Así rescata un helicóptero a dos alpinistas a 6.000 metros

Ha ocurrido en el Ultar Sar (7.388 m), en el que fallecía Christian Huber.
-
Así rescata un helicóptero a dos alpinistas a 6.000 metros
Así rescata un helicóptero a dos alpinistas a 6.000 metros

La melodía de la tragedia sonaba sobre el Ultar Sar la pasada semana. Este sietemil del Karakorum era el objetivo principal de un equipo ligero de alpinistas formado por el austriaco Christian Huber y los británicos Bruce Normand y Timothy Miller, a los que les sorprendía una avalancha cuando descansaban en el segundo campo de altura, establecido sobre los 5.900 metros. Christian Huber no sobrevivía a la desafortunada furia de la montaña, mientras que sus compañeros, heridos, acababan siendo rescatados el pasado domingo por un helicóptero del Ejército de Paquistán. Ambos se encuentran ya fuera de peligro, en gran medida gracias a la pericia del piloto. Otro gesto de arrojo llevado a cabo en los Himalayas, llevando un helicóptero (y una vida) al límite de lo posible.

El Ultar Sar, de 7.388 m y alojado en la cadena del Batura Muztagh, fue escalado por primera y segunda vez en 1996 por un equipo japonés, y sólo hay registro de otra ascensión posterior a cargo de una expedición británica-paquistaní.

También te puede interesar

Meses después del rescate en el Nanga Parbat, la francesa recuerda a su compañero desaparecido.

Crónica de un rescate improbable.

Hablamos con el líder de la expedición polaca en el K2, que envío a cuatro hombres para un rescate improbable en el Nanga Parbat.

Te recomendamos

El periodo de inscripción para la 5ª edición de esta marcha (4 de agosto, sobre 3 dis...

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...