Marc Toralles y Bru Busom escalan la cara sur del Denali

La cordada catalana repite la "Slovak Direct", una de las rutas más exigentes de Alaska
Oxigeno -
Marc Toralles y Bru Busom escalan la cara sur del Denali
Marc Toralles y Bru Busom escalan la cara sur del Denali

Los escaladores catalanes Marc Toralles y Bru Busom han firmado una sobresaliente ascensión en la cara sur del Denali, logrando la primera repetición nacional de la dificilísima "Slovak Direct", un rutón de 2.600 metros (AK VI, AI6, M6, A2), abierto en 1984 por Blažej Adam, Tono Križo y František Korl.

El Denali es la montaña más alta de América del Norte, con una altitud de 6.190 m. Está situado en la cordillera de Alaska, en el centro-sur del estado americano. A pesar de no ser uno de los más altos del mundo, el desnivel que hay que superar (unos 4.000 m desde el campo base), junto a las bajas temperaturas, dada su cercanía al Círculo Polar Ártico, hacen del Denali uno de los picos más exigentes del universo alpino.

Debido a su altísima exigencia, no son muchas las repeticiones a esta futurista "Directa Eslovaca"; se pueden contar con los dedos de una mano y entre sus pretendientes han figurado leyendas como Steve House, Mark Twight o Ben Gilmore. “Ha sido una de las escaladas más intensas de nuestras vidas. No la hemos encontrado en las mejores condiciones, pero ya estamos acostumbrados...”, afirmaba Marc Toralles, que junto a Bru Busom ya escaló en octubre el Corredor de los Japoneses en un solo día.

La ruta más exigente

Ya desde el inicio, la expedición comenzó con más dificultades de las esperadas: “La aproximación por la Seattle Ramp fue compleja debido a las recientes nevadas que tapaban por completo las grietas. Tuvimos que abrir huella durante toda la jornada, lo que hizo que llegáramos a pie de pared más fatigados de lo que esperábamos”, explican los alpinistas. Las fuertes nevadas llegaron a acumular unos 20 centímetros de grosor en algunas zonas causando avalanchas continuas durante toda la noche.

Largos de nieve, mixto y hielo con purgas constantes fueron el resumen del segundo día de expedición. Sin embargo, tal y como afirman los escaladores “la jornada finalizó en uno de los vivacs más espectaculares que hemos realizado jamás”.

Sur del Denali

Durante la tercera jornada, llegaron los momentos más tensos a causa de las avalanchas constantes y la imposibilidad de una retirada que obligó a la expedición a continuar avanzando y confirmando el grado M8. “Debido a la mala visibilidad y al no encontrar la ruta, abrimos una variante de M6 expuesta.” explican.

Las gélidas temperaturas y la altitud, complicaron la noche previa a la llegada a la cumbre. A las 19h de la tarde, se logró una hazaña que Buson y Toralles califican de “más dura de la esperada”. Un duro itinerario que aseguran haber vivido intensamente y que suman un nuevo logro para esta pareja de escaladores que llevan tiempo compartiendo retos por medio mundo.

LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Un relato sobre el fracaso, los mosquitos y el abandono de calzoncillos.

Te recomendamos

Tres años consecutivos ayudando a mujeres deportistas a alcanzar sus metas...

Petzl presenta su nueva joya, la linterna frontal más potente de su colección, con la...

A veces sólo basta con poco más de una hora para llegar al fin del mundo...

Las tecnologías para el rendimiento alcanzan una nueva cota gracias al sistema HeliXC...

Con fibra natural que garantiza el bienestar de las ovejas...

Mountain bike en el Cap de Creus, kayak en el río Ter y submarinismo en Roses para de...