Test: Simond Light

Probamos el tope de gama en botas de alpinismo de la casa Simond.

Jorge Jiménez Ríos

Test: Simond Light
Test: Simond Light

A pesar de algunas obvias carencias para una bota de este precio, hemos tenido una experiencia muy positiva con este modelo, el tope de gama de Simond para botas de alpinismo. La primera advertencia es que está pensada para correrías primaverales o de media montaña, ya que no son compatibles con crampones automáticos. Además resultan algo difíciles de domar en las primeras jornadas, así que recomendamos no estrenarlas sobre el terreno. Y dicho esto, vamos con sus bondades que son muchas.

Al ser una bota de tres estaciones esperábamos que sus estándares térmicos no fuesen tan altos como han resultado ser. Su interior de espuma transpirable funciona además de forma estupenda como aislante contra el frío, lo que combinado con la membrana OutDry, que garantiza la impermeabilidad, las convierten en una excelente opción para momentos de tiempo cambiante.

Test: Simond Light

Test: Simond Light

Una de sus mayores ventajas es la suela Vibram Mulaz, diseñada con tacos gruesos y profundos, que aportan una excelente tracción en cualquier terreno, incluyendo trepadas exigentes. Precisamente para este tipo de ascensiones se le ha incorporado una parte delantera más rígida al estilo de las zapatillas de aproximación.

Su ajuste al pie también es para tenerlo en cuenta. Para empezar la lengüeta no ofrece ninguna desventaja a pesar de su flexibilidad y el cuello de la caña es lo suficientemente rígido para proteger el tobillo, pero sin dar problemas en caminatas largas, cuando muchas veces se resiente la parte superior del talón debido al impacto constante. El sistema de lazada también es muy preciso y cuenta con un pequeño sistema de autobloqueo que ayuda mucho a mantenerlas fijadas durante momentos más técnicos como los descensos.

Son francamente ligeras (entre 1.200 gramos y 1.400 el par, según la talla) pero robustas, un punto que muchas veces olvidamos a la hora de comprar, llevándonos desagradables sorpresas cuando ciertas partes como las costuras de la puntera empiezan a flaquear. No es el caso. Sus refuerzos de piel y sus tiras de protección le aseguran una alta durabilidad.

En definitiva, una bota muy polivalente con muy pocas desventajas, mucho menos si tenemos en cuenta su muy asequible precio. Ofrece una muy buena protección frente a impactos y frente al desgaste, incluyendo los tacos de la suela, y no decepcionarán a nadie siempre que no nos propongamos metas muy ambiciosas en corredores de hielo o glaciarismo. En este caso, además, la propia casa indica que no es su uso recomendado, así que también le vamos a dar un punto extra por la honestidad del fabricante.

Test: Simond Light

Test: Simond Light

5 puntos fuertes:

-Protección contra los impactos

-Relación ligereza-robustez

-Muy confortables una vez adaptadas a nuestro pie

-Sujeción envidiable

-Una suela preparada para cualquier terreno y condición (excepto hielo, claro)

PVP: 169,99€ decathlon.es / simond.com

Test: Lowe Alpine Mountain Ascent

Relacionado

Test: Lowe Alpine Mountain Ascent

Test: LaCie Rugged

Relacionado

Test: LaCie Rugged

TEST: Linterna frontal Olight H2R Nova

Relacionado

TEST: Linterna frontal Olight H2R Nova

Test: eTrex Touch 35 de Garmin

Relacionado

Test: eTrex Touch 35 de Garmin

Los mejores vídeos