Salamanca natural, un tesoro cercano

La riqueza medioambiental salmantina queda patente en las dos reservas de la biosfera declaradas por la UNESCO.
-
Salamanca natural, un tesoro cercano
Salamanca natural, un tesoro cercano

Muchas veces marcamos en nuestro calendario de escapadas outdoor destinos fuera de nuestras fronteras, o zonas más conocidas de nuestro país, y obviamos otras provincias en nuestra rica geografía con grandes posibilidades para disfrutar de la magia y belleza de la naturaleza y el deporte. Salamanca es uno de esos lugares desconocidos. ¿Nos acompañas a descubrirla?

A los amantes de la montaña y la naturaleza seguro nos suena la sierra de Béjar, en las estribaciones de Gredos, o la sierra de Francia, pero sabías que la provincia de Salamanca alberga muchos otros espacios naturales? La riqueza medioambiental salmantina queda patente en las dos reservas de la biosfera declaradas por la UNESCO: la Reserva de la Biosfera Sierras de Béjar y Francia y la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica. Además de contar con otros tesoros como son los parques naturales de Las Batuecas-Sierra de Francia y Arribes del Duero, y los espacios naturales de Las Quilamas, Sierra de Candelario y el Rebollar.

La Salamanca natural también se puede descubrir en el ecosistema de la dehesa, ejemplo de aprovechamiento sostenible; los humedales protegidos, refugio de las aves migratorias; el alcornocal de Valdelosa, de gran valor medioambiental y económico y en un gran número de árboles catalogados por su longevidad, tamaño o singularidad. Te mostramos aquí algunos de esos espacios a descubrir con la mochila a cuestas, corriendo, a golpe de pedal o incluso en kayak.

Publicidad

Reservas de la Biosfera: Sierras de Béjar y Francia y Transfronteriza Meseta Ibérica

Con casi 200.000 hectáreas y 85 municipios, la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia es desde 2006 la segunda mayor reserva de la región y la tercera de toda España. En ella se encuentra el parque natural de Las Batuecas- Sierra de Francia y los espacios naturales de Las Quilamas y Candelario, que ofrecen un amplio mosaico de paisajes y cromatismos: desde los blancos neveros de Béjar y Candelario hasta las tonalidades marrones de los castaños y robledales de la Sierra de Francia y Quilamas en otoño, pasando por los amarillos de Entresierras, con las dehesas de fresnos y el verde ocre de las encinas. Su rica biodiversidad queda plasmada en las más de 2.000 especies vegetales, 5.000 de invertebrados y más de 300 vertebrados.

Por su parte, la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica, (declarada en 2015), abarca una superficie de casi 1.200.000 hectáreas y 87 municipios, de los cuales 27 pertenecen a la provincia de Salamanca. Es la mayor reserva de la biosfera transfronteriza de Europa e incluye cuatro parques naturales: Arribes del Duero, en las provincias de Salamanca y Zamora; Lago de Sanabria y alrededores, en Zamora y los portugueses de Montesinho y Douro Internacional.

Salamanca natural, un tesoro cercano

Salamanca natural, un tesoro cercano

Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia

Un laberinto de montañas e intrincados valles dan forma al Parque Natural de Las Batuecas- Sierra de Francia, a lo largo de sus 32.300 hectáreas; Se trata de un territorio con relieve accidentado, situado en la parte occidental del Sistema Central, que aloja picos de más de 1.700 m de altura, entre los que destaca la Peña de Francia (1.726 m). Por sus profundos valles, como el de Las Batuecas (420 m), discurren ríos de aguas cristalinas entre piedras y cascadas. Diferentes paisajes y ecosistemas que se pueden recorrer a través de los 24 senderos señalizados, 2 de ellos adaptados para personas con movilidad reducida, otras 2 rutas cicloturistas y los denominados Caminos de Arte en la Naturaleza, cuatro itinerarios circulares en torno a los pueblos declarados conjuntos históricos ( La Alberca, Mogarraz, San Martín del Castañar y Villanueva del Conde), que cuentan con el aliciente de intervenciones artísticas en sus respectivos recorridos.

Desde el punto de vista faunístico, Batuecas presenta ciertas peculiaridades de elevado interés, ya que se trata de un enclave mediterráneo que se ha conservado intacto a lo largo de infinidad de años. En estos parajes anida la cigüeña negra y se pasean grandes rapaces como el águila real o los tres buitres mediterráneos, sin olvidar el halcón peregrino, el búho real o aguilillas calzadas y abejeros europeos, entre otros; asimismo, hay especies endémicas que sólo podemos contemplar en este territorio, como la lagartija serrana o la colmilleja del Alagón y una gran diversidad de mamíferos: jabalíes, corzos, garduñas, ginetas y tejones, así como la cabra montés, reintroducida en 1970 después de su desaparición. De gran interés resulta también la presencia de varias especies de murciélagos, mariposas, insectos y aves nocturnas incluidas dentro de la Directiva Hábitats de la Unión Europea. También esta zona es significativa por su riqueza en anfibios y reptiles.

Publicidad

Parque Natural Arribes del Duero

En la esquina noroeste limítrofe con Portugal, el río Duero y sus afluentes serpentean formando la red de cañones fluviales más extensa de la Península Ibérica. Es el Parque Natural de Arribes del Duero, un oasis mediterráneo donde la meseta se quiebra. Comprende 107.000 hectáreas de las provincias de Zamora y Salamanca, con grandes diferencias de altitud entre la penillanura y los cursos fluviales. De hecho, su microclima mediterráneo permite el cultivo de olivos, almendros, cítricos y vides, muchas veces sobre terrazas sujetadas sobre las laderas. En lo profundo de los cañones los agitados regatos forman “cachoneras”, como allí se denominan a las cascadas. En los cortados de las pendientes se localizan las especies de mayor valor faunístico como la cigüeña negra, el águila-azor perdicera, el alimoche, el halcón peregrino o el buitre leonado. Muy cerca del embalse de Almendra, una de las mayores presas hidroeléctricas de Europa, se encuentra el Pozo de los Humos, entre las localidades de Masueco y Pereña de la Ribera, una impresionante cascada de carácter estacional, donde las aguas del río Uces se lanzan al vacío en un salto de 50 m de altura.

También se pueden disfrutar de las Arribes desde de distintos miradores: la Faya en Villarino de los Aires, la ermita de la Virgen en Pereña, el Picón de Felipe o el balcón del Fraile en Aldeadávila de la Ribera, la Code en Mieza, el Castillo en Vilvestre o las Janas en Saucelle. A esta serie se han unido recientemente otros como el de Mafeito en La Fregeneda, La Barca en Vilvestre, el Contrabando y el Cachón de Camaces en Hinojosa de Duero y Molinillo y El Torno en Sobradillo, entre otros.

Entre su patrimonio cultural, en general bien conservado, se encuentran varios castros prerromanos acondicionados a la visita, el denominado “Territorio Vetón”, y una arraigada arquitectura popular de puentes, molinos, palomares, chozos y chiviteros. Si bien todos los pueblos ribereños son merecedores de una visita no se puede dejar de ver San Felices de los Gallegos, conjunto histórico orgulloso de su castillo y del recinto amurallado.

La Casa del Parque se encuentra en la localidad de Sobradillo y acerca al visitante al espacio natural. Se ubica en un torreón-fortaleza del siglo XVII, que defendía la frontera con Portugal.

Salamanca natural, un tesoro cercano

Salamanca natural, un tesoro cercano

Otros espacios naturales

Espacio Natural de la Sierra de Candelario La Sierra de Candelario, Béjar o Solana es un espacio de un gran valor natural, tanto desde el punto de vista botánico, faunístico, como geomorfológico y paisajístico. Crestas, valles y circos glaciares… este viejo macizo palezoico de la Cordillera Central, oeste de la Sierra de Gredos de hecho es considerado como el “techo” de la provincia, con cumbres próximas a los 2.400 m. Su bella diversidad paisajística es el resultado de un intenso y diferenciado modelado glaciar y fluvial, de ahí los glaciares de circos, lagunas y los profundos valles cubiertos por frondosos bosques de rebollos y castaños. La flora de este espacio natural es la típica de una zona montañosa mediterránea con fuerte influencia atlántica y centroeuropea. Sus tierras están repletas de robledales de rebollo junto a castañares y pinares de repoblación, sin olvidar las plantas que crecen entre las grietas de las rocas, canchales o derrubios de origen glaciar. Cuenta con dos localidades reconocidas como Conjuntos Históricos: Candelario y Béjar.

Espacio Natural de Las Quilamas Al sur de la provincia de Salamanca el relieve se torna accidentado con cumbres no muy elevadas (Pico Cervero 1.463 m), lomas redondeadas y valles angostos, por donde discurren por los arroyos de Quilamas y la Palla.

Son Las Quilamas, una zona de media montaña que sirve de unión entre las dehesas de encina y el parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia. En las zonas más bajas y expuestas a la insolación se sitúa la vegetación típicamente mediterránea de brezales, encinas, alcornoques y madroños, la cual se entremezcla con el melojo. En determinados enclaves de laderas umbrías se presenta en forma de bosque tal y como sucede en “La Honfría”, un paraje en las proximidades de Linares de Riofrío, donde acebos, castaños centenarios, avellanos, saúcos y rebollos disputan el cielo.

Las Quilamas es un enclave de elevado interés faunístico; de hecho alberga una de las mejores colonias de buitre negro de la región. Junto a esta especie hay que mencionar otras aves muy significativas como son la cigüeña negra, el halcón peregrino, el águila culebrera, el águila real, el alimoche, el buitre leonado, etc.

Espacio Natural de El Rebollar Con una extensión de 50.040 hectáreas, este espacio natural se caracteriza por el robledal autóctono de roble rebollo o melojo en extensos montes. Su conservación se ha debido al abandono de tierras de cultivo y a un modelo adehesado donde se equilibran la conservación de la biodiversidad y los aprovechamientos ganaderos y forestales. También son importantes las repoblaciones de coníferas, generalmente de dos especies, el pino resinero y el pino albar. Los encinares y los bosques de ribera o galería enriquecen los cursos fluviales de los ríos Águeda, Agadón y Mayas. El espacio natural comprende tierras de las comarcas de El Rebollar, Campo de Agadones y Presierra de Gata. Sus gentes han sabido perpetuar toda una cultura tradicional, con rasgos muy personales que la distinguen de sus comarcas vecinas. Siempre como vigía y guardián de este espacio se encuentra el emblemático Pico Jálama; de forma piramidal y con una altitud de 1.492 m, la última elevación importante del Sistema Central antes de adentrarse en Portugal. También otro mirador privilegiado de la comarca y las regiones vecinas es el Pico de la Canchera, y para un descanso, se puede hacer una parada en el área recreativa de Río Frío en Villasrubias, que ofrece un excelente lugar de baño y de recreo en sus orillas.

Publicidad

Salamanca natural, un tesoro cercano

Salamanca natural, un tesoro cercano

Los Caminos de Arte en la Naturaleza

Este producto de turismo activo promovido por la Diputación de Salamanca combina el patrimonio medioambiental del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, con el patrimonio etnográfico, histórico y cultural de los 6 municipios declarados conjuntos históricos que lo conforman. El Camino del Agua, entre Mogarraz y Monforte; el Camino de las Raíces, en La Alberca; el Camino Asentadero-Bosque de los Espejos, que une San Martín del Castañar, Sequeros y Las Casas del Conde; y el Camino de los Prodigios, que transcurre entre Miranda del Castañar y Villanueva del Conde, conforman los cuatro senderos del proyecto, cada uno de ellos, de trazados circulares y longitud comprendida entre 7 y 10 km, aptos para turismo familiar, alberga formas de expresión artística contemporánea como jaulas sobre el valle, sirenas junto al arroyo, plumas de bronce, asteroides perdidos en una ermita, puertas en el campo, piedras cosidas, camas orgánicas o figuras animales como tortugas y peces, obras en muchos casos de artistas de reconocido prestigio, que convierten el paseo en una experiencia memorable. En 2015 el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) seleccionó los “Caminos de Arte en la Naturaleza” como una de las siete mejores experiencias a nivel nacional entre las 154 presentadas.

Publicidad
También te puede interesar

¡Agarraos fuerte que vienen curvas!

Recorremos la ruta costera de Gales y os presentamos sus bondades naturales en este vídeo.

Acción con sabor a brisa y salitre al ritmo de nuestros brazos

Una travesía por las cumbres, bosques y valles del último Parque Nacional declarado en España.

Más de veinte cimas por encima de tres mil metros y cañones sumergidos en profundos abismos geológicos.

Te recomendamos

¡Te invitamos a probar lo último en bicis eléctricas! Podrás pedalear sobre las nueva...

Oxígeno y Costa Rica te invitan a un nuevo evento en la sierra de Guadarrama...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...

Busca y reserva tus escapadas outdoor en nuestro portal aventuras.revistaoxigeno.es...

HI-TEC celebra el 25 aniversario de las Vías Verdes proponiéndote la ruta de Alcoy...