Paisajes singulares: Meandro del Melero

Un capricho del agua y el tiempo en el río Alagón

El curioso meandro del Melero, en Salamanca
El curioso meandro del Melero, en Salamanca

El agua es uno de los principales modeladores de los escenarios naturales y el artífice de infinidad de paisajes singulares en el medio ambiente. Gota a gota consigue crear torres fantásticas en los perfiles de las montañas más altas del planeta o excavar simas que se hunden en los abismos del interior de la tierra. El agua más cercana y familiar, aparte de las grandes masas oceánicas, es el caudal que corre por los ríos creando torrentes, cascadas, lagunas, valles y meandros espectaculares diseñados por las corrientes del agua en todo tipo de materiales geológicos. El meandro del Melero es uno de los caprichos de la erosión fluvial que puede llegar a formar un islote de río cuando el nivel de agua es alto. El accidente geográfico está en el curso del río Alagón, en la provincia de Salamanca, y la impresión visual de la estampa fluvial depende del nivel del embalse de Gabriel de Galán. El meandro está en la cola del pantano y el mejor momento es en primavera, después de una temporada de lluvias o cuando la presa está cerrada. El resto del tiempo puede aparecer el cauce del río rodeando La Isla, como se conoce la colina de eucaliptos que rodea el hilo de agua. Aunque el meandro está en la provincia de Salamanca el mejor punto de observación es el Mirador de la Antigua, con acceso por una pista de hormigón desde Riomalo de Abajo, en la provincia de Cáceres.

IDENTIDAD Y NATURALEZA DEL PAISAJE

Un capricho del agua
Las estructuras litológicas de pizarras y limolitas del valle del río Alagón obligan al curso del agua a realizar dos giros de 180 grados seguidos, provocando un efecto erosivo en el margen derecho de la corriente por la fuerza centrífuga, mientras quedan depositados los materiales que acarrea la corriente en la orilla izquierda, que es la parte interna del meandro, afianzando los relieves de una península interior convertida casi en una preciosa isla fluvial.

Riomalo de Abajo
Es una alquería de Las Hurdes dependiente de Caminomorisco, en el límite con la provincia de Salamanca, conserva elementos interesantes de la arquitectura tradicional hurdana. El acceso al mirador del meandro sale desde las piscinas naturales del río Ladrillar, en la salida de la población, y suben por la falda de la sierra hasta el balcón del río Alagón. En el pueblo comienza también un sendero señalizado de seis kilómetros (ida y vuelta) por el paraje del meandro y la orilla del río.

Cómo llegar
Desde Cáceres por la A-66, pasar Plasencia y tomar el desvío de Oliva de Plasencia, continuar por Guijo de Granadilla y Vegas de Coria hasta Riomalo de Abajo. 

La Garganta de los Infiernosen nuestra serie Paisajes Singulares

Relacionado

Paisajes singulares: Garganta de los Infiernos

Una de las formaciones más icónicas de las Bárdenas Reales

Relacionado

Paisajes singulares: las Bárdenas Reales

Cabo de Peñas, un balcón espectacular al Cantábrico

Relacionado

Paisajes singulares: Cabo de Peñas

Los mejores vídeos