Los Pou firman dos nuevas rutas en los Andes

Los hermanos amplian su legado en los Andes echándole imaginación (y máximo esfuerzo) en montañas difíciles y muy poco transitadas

https://youtu.be/yJKtXCVg_oc

Los hermanos alaveses siguen haciendo historia en la Cordillera Blanca del Perú, esta vez en compañía del huaracino Micher Quito, inaugurando dos nuevas rutas tras explorar las inaccesibles agujas de cinco mil metros del Urus Oeste.

Los Urus están situados entre las quebradas de Ishinca y Uruscocha formando un largo cordal con tres picos principales: Urus Este (el mas ascendido por tener una vía normal
muy asequible), Urus Central (poco recorrido por los andinistas) y Urus Oeste (pico con contadas ascensiones). Este ultimo cuenta a su alrededor con varias agujas independientes que superan los 5.000 m y que son de enorme dificultad.

Los Pou se habían fijado en este macizo la temporada anterior, cuando en la ultima actividad en la que recorrieron la quebrada de Ishinca, repararon en estas montañas difíciles y muy poco transitadas. Por eso eran perfectas, porque les podrían permitir sumergirse en ese alpinismo de exploración que tanto les gusta. Un alpinismo de vanguardia que implica que mientras en la quebrada se arremolina un montón de gente, ellos, junto a su compañero de escalada Micher Quito, y el también cámara peruano Alex Estrada, podrían darle a la imaginación y trazar nuevos itinerarios vertiginosos en estas esbeltas agujas.

1
 

Y así fue, como tras seis horas andando, alcanzaron el Campo Base a pie del Urus Oeste, a una altura aproximada de 4.900 m, y al pie del glaciar del mismo nombre. Si las temperaturas durante el día habían sido agradables, durante la noche todo se congela, y a las 4:30 h cuando suena el despertador, fuera de la tienda hay 15º bajo cero. No es impedimento para que 8 h 1⁄2 después, y con un día frio y desapacible, los tres alpinistas- el cámara seguirá la ascensión desde abajo- hollasen la cumbre en mitad de la niebla: ”Lo hemos conseguido. ¡Hay esta esa nueva vía soñada durante todo un año!”.

Pero no ha sido fácil, el esfuerzo de tener que abrirse paso sobre metros de nieve fresca acumulada, y la falta de aclimatación, ha dejado sus cuerpos maltrechos... A lo que habría que sumar un pequeño accidente: A Eneko le cae un pedazo de hielo en la cara desde varios metros de distancia, que a punto esta de partirsela y dejarle sin sentido... Pero hay esta esa nueva apertura, técnica y difícil, que bautizan como “Hanan Pacha” (90º/425 m) en honor a los viejos dioses incas y que alcanza la cumbre del Urus Oeste de
5.450 m.

Al día siguiente, a pesar de levantarse con la calma, deciden seguir explorando el macizo caminando por la base de las agujas que conforman el Urus Oeste. Habría sido mejor descansar del todo, pero siguen motivados y necesitan buscar información para acometer un nuevo objetivo. 2 h 1⁄2 de caminata les cuesta encontrarlo: Intentaran abrir una nueva línea en el Urus Oeste III, una aguja escarpada a la que solo se puede acceder escalando por cualquiera de sus vertientes...

Tras 7 h de escalada ininterrumpida y navegando por estrechas canales de hielo verticales que surcan una pared de granito espectacular, se levantan nuevamente junto a Micher Quito sobre la cumbre de esta montaña, abriendo otra nueva ruta que esta vez bautizan como “EMMOA” (M6/75º/640 m), en honor al museo vasco de montaña.

2
 

”¡Dos vías en tres días! Pero ahora hay que bajarsede aquí...”, ss lo primero que dijeron los tres alpinistas en la cumbre, ya que la montaña era tan escarpada, que no tenían claro por donde lograrían descenderla... Al final lo consiguieron, tirando rapeles de fortuna por un muro de roca desplomado de 100 m que puso a prueba sus nervios, para después descender como pudieron un corredor de hielo vertical. Tan difícil se puso, que a punto estuvieron de descender hacia la vertiente contraria de la montaña- un poco mas fácil técnicamente- dejando al otro lado solo a su cámara Alex Estrada con tiendas, sacos y el resto del material.

Dos días después, y ya al refugio de la civilización en la ciudad de Huaraz, tras informarse sobre la actividad realizada, llegan a la conclusión que probablemente esta ascensión al Urus Oeste III sea la primera a esta montaña de 5.270 m. Por mas que preguntan no encuentran información sobre ninguna escalada anterior y ellos tampoco hallaron nada de material abandonado ni en el ascenso ni durante el descenso. ”Estamos muy contentos con esta exploración a los Urus. Nos llevamos dos aperturas importantes además de probablemente haber hollado por primera vez un pico virgen. También es verdad que el esfuerzo ha sido máximo por la altura, la dificultad de las rutas y las condiciones invernales. Pero hemos apostado a todo y nos ha salido bien. Ahora necesitamos descansar un poco para mirar hacia nuevos objetivos. En apenas quince
días hemos escalado en libre “Aupa Gasteiz” 7c+/160 m, subido el nevado Huarapasca de 5.418 m, iniciado la apertura de otra vía en roca que todavía no hemos finalizado, y ahora esta bonita actividad en los Urus. Ni en nuestros mejores sueños nos habríamos imaginado semejante inicio de expedición...”

Los hermanos Pou liberan su Aúpa Gasteiz

Relacionado

Los Pou firman la primera en libre de "Aúpa Gasteiz"

Nuestros destacados