10 recomendaciones para ir a la nieve si nunca has esquiado

Redacción Oxígeno -
10 recomendaciones para ir a la nieve si nunca has esquiado
10 recomendaciones para ir a la nieve si nunca has esquiado

Todo lo que necesitas saber para ir a la nieve, si nunca has esquiado

Con la llegada de los meses de frío, cada vez son más las personas que se animan a esquiar. Pensando en aquellos que lo van a hacer por primera vez, la empresa Wiquot.com, gestor inteligente de finanzas personales y facilitador del ahorro familiar, ha recogido en 10 puntos las claves que debemos tener en cuenta para disfrutar de este deporte al máximo, de una forma segura y evitando dispendios innecesarios.

10 imprescindibles que debes saber para ir a la nieve, si nunca has esquiado

1. Escoger adecuadamente el lugar
Para poder esquiar, necesitamos un forfait, que es el pase para poder acceder a las instalaciones de las pistas de esquí y hacer uso de los remontes. Su precio depende de cada lugar, en España va desde los 35 euros hasta los 1.000 euros.

La diferencia de precio depende de la estación de esquí, sus kilómetros esquiables, el desnivel de sus pistas, la calidad de sus remontes, los días que se vaya a esquiar, la edad del esquiador y de los servicios que desee tener incluidos en las pistas.

En el caso de los principiantes, es recomendable, además de contratar clases, escoger una estación económica, que esté poco masificada y disponga de lugares amplios, de fácil acceso y con poca pendiente.

2. Tres capas de ropa
Las dos claves para escoger la ropa de nieve es que mantenga el calor del cuerpo y expulse la humedad. Por eso, es recomendable ir a esquiar con tres capas de ropa transpirables, ligeras y que no sean gruesas. Se aconseja el uso de prendas técnicas y evitar el algodón, porque retiene mucho el agua y si sudamos tarda mucho en secarse.

La primera capa, la más pegada al cuerpo, es la que nos proporcionará calor (por ejemplo, mallas o camisetas térmicas y sin costuras, etc.). La segunda debe ser impermeable para evitar mojarnos cada vez que nos caemos. Y la tercera, ha de ser aislante y cortar el viento.

3. Imprescindibles gorro y guantes
Por la cabeza y los pies se pierde calor corporal. Por eso, es necesario utilizar gorro, especialmente en los días de frío y viento. Éste debe ser técnico (transpirable, impermeable, de secado rápido y cortavientos).

Además, son imprescindibles los guantes, que también deben ser técnicos. Para evitar que entre frío y quede piel sin proteger debemos ajustarlos bien hasta el polar o la chaqueta.

4. Calcetines
Antes de calzarnos las botas, debemos asegurarnos que los pies están perfectamente secos. Se recomienda utilizar calcetines técnicos, transpirables, de secado rápido, con refuerzos en el talón y en la almohadilla plantar. Éstos, deben quedar perfectamente acoplados al pie, sin ninguna arruga, para evitar que surjan ampollas.

5. Las botas
En el caso de los principiantes es aconsejable alquilar las botas y los esquíes en la propia estación. Y si directamente se quiere invertir en ellas, se recomienda que tengan una dureza entre 70 y 100, en el caso de los adultos, y de 30 y 60 para niños.

En cuanto a la talla, los expertos aconsejan que sea la misma que utilizamos en zapatillas deportivas y que queden bien ajustadas al pie, porque si éste se mueve dentro de la bota podríamos lesionarnos. Para escoger el tallaje adecuadamente, se recomienda estirar el calcetín, ajustar bien la bota, apretar los ganchos y comprobar que no se pueden doblar los dedos del pie, ni levantar el talón.

6. Utilizar casco
Las caídas practicando esquí o snowboard son más que frecuentes. Por eso, es recomendable utilizar un casco que se ajuste perfectamente a la cabeza y que en caso de colisión evitará el riesgo de lesiones mayores. En el caso de los niños, es obligatorio en muchas estaciones.

7. Protección solar: gafas y crema solar
El reflejo de la luz del sol en la nieve puede dañar extremadamente la piel. Por eso es necesario utilizar protector solar para piel y labios que, además, los hidratarán y prevendrán la sequedad que provoca el frío.

Debemos escoger unas gafas específicas de nieve con cristal oscuro, para no dañar la vista y proteger los ojos en caso de ventisca.

8. Seguro de viaje
Para evitar sustos de última hora, es necesario disponer de un seguro de viaje que nos ahorrará dinero y problemas si sucede algún contratiempo, como retrasos en los viajes, perder una conexión, pérdida de equipaje, robo o no poder ir a esquiar por encontrarnos enfermos.

9. El coche
Los que opten por viajar en coche deben comprobar que los neumáticos, la dirección, las luces, los limpiaparabrisas y la calefacción se encuentran en perfecto estado y disponer de cadenas, por si fueran necesarias. Además, es interesante controlar la predicción del tiempo y evitar conducir en estas zonas, si es posible, los días de lluvia, nieve o hielo porque baja la visibilidad y aumenta el peligro de aquaplaning.

10. Seguro de esquí
Disponer de un seguro de esquí o snowboard nos permitirá practicar este deporte con mayor tranquilidad, porque en caso de accidente, de responsabilidad civil o simplemente perder los forfaits por enfermedad, contempla coberturas adecuadas para ofrecernos la asistencia que necesitamos.

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...