A por el Manaslu en invierno y en estilo alpino

Los nepalíes Tenji Sherpa y Vinayak Jaya Malla se han propuesto un objetivo de mucha envergadura para este invierno.

Manaslu, 8,136 metros
Manaslu, 8,136 metros

El alpinismo de Nepal lleva un tiempo tratando de asentarse en la vanguardia, y gracias a estrategias de comunicación como la de Nirmal Purja, sus actividades empiezan a estar también muy presentes en los medios especializados. Tras muchas décadas de servir de apoyo a las expediciones occidentales, ahora buscan con asiduidad sus propios objetivos deportivos. El mismo Nims, que acudirá al masivo intento en el K2, es también patrocinador de una ambiciosa tentativa en el Manaslu este invierno. Serán Tenji Sherpa y Vinayak Jaya Malla, dos guías profesionales de Nepal, los que protagonicen un intento "by fair means" en la octava montaña más alta del planeta y en el peor momento posible.

Una cordada íntima y ligera, en estilo alpino y sin el uso de oxígeno artificial. Toda una aventura para que los aficionados y puristas del estilo encuentren refugio este invierno, más allá de la controversia que va a rodear el K2.

El dúo compartirá campo base con Alex Txikon y Simone Moro, que a falta de confirmar los detalles de su plan, también intentarán el Manaslu esta temporada. Será el tercer envite de Simone para hacerse con esta ascensión invernal.

Vinayak Jaya Malla tiene reputación de ser uno de los guías más fuertes y diestros de Nepal, habiendo liderado con éxito diversas expediciones en los ochomiles, incluyendo el propio Manaslu. Además es un buen conocedor de la exigencia técnica de los Alpes. Tenji Sherpa, por su parte, es ya un viejo conocido del gran alpinismo, habiendo sido uno de los compañeros fundamentales de Ueli Steck. Juntos, abordaron ascensiones muy comprometidas como la cara Norte del Cholatse en 2015. Tenji es además heredero de un estilo innegociable:en alpino y sin oxígeno. En su currículum aparecen seis ascensiones al Everest, el Lhotse y también el Manaslu.

La primera cima invernal del Manaslu caía en manos polacas el 12 de enero de 1984, gracias al impulso de Maciej Berbeka y Ryszard Gajewski. Sin embargo, la expedición había llegado a la montaña el 3 de diciembre y para la entrada del invierno, ya se había explorado y equipado la ruta hasta el C3 (por encima de los 7.000 metros). Es decir, queda pendiente una ascensión que se realice íntegramente durante el invierno astronómico.

 

Tamara Lunger participará en el multitudinario asalto invernal al K2

Relacionado

Tamara Lunger también atiende a la llamada del K2

Reinhold Messner sobre Nirmal Purja

Relacionado

Reinhold Messner sobre el récord de Nirmal Purja

El invierno amenaza a Simone Moro y Tamara Lunger

Relacionado

Simone Moro: "El invierno es para quienes tienen más paciencia y sabiduría"

Los mejores vídeos