej Bedrejczuk alcanzaban el C2, y la cordada de Marek Chmielarski y Artur Małek ascendían hasta el C1. Hoy tomarán los siguientes campos de altura, que han equipado para atender una posible emergencia. Su intención es llegar al C3, situado sobre los 7.200 metros, donde además comprobarán si Denis ha continuado con su ascensión, ya que no hay noticias suyas desde ayer por la mañana, cuando partía sin la autorización del equipo, para tratar de humanizar la montaña. Urubko abandonaba el primer campo de altura sin llevar radio o GPS. "Cuando nuestro equipo llegue a 7.200 metros, sabremos si Denis ha seguido ascendiendo", confirmaba desde el CB Janusz Majer.

Por ahora, todo lo que se conoce de la situación de Denis es que ayer buscaba superar la barrera de los 7.200 metros. De lanzar el ataque, Urubko se enfrentaría a una arriesgada escalada de cerca de 1.400 metros. Un intento sin precedentes. Sólo tipos vanguardistas como Adam Bielecki o el desaparecido Alberto Zerain han logrado algo similar en el K2... en verano. La otra opción pasaría por un vivac a unos 600 metros de la cumbre. Una barbaridad. La mayor cota que se ha pisado en el invierno de la montaña es de 7.650 metros, precisamente a manos de Urubko en 2003.

No hay cuerdas instaladas en el Cuello de Botellaun peligroso callejón dominado por el serac masivo que surge al este de la cumbre. Eso significa un asalto en estilo alpino desde el C3, donde Urubko tiene las últimas provisiones.

Krzysztof Wielecki, decepcionado con Urubko

Desde ayer, nadie ha tenido contacto con Urubko. Las últimas noticias le situaban en el C1 donde se encontraba con Marcin Kaczkan y Maciej Bedrejczuk, negándose a establecer contacto por radio con Wielicki, jefe de la expedición. "Conozco a Denis desde hace muchos años, somos amigos. No pensé que llegaría a esto", reconocía al medio polaco TVP Info, en una entrevista por radio. "Me llevé una sorpresa cuando dijo que no quería hablar conmigo desde el C1. Me duele que lo haya hecho personal". Emociones aparte, la prioridad del equipo sigue siendo asegurar la ascensión de su colega ingobernable. "Es un gran luchador, y por un lado lo entiendo, pero es un invitado de esta expedición y debería haber seguido las reglas", concluye Wielicki, que no oculta su decepción. "Su pasión por esa cima es tan grande que incluso ha puesto en peligro nuestra relación".

En 2002, Wielicki publicaba su célebre Winter Manifesto, un llamamiento a las nuevas generaciones de Polish Ice Warriors, por su "juventud y ambición", para regresar al K2 y "acabar el trabajo".

Miembros de la expedición polaca de 1980.
El 17 de febrero, Wielicki y Cichy inaguraban las ascensiones
invernales en el Himalaya con la cima del Everest.

La situación en la montaña 

La previsión meteorológica es alarmante para las intenciones de Urubko. Hoy el viento ascenderá hasta los 60 km/h por encima de los 8.000 metros. Para las siguientes jornadas el parte no es mejor. El día 27 llegarán vientos de hasta 70 km/h, con cielos cubiertos y nevada. El día 28 el viento continuará soplando peligrosamente, pero el sol volverá a calentar las laderas del K2. A partir del día 4 de marzo se abre una ventana de buen tiempo. "Con ese viento la ascensión es imposible", advierte Majer. Wielicki, en palabras para el canal TVN 24, también se mostraba inquieto: "Urubko probablemente atacará la cumbre mañana, estoy preocupado por su descenso". Pocos hombres hay más expertos en el Himalaya que Wielicki, en cuyo currículum aparecen tres primeras invernales en los ochomiles (Everest, Kangchenjunga y Lhotse).

Preparados para un posible rescate

"Estamos aquí juntos y debemos tomar decisiones juntos", sigue Wielicki en TVP. "Todo el equipo está preparado para ayudar. Hemos subido botellas de oxígeno a los diferentes campos, porque no sabemos lo qué puede pasar. Es nuestro deber, no importa la opinión que tengamos sobre el intento".  El líder de la expedición admite que Urubko podría tener éxito en el ataque a cima. "Es un alpinista genial, eficiente y está bien aclimatado", reconoce antes de insistir sobre el deterioro del clima en los bastiones superiores del K2. "Nevadas, viento fuerte... puede desorientarse en el descenso. Pasando por alto su comportamiento, tengo miedo por él". Wielicki también apunta al resto de miembros de la expedición. "Denis no parece darse cuenta de qué está exponiendo a todos. Dos de nuestros equipos están listos para acudir si hay una emergencia, pero ¿qué le sucederá a aquellos que vayan al rescate? Prefiero no pensarlo".

Mentalidad militar

Si hay un alpinista que puede comprender lo que sucede en la mente de Denis Urubko, ese es el italiano Simone Moro, uno de sus compañeros más prolíficos desde hace más de una década. Juntos, vencían al invierno del Gasherbum II en 2011, formando equipo con el americano Cory Richards. Este diciembre, antes de que partiese la expedición polaca al K2, Moro avisaba: "Tiene mentalidad militar rusa. Es muy fuerte y no tiene miedo. Esas son excelentes cualidades, pero que deben ser manejadas adecuadamente para prevenirle de correr un riesgo estúpido o fatal". 

Richards también alababa las habilidades del kazajo. "Es pura fortaleza mental. Tiene convicciones firmes sobre como deben hacerse las cosas y la capacidad para llevarlas a cabo. Sólo hace falta mirar su carrera alpina. Es, de lejos, uno de los más fuertes en el juego de los ochomiles". Y concluye: "Quiere quitarse una espina clavada, y tiene más experiencia que cualquier otro del equipo".

Aniversario en el Nanga

Hoy, 26 de febrero, se cumplen dos años de la primera ascensión invernal al Nanga Parbat, protagonizada por Alex Txikon, Simone Moro y el paquistaní Ali Sadpara, con el notable apoyo de Tamara Lunger, que se retiraba a apenas cien metros de la cumbre. Otra actividad que fue directa a las enciclopedias del alpinismo y que dejaba la inédita invernal del K2 como el último gran problema a resolver en los Himalayas. 

Esa hermosa mole solitaria que es el Nanga volvía a ponerse en el tintero esta temporada a causa del rescate de Elisabeth Revol, encabezado por Denis Urubko y Adam Bielecki, a los que agradecerá su solidaridad y tesón de por vida. La alpinista francesa, que hollaba la cima antes del conmovedor descenso, se convertía en la segunda mujer en la historia en ascender un ochomil en invierno. Lo hacía junto a ese asombroso polaco, Tomek Mackiewicz, que pagaba el precio más alto por la cumbre. 

Iremos actualizando este artículo a medida que se desarrolle la ascensión. #GoDenis

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...