Técnicas básicas para la escalada en hielo

Petzl para Oxígeno

© Petzl / Mathis Dumas
© Petzl / Mathis Dumas

Abordamos aspectos técnicos de la actividad como la elección del material, colocación de tornillos, progresión, montaje de reuniones o realización de Abalakovs. Amén un trio de novedades del mercado que os pondrán más fácil la elección del material.

La principal particularidad de esta actividad está relacionada con su entorno: el hielo. Además de la técnica, la escalada en hielo requiere una experiencia importante para entender mejor la calidad del hielo y su evolución. Aunque se trata de una disciplina muy agradecida y extremadamente gratificante, los conocimientos técnicos son del todo esenciales para una práctica segura. Aquí te dejamos los principales factores a tener en cuenta.

El material técnico del glaciarista
  • Piolets: mango curvado para una potencia de pegada óptima, anclajes y gancheos más eficaces en hielo vertical. Empuñadura desplazada para ganar en movilidad y mejorar el confort en suspensión.
  • Crampones: crampones técnicos monopunta o bipunta.
  • Portatornillos: accesorio indispensable para facilitar el acceso y la organización de los tornillos en el arnés con una mano.
  • Tornillos: procure tener suficientes y de diferentes medidas para protegerse en los largos.
  • Gancho para Abalakov: indispensable para realizar Abalakovs (consulte página 10).
  • Un trozo de cordino para Abalakov: lleve de 3 a 5 m de cordino de 6-7 mm de diámetro para poder realizar Abalakovs.
  • Cuerdas: opte por una cuerda con un tratamiento DRY que favorece su manejabilidad en condiciones frías y húmedas.
  • Guantes: mejor llevar dos pares ya que se mojan rápidamente. Guarde un par en caliente dentro del plumón. Evite los guantes voluminosos tipo guantes de esquí o manoplas, que no permiten una buena prensión de los piolets.
  • Equipo de seguridad para múltiples largos: arnés, casco, cintas exprés, aparato para asegurar
Posición básica para la escalada en hielo
Posición básica para la escalada en hielo Ilustración Petzl
Posición básica para la escalada en hielo. Ilustración: Petzl
¿Crampones bipunta o monopunta?

La configuración bipunta proporciona una buena estabilidad lateral: idónea para debutar.

  • Bipuntas largas: configuración óptima para goulotte o cascada de hielo de dificultadmoderada. Cuando el hielo está recubierto de nieve, las puntas largas le permiten llegar al hielo, después de haber atravesado la nieve.
  • Bipuntas cortas: para hielo duro. Las puntas secundarias se apoyarán en el hielo, añadiendo estabilidad y reduciendo la fatiga de las pantorrillas.

La configuración monopunta es interesante para la escalada técnica o hielo duro cuando se busca precisión. Favorece una mejor penetración de las puntas, permitiendo un mejor giro del pie y facilita los gancheos. Regulando el sistema de fijación delantero, podrá adelantar más o menos la bota en el crampón y regular así la longitud de penetración de las puntas frontales.

Colocar tornillos

¿Cuándo colocar un tornillo? No espere a estar en dificultades para colocar un tornillo. Anticípese al máximo a este momento para encontrar una zona de buen hielo y colocar un tornillo relajadamente.
¿Dónde colocar un tornillo? Escoja el hielo lo más grueso y lo más homogéneo posible. Evite las zonas de hielo blando, poroso o agrietado. Limpie el hielo o la nieve superficial. Escoja la longitud del tornillo adecuada al grosor del hielo. El estado del hielo determina la solidez del tornillo. No deje el piolet cerca de la zona donde colocará el tornillo.

Cómo colocar un tornillo de hielo Ilustración Petzl
Cómo colocar un tornillo de hielo. Ilustración: Petzl
Montar una reunión

Anticipe la posición de la reunión: ésta debe estar protegida de los bloques de hielo que podrían caer del largo siguiente. Debe ser mínimamente confortable y realizada en hielo de buena calidad. Utilice tornillos largos.

Montaje de reuniones para escalada en hielo Ilustración Petzl
Montaje de reuniones para escalada en hielo. Ilustración: Petzl

Cómo realizar un Abalakov

Esta maniobra de anclaje de fortuna en hielo toma su nombre del prolífico escalador de hielo ruso Mikhailovich Abalakov, que revolucionó el mundo de la escalada soviética en los años 30 del pasado siglo. Se trata de una técnica relativamente sencilla y que nos puede sacar de situaciones complicadas en escalada en hielo, pero que requiere de una amplia experiencia por parte del escalador que la ejecute, ya que no sólamente entra en juego un correcto montaje, sino una buena interpretación de las condiciones del hielo en que se efectúa. Mediante este recurso podremos simular un puente de hielo al cual anclarnos para montar una reunión al final de un largo, o bien como punto de rápel para descender desde el fin de nuestra vía, cuando no tenemos otros anclajes fiables en roca cercana, árboles, etc.

1. Debemos realizar dos perforaciones con tornillos largos, no menos de 15 cm, separadas entre sí unos 20 cm en horizontal. Se perfora y se saca el tornillo. Las ejecutaremos con una inclinación de unos 50-60º respecto a la superficie del hielo, para asegurarnos que se unan en el interior, formando así nuestro puente de hielo. Se debe supervisar la consistencia del conjunto, que no debe presentar fracturas entre taladros ni hundimiento interno de los mismos.

2. Introducimos por uno de los dos orificios el cabo de un cordino de unos 7mm de diámetro y entre 1 y 2 m de longitud. Resultará muy difícil recuperarlo por el otro orificio, por lo que se suele recurrir a un gancho para pescarlo en el interior.

3. Una vez tenemos los dos cabos fuera, cerramos el anillo con un nudo de cordino o doble pescador. Ya tenemos un punto sólido de anclaje. Comprobaremos su resistencia ejerciendo fuerza sobre el cordino. Si nuestra intención es rapelar, conviene que el primero en hacerlo tenga un reenvío a un tornillo, sin carga (alejado más de 30 cm del Abalakov, en diagonal).

Cómo realizar un Abalakov Ilustración Petzl
Cómo realizar un Abalakov. Ilustración: Petzl
Afilado: el mantenimiento del material

En escalada en hielo, es esencial realizar un buen mantenimiento del material. Procure secar bien su equipo después de cada salida. También es importante vigilar el buen afilado de los tornillos, piolets y crampones para una penetración fácil en el hielo. Sea cual sea el producto, el afilado es una operación delicada. Respete siempre la inclinación inicial del filo de los dientes.

Tres novedades para ascender seguros

Piolet NOMIC
Una referencia para la escalada en hielo. Perfectamente equilibrado y equipado de contrapesos, proporciona un swing excepcional. Su hoja PUR’ICE permite anclajes eficaces en todo tipo de hielo. Su geometría del piolet o la doble empuñadura ofrecen varios modos de prensión, así como cambios de mano estables. La sujeción en la mano es confortable, gracias a la ergonomía de la empuñadura y a la pieza de apoyo regulable GRIPREST. Provista de una maza minimalista, la cabeza está protegida y permite repicar un pitón. Totalmente modulable, el piolet se puede optimizar en función del recorrido.

Piolet NOMIC de Petzl
Piolet NOMIC de Petzl.
  • Modularidad completa, gracias al sistema ALPEN ADAPT
  • Eficacia de anclaje en cualquier tipo de hielo
  • Prensión confortable, adecuada a la escalada en hielo técnica
  • Pieza de apoyo GRIPREST NOMIC moldeada y regulable en tres posiciones para adaptarse a cualquier tamaño de mano

Buscar un punto de venta

Crampones LYNX
Crampones modulables para escalada en hielo, mixto y alpinismo técnico. ¡Polivalentes hasta las mismas puntas! Con sus puntas frontales modulables (monopunta corta/larga, bipunta o bipunta asimétrica), los crampones LYNX se adaptan a cualquier recorrido difícil, desde corredores de nieve hasta escalada en hielo, pasando por el mixto. Su sistema de fijación LEVERLOCK UNIVERSEL permite adaptarse a cualquier calzado con reborde trasero.

Crampones LYNX de Petzl.
Crampones LYNX de Petzl.
  • Puntas frontales dentadas intercambiables para un mejor enganche en hielo y terreno mixto
  • Reparto de las puntas que asegura una buena estabilidad y cramponeo en cualquier tipo de hielo
  • Configurados como bipunta, los crampones se transforman fácilmente en monopunta
  • Modularidad completa, gracias al sistema ALPEN ADAPT

Buscar un punto de venta

Tornillos LASER SPEED LIGHT
Tornillo para hielo ultraligero con manivela integrada. Ultraligero, el LASER SPEED LIGHT es un tornillo para hielo idóneo para el alpinismo. Su tubo de aluminio, unido a unos dientes de acero, permite reducir considerablemente su peso. La manivela, plegable e integrada, facilita y acelera el atornillado, gracias a un brazo de palanca optimizado. Los colores distintos permiten facilitar la identificación de las diferentes longitudes.

Tornillos LASER SPEED LIGHT de Petzl
Tornillos LASER SPEED LIGHT de Petzl.
  • Ligereza máxima: tubo de aluminio ultraligero, idóneo para el alpinismo, cuando la prioridad es aligerar el peso del material
  • Facilidad para iniciar la perforación
  • Afilado más fácil gracias a la reserva de afilado de los dientes (patentada)
  • Atornillado fácil y rápido

Buscar un punto de venta

Encontrará más consejos técnicos y vídeos para escalar en hielo en www.petzl.com

Petzl Elia: mujeres a la cabeza

Relacionado

Petzl Elia: mujeres a la cabeza

Test: Petzl Gri Gri +

Relacionado

Test: Petzl Gri Gri

Petzl Swift RL, con nocturnidad y alevosía

Relacionado

Petzl Swift RL, con nocturnidad y alevosía

Los mejores vídeos