Aves marcadas con GPS serán las nuevas "Centinelas del veneno"

La iniciativa “Centinelas del veneno” da visibilidad a miles de aves equipadas con las últimas tecnologías en seguimiento GPS que permiten intervenir urgentemente y recabar pruebas contra el uso ilegal de cebos envenenados

WWF España

https://youtu.be/Bx5kfqxselI

WWF ha presentado su nuevo proyecto “Centinelas del veneno”, en el que 6 aves equipadas con dispositivos GPS liderarán la lucha contra el uso ilegal del veneno en la que ya participan miles de aves por todo el país. El evento ha contado con la participación de técnicos de GREFA, SEPRONA y el Servicio Cinológico de la Guardia Civil, de la Estrategia Andaluza Contra el Veneno y de WWF, que han resaltado la utilidad de estos dispositivos para identificar los casos, recabar pruebas y poder identificar a los culpables de estos delitos. El veneno ha acabado con la vida de más de 200.000 animales en los últimos 30 años.

Escobalón, Jara, Montejo, Yelmo, Timón y Salvia son los 6 centinelas elegidos para liderar y representar la importante lucha contra la presencia ilegal de veneno en el campo que llevan a cabo los miles de aves marcadas que recorren nuestros cielos cada día. Con la campaña “Centinelas del Veneno” WWF busca dar visibilidad a estas aves que recorren zonas de máxima incidencia de veneno en nuestro país. La web de Centinelas www.centinelasdelveneno.es permitirá que cualquier persona pueda seguir las aventuras de estos y otros centinelas del veneno, así como estar informados de las noticias más relevantes sobre este tema.

Según el último informe sobre la situación del veneno en España de 2020 de WWF y SEO/BirdLife, solo entre los años 1992 y 2017, se han cometido más de 9.700 de estos delitos contra la fauna, con un resultado de más de 21.260 animales muertos por consumo de cebos envenenados. Una elevada cifra que, no obstante, es muy inferior a la real, que podría llegar a más de 200.000 animales, puesto que se estima que sólo se detectaron entre el 10 y el 15% de los casos.

54879
 
Marcaje de milanos con GPS

Por suerte, las nuevas tecnologías con las que se equipan a las aves para hacer seguimiento para su conservación, los convierte en auténticos Centinelas del veneno. Estas tecnologías han incrementado su efectividad exponencialmente en los últimos dos años, lo que sumado al número de aves marcadas, ha hecho que se esté produciendo una mejora en la detección de estos estos delitos, como así han resaltado durante la presentación los especialistas participantes de GREFA, el SEPRONA y el Servicio Cinológico de la Guardia Civil, así como de la Estrategia contra el Veneno de la Junta de Andalucía.

Así, gracias al enorme salto de la tecnología de seguimiento de aves en los últimos dos años, los dispositivos actuales permiten no solo localizar al animal casi en tiempo real, sino que la precisión de los datos emitidos sobre los últimos lugares de alimentación del ave es tal, que pueden considerarse pruebas periciales en el juicio.

Cada vez son más las organizaciones y entidades investigadoras que trabajan siguiendo a estos y otros muchos Centinelas para fines de conservación pero también para aprovechar esta misión de vigías. Por citar algunos ejemplos, solo GREFA, entidad que colabora en el marcaje y seguimiento de los centinelas de WWF, tiene marcadas casi 800 aves, y el Ministerio para la Transición Ecológica ha facilitado el marcaje de más de 2000 aves en los últimos años.

GqwyYcEQ
 
Son varios los ejemplos de casos que se han podido detectar y llevar a juicio gracias a que una de las aves afectadas por la presencia de cebos envenenados estuviera marcada con emisor GPS. Cabe destacar el del alimoche Atlas, marcado por WWF, que destapó el envenenamiento masivo de especies protegidas en Extremadura, caso que acabó con una condena de 30.000 € de multa y tres años de inhabilitación profesional para el culpable.
Además de las aves centinelas, se ha subrayado la utilidad de otros vigilantes en la lucha contra el veneno, como los perros y sus guías especializados, cada vez más eficaces y mejor utilizados, tanto por la Guardia Civil como por algunas CCAA con unidades caninas propias.

Según Gema Rodríguez, responsable del programa de especies de WWF, “se ha avanzado mucho en la detección, investigación y persecución del veneno en España, y concretamente en regiones como Andalucía, por lo que somos un referente a nivel europeo. Sin embargo, el veneno todavía es un gran problema de conservación, como muestra el reciente envenenamiento masivo de aves ocurrido en Salamanca, y por eso es fundamental incrementar los recursos para la detección y persecución legal de este delito. La presencia de miles de centinelas del veneno surcando nuestros cielos es sin duda una de las mejores herramientas que disponemos".
 

Nuevas herramientas legislativas permitirán proteger el lobo en nuestro país.

Relacionado

Una victoria para el lobo ibérico

El verano del lince

Relacionado

El verano del lince

Los mejores vídeos