Las nuevas formas de comprar: consumir ahorrando

La venta online, las tiendas outlet y gigantes como Amazon también están modificando cómo compramos nuestro equipo outdoor.
Tino Nuñez -
Las nuevas formas de comprar: consumir ahorrando
Las nuevas formas de comprar: consumir ahorrando

Aunque 2011 marcó el inicio del famoso “viernes negro” (black friday) en nuestro país, no ha sido hasta hace apenas dos años que ha cambiado algunas tendencias de consumo. La venta online, las tiendas outlet y gigantes como Amazon también están modificando cómo compramos.

Productos muy rebajados

En su origen el black friday o viernes negro se refería sólo al último viernes de noviembre, con súper descuentos que marcaban el inicio de la campaña navideña en Estados Unidos. Su aparición en España hace ocho años y su popularización reciente ha provocado en parte de los establecimientos que el descuento se haga todos los últimos viernes+sábados de cada mes y que, en algún caso, se prolongue a la semana posterior.

Tanto establecimientos como tiendas online suelen anunciarlo sólo unos pocos días antes para no perjudicar las ventas habituales e incluso hemos detectado casos recientes en los que el porcentaje de descuento exacto realizado o a qué productos concierne no se conoce hasta el mismo día de la promoción (lo cual es legal pero puede crear falsas expectativas). Por lo general, sus descuentos varían del 10 al 60%

Las tiendas físicas tipo outlet, que pueden aglutinar productos de una sola marca o varias, suelen ofertar artículos de años anteriores ya fuera de catálogo. Normalmente, salvo excepciones el ahorro es de la tercera parte a la mitad del precio original del producto, por lo general ya no localizable en establecimientos deportivos más centrados en modelos actuales.

Los hipermercados del deporte o grandes superficies han aumentado exponencialmente la venta de vestimenta y material relacionado con la montaña. Acostumbran a trabajar de dos maneras: producción de productos de primer precio bajo su propia marca y para consumidores no exigentes (suelen costar la mitad o la tercera parte que sus competidores de gama media/alta) y ofertas de sus modelos más caros al final de cada estación o temporada, con ahorros del 30 al 50%.

Publicidad

La venta online

Google y Amazon se han convertido en los mayores comparadores de precios de material deportivo de la historia. Los establecimientos minoristas especializados suelen quejarse con razón, que gigantes de la distribución y venta como Amazon pagan muchos menos impuestos en nuestro país que las empresas españolas, impuestos muy importantes para el bienestar social y laboral. Tampoco está de más recordar que pese a la creencia popular, Amazon no siempre es lo más barato…

La comodidad de recibir un paquete directamente en casa con la mercancía puede ser desde casi un capricho cuando vivimos en una gran ciudad, con muchas tiendas físicas en las que comprar hasta una necesidad en el caso de pequeños núcleos urbanos aislados o muy distantes de los canales de venta tradicionales. Una de las grandes ventajas de la compra online es que puede devolverse el producto sin dar explicaciones durante los primeros 14 días tras su recepción y recuperar el dinero, algo que puede constituir una dura batalla frente al comercio físico. La gran desventaja es que no ves ni tocas físicamente el producto y que no puedes compararlo de esa manera con otros que sí están a la venta en las tiendas tradicionales, lo que es un auténtico problema en productos con tallas o numeración (vestimenta y calzado), complejos (como una mochila para varios días) o muy caros (un buen saco o una tienda de campaña de gama alta). Ya hemos comentado en otras publicaciones que molestar a vendedores de establecimientos físicos probándonos y pidiendo asesoramiento de un producto que sólo compraremos online, es una práctica reprobable y que demuestra una grave falta de respeto por el trabajo de esas personas.

Publicidad

Algunas recomendaciones

  • Debe figurar el precio original real. Hemos detectado muchos precios inflados para hacer creer que el descuento es mayor de lo real (sobre todo en páginas on line poco conocidas y de dudosa seriedad).

  • El producto rebajado no puede estar defectuoso y las garantías deben ser las mismas.

  • Si no se permite el pago con tarjeta o varía el plazo de devolución, el vendedor debe especificarlo de manera clara y visible.

  • La devolución del dinero sólo puede solicitarse si el producto tiene un defecto de fábrica. Algunas tiendas te canjean el producto por un vale si te arrepientes de la adquisición una vez en casa o se trata de un regalo que hiciste y no ha gustado, pero por ley no están obligados.

  • Exige siempre la factura o el tique. En muchos figuran claramente las condiciones para una devolución.

  • No compres en puntos de venta de los que no te fías. Si ya has tenido malas experiencias anteriores con un asesoramiento nefasto, entrega con retraso injustificado (hay tiendas on line que confirman como “disponible” productos que no tienen) o reclamaciones mal gestionadas, no repitas compra sólo porque sea muy barato.

  • En caso de duda puedes consultar a tu oficina municipal de consumo o consultar la Ley General para la defensa de consumidores y usuarios, publicada en el Boletín Oficial del Estado.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Tres años consecutivos ayudando a mujeres deportistas a alcanzar sus metas...

Petzl presenta su nueva joya, la linterna frontal más potente de su colección, con la...

A veces sólo basta con poco más de una hora para llegar al fin del mundo...

Las tecnologías para el rendimiento alcanzan una nueva cota gracias al sistema HeliXC...

Con fibra natural que garantiza el bienestar de las ovejas...

Mountain bike en el Cap de Creus, kayak en el río Ter y submarinismo en Roses para de...