Caroline Ciavaldini: "Como un sueño vago e imposible, Voie Petit se convirtió en mi gran meta"

Jorge Jiménez Ríos -
Caroline Ciavaldini: "Como un sueño vago e imposible, Voie Petit se convirtió en mi gran meta"
Caroline Ciavaldini: "Como un sueño vago e imposible, Voie Petit se convirtió en mi gran meta"

La pasada semana Caroline Ciavaldini añadía su nombre a la corta y reputada lista de repetidores de Voie Petit, una de las rutas más salvajes y exigentes de los Alpes, que además de exigir escalar por encima de los 3.500 metros de altitud, requiere de una disciplina mental tremenda. La línea que se estira por el oceánico granito del Grand Capucin fue abierta en 1997 por el mítico Arnaud Petit y Caroline, escaladora del equipo de The North Face, se ha convertido en la primera mujer en añadirla a su libreta de ascensiones. Ha requerido de meses de entrenamiento y adaptación para un tipo de escalada desconocido para la francesa, pero mejor vamos a dejar que nos lo cuente ella.

¿Por qué escogiste Voie Petit como objetivo?
Toda la historia surgió hace dos años. Lo recuerdo perfectamente, estaba en Kalymnos después del festival de The North Face y el nuevo manager de la marca me preguntó cuál era mi siguiente sueño. Esa pregunto me llevó de vuelto a los años de competición, cuando mi entrenador me ayudaba a fijarme metas cada año, al principio de temporada: podio en la Copa del Mundo, podio en el Campeonato del Mundo… esos eran mis objetivos competitivos. Pero desde que me centre en la escalada en roca natural he ido yendo de viaje en viaje, disfrutando de cada actividad, dándole menos importancia al objetivo deportivo que a la experiencia… hasta esa pregunta en Kalymnos.

Fue en el momento ideal, estaba preparada para centrarme en una gran meta otra vez… y Voie Petit se me vino a la mente. ¿Por qué esta ruta? Había estado escuchando sobre ella durante años, pero siempre la había descartado: mucha altitud, con hielo… nada que ver con mis conocimientos de escalada. Sin embargo era una ruta de Arnaud Petit, y junto a las de Stephanie Bodet, sus rutas han marcado lo que quería ser como escaladora. De algún modo, como un sueño vago e imposible, Voie Petit se convirtió en mi gran meta.

Una vez escalada, ¿valoras como muchos a Voie Petit como una de las rutas más duras de los Alpes?
Arnaud Petit me dijo que era la vía en altitud más dura de todo los Alpes. Sobre el papel… Así que el título de “la más dura”, pues no se si es verdad, sobre todo porque es la única ruta de este estilo que he hecho.  Así que tendré que escalar unas cuantas más para responderte (se ríe).

¿Cuáles son los mayores desafíos de la vía?
Los desafíos dependen de dónde vengas. Crecí en una isla tropical, Reunion y venía del circuito competitivo de la Copa del Mundo. Unos años atrás no tenía ninguna experiencia en altitud, escalar con frío, las protecciones temporales, caminar sobre un glaciar y luchar con una pared durante días. El gran desafío era la suma de todas las partes: el largo crucial es dificilísimo, pero no imposible. La ruta completa ya es otro juego… requiere de concentración absoluta, de creer, de experiencia. Me llevó un año entero entrenarme en todos los elementos que necesitaba para completar Voie Petit: resistencia, escalada clásica, los requisitos propios del granito, mucha visualización mental…

¿Qué opinas ahora de Arnaud Petit, abriendo esta ruta allá por los 90?
Siempre he tenido mucha estima por Arnaud, por el escalador todo terreno en que se convirtió. No tenía ni idea, en los 90, cuando veía sus fotos en revistas de escalada y competición, que era capaz de hacer tantas cosas diferentes. Lo que más me impresiona no es la fecha, es el estilo. Arnaud abrió la ruta desde abajo, luchando en el segundo largo con ese 7b+ que es monstruoso. Si te caes, muy probablemente te hagas mucho mucho daño. La abrió sobre roca virgen, sin tener idea de donde sería capaz de poner una protección. Eso te da buena medida de cómo es la vía…

¿Dónde encontraste la motivación para esta escalada? La dificultad, el lugar, el tipo de escalada…
Creo que en gran parte es por su historia: Arnaud y Steph. Me puse la película “I asked the rock for the Moon”, y en ella Stephanie me record lo que debía hacer, debía sencillamente escalar para disfrutar. Entonces me acerqué a ver la vía el año pasado y descubrí lo que había detrás de tanta leyenda: es una ruta maravillosa, el granito es perfecto, el itinerario elegante. La mayoría de largos son excelentes, sencillamente.

¿Tienes en mente alguna otra “primera ascensión femenina” para los próximos meses?
No realmente. Necesito descansar ahora y después volveremos para rodar una película sobre la ascensión, que saldrá en noviembre. Esto es algo bastante exigente para la mente. En septiembre James Pearson y yo iremos a Japón a escalar con Yuji Hirayama y buscar algunas aventuras… por lo que estoy segura de que haremos algunas primeras ascensiones… básicamente abrir nuevas rutas de escalada.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...