Refugios de montaña: recomendaciones de uso

Todo lo que necesitas saber para disfrutar de tu estancia en el regreso a los refugios de montaña

Tino Nuñez

Todo lo que necesitas saber sobre el uso de los refugios de montaña en los nuevos tiempos
Todo lo que necesitas saber sobre el uso de los refugios de montaña en los nuevos tiempos

La aparición de nueva cartelería sobre el uso de refugios y el alargamiento de la pandemia por la quinta ola nos alerta de que aún no podemos relajarnos, pero sí disfrutar de la estancia. Te contamos qué necesitas saber para este verano.

Los centenares de refugios de montaña que existen en nuestro país viven su temporada más activa durante el verano, con diferente intensidad y problemática. Si tienes previsto utilizar en breve uno o varios ¡éste es tu artículo!

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

El alojamiento y pernocta en los refugios de montaña posee tanto pros como contras que conviene conocer con antelación para conocer lo positivo, pero sin pecar de ingenuos/as.

Ventajas:

  • Son la mejor manera de dormir calientes y secos en caso de mal tiempo.
  • Permiten ahorrar una gran cantidad de peso en la mochila. Puedes prescindir de casi toda tu comida, llevar un saco de dormir más fino, olvidarte de cargar con una tienda de campaña, etcétera.
  • Asesoramiento sobre la actividad a realizar, ya sea por parte de los guardas o de visitantes con los que entablemos relación.
  • Servicios de comidas, venta de bebidas y algunos alimentos. En algunos casos posibilidad de contratar guías in situ, comprar mapas de la zona y pequeños recuerdos/regalos.
  • Habitualmente están emplazados en lugares con un paisaje espectacular, por lo que llegar a ellos puede constituir por sí mismo un objetivo, sin necesidad de ascensiones complicadas a alguna cumbre.
  • Posibilidad de hacer nuevas amistades vinculadas a la montaña, en un ambiente distendido y natural.

Inconvenientes:

  • La estancia y pernocta en el interior de todos los albergados debe seguir unos protocolos anti-COVID estrictos y que su cumplimiento sea vigilado en todo momento por el personal del refugio (algo que no siempre ocurre). De lo contrario el riesgo de contagio puede resultar muy superior respecto a dormir al aire libre.
  • La capacidad de alojamiento está reducida al 50%, lo que provoca que se llenan antes y que haya que reservar con mucha mayor anterioridad. Si no quedan plazas libres para nuestras fechas vacacionales, puede obligarnos a aplazar la visita a semanas más frías o inestables.
  • Gasto no despreciable en caso de familias con hijos o grupos de varias personas. En la mayoría de los casos sólo se puede contratar media pensión o pensión completa, lo que significa de 30 a 55 euros/persona; en el caso de 4 individuos por dos noches hablamos de un total de 240 a 440 euros.
  • Estamos sujetos a unas normas concretas y horarios (por ejemplo silencio de 23 a 7 horas), lo que proporciona menor sensación de libertad.
  • Si hay aglomeración de gente o ruidos por tratarse de un refugio muy frecuentado veremos perjudicada nuestra necesidad de desconexión en la naturaleza.
  • A menudo hay limitación de permanencia máxima, lo que es lógico pero puede “expulsarte” tras dos-tres días”, lo que puede perjudicarte si estás esperando en el interior la llegada de buen tiempo para proseguir la ruta o subir a una cumbre próxima.
ANTES DE LLEGAR

Si antes de la pandemia era recomendable reservar con antelación las plazas necesarias, ahora es absolutamente obligatorio hacerlo y con mayor anticipación. Algunos refugios están menos llenos que en veranos anteriores (como ha pasado en Gredos), pero otros están viviendo un boom por la llegada de ciudadanos que anteriormente pasaban sus vacaciones en la playa.

Recuerda que en el coche, si viajas con no convivientes es obligatorio que todos lleven mascarilla; la sanción es de 100 euros y las posibilidades de contagio en viajes de más de 2 horas sin ventanillas bajadas se multiplican.

Atención a los puntos de aglomeración durante la aproximación al refugio: fuentes, miradores, cartelería…; es fácil ver grupos de hasta 20 o 30 personas interactuando demasiado próximos, sin mantenimiento de la distancia de seguridad o compartiendo una misma botella de agua, como si la COVID-19 no existiera.

NUEVA CARTELERÍA

Algunas federaciones de montaña autonómicas en colaboración con la dirección de los espacios protegidos más relevantes han instalado recientemente paneles de recomendaciones para el uso de refugio, en los aparcamientos de acceso.
Los consejos y normas más comunes actualmente son:
- Obligación de uso de mascarilla en espacios comunes.
- Obligación de traer saco de dormir, no hay mantas como antaño.
- Ya no está disponible calzado de descanso.
- Desinfección de manos imprescindible.
- Debe mantenerse la distancia física, incluido con el ganado y animales domésticos (evitar la típica estampa de dar de comer a cabras o caballos para hacerse una foto).
- Sólo pueden utilizar el refugio los alojados, no podemos cocinar libremente dentro o permanecer de tertulia.
- En caso de emergencia podemos permanecer en el refugio previa autorización de los guardas. Piensa que si de repente hay una tormenta, en algunos refugios puede concentrarse una gran cantidad de gente que permanecía fuera y que quizá no respete las normas o no pueda mantener la distancia de seguridad contigo.
- Si dormimos en tienda de campaña junto al refugio –opción sólo autorizada en ciertos  de forma temporal y por la pandemia- debemos comunicarlo a los guardas que nos informarán sobre si está permitido o no. Recuerda que a menudo las multas son de 300 euros por persona y que en una tienda de 3 personas podéis encontraros con una sanción al despertaros de casi 1.000 euros. Que en toda España está permitido dormir en una tienda montada de noche y desmontada al amanecer es una generalización incorrecta que sólo es legal en espacios naturales protegidos muy concretos.

LA ÚLTIMA REVISIÓN DE LA FEDERACIÓN

La Federación Española de Deportes de montaña y Escalada ha actualizado o revisado sus recomendaciones frente a la COVID-19 en junio de 2021 y ha publicado un interesante documento en formato PDF disponible en su web. No se trata de un protocolo de actuación, sino un conjunto de consejos acompañados de ejemplos prácticos. Recuerda primeramente la recomendación de la Guardia Civil sobre que se debe suspender  inmediatamente cualquier actividad, aunque esté autorizada, cuando no se puedan cumplir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Incide también en situaciones tan habituales como a menudo infravaloradas:” Los momentos de descanso, comida y fotografías colectivas o de grupo son especialmente sensibles a no respetar la distancia de seguridad. Recuerda mantener esta condición o hacer uso de la mascarilla si esto no es posible.” Estos meses del verano de 2021 se ha visto gente tosiendo en unos pocos refugios y otros espacios cerrados (por ejemplo un autobús lleno y sin ventanillas abiertas con ventilación cruzada), que ha dado luego positivo frente a la Covid, por lo que no parece que sobre este recordatorio de la Federación: “Si tienes síntomas o recibes otras indicaciones sanitarias, como aislamiento por convivencia con caso sospechoso, quédate en casa y ponte en contacto con tu centro de salud”.

Refugio Vega de Ario, una de las paradas de la Ruta Lurbel entre refugios por el Anillo de Picos de Europa.

Relacionado

Ruta Lurbel entre refugios: el Anillo de Picos de Europa

Consejos para ir a los refugios de montaña

Relacionado

Consejos para ir a los refugios de montaña

Los mejores vídeos