Los 7 magníficos del outdoor

Hemos caricaturizado las siete tribus que pueblan las montañas, ríos y playas de la Península...
Redacción Oxígeno -
Los 7 magníficos del outdoor
Los 7 magníficos del outdoor

Cual samuráis del deporte en la naturaleza, hemos caricaturizado las siete tribus que pueblan las montañas, ríos y playas de la Península. Curiosamente, más allá de sus diferencias, todos compartimos nuestra obsesión por la meteorología, aunque ya sabemos que nunca llueve a gusto de todos… Aquí están, estos son ¡los 7 magníficos del outdoor!

Redacción Oxígeno / Ilustraciones: Edu Catalá

Cerca de cualquier río navegable es habitual encontrarse con la estampa de pequeños coches cargados con un montón de kayaks que sobresalen por todos lados, o de hormiguitas porteando un enorme kayak a la espalda… Efectivamente, fuera del agua es todo un deporte de porteo. A veces pueden encontrarse acampados en las playas de arena de los ríos en bañador, alrededor de una fogata, con las palas clavadas en la arena y bajo un toldo cutre debajo del cual duermen. Sí, cuando van de expedición el material va justo. Los kayakistas suelen ir con el material desgastado, no hay mucho dinero en el mundillo... Los profanos alucinamos con la cantidad de complementos en el chaleco: navaja, silbato, cordinos, mosquetones y bolsillos, muchos bolsillos. Pero lo más curioso es cuando al salir del kayak compruebas que por debajo del faldón van con las “garrillas” al aire. ¿Y qué demonios es esa pinza en forma de U que se ponen en la nariz y que suele ir atada al casco? Curiosamente a todos les suelen entrar ganas de cagar con el primer rápido del día. Y si hay una cagada en una jornada de kayak, es acabar nadando. Para un piragüista acabar nadando es como el capitán que abandona el barco, una humillación. Si alguien nada, debe beber una cerveza del escarpín de neopreno. Así, a pelo.

METEO: “A ver si llueve..:”
JERGA: “Esto lleva poca agua”. “Tranqui, que todos los rápidos se pueden portear”. “Ese rulo no engancha”. “Tú sígueme que ya te marco la línea”.
LOS ENCONTRARÁS EN: el río Ara en España, Futaleufu en Chile, y Nepal, siempre Nepal.
SUEÑO CALIENTE: cascadas de agua con abundante caudal.
PESADILLA: llegar al río y que no tenga

Publicidad

Su dios: Reinhold Messner. Les reconoceréis por su mirada de aperturistas, buscando rutas vírgenes. Un poco de barba también ayuda, que siempre quedan mejor las fotos de congelación. Gorro al estilo polaco: que básicamente es igual que los otros gorros pero más recio de espíritu. El piolet siempre a punto. Se han visto casos de aperturas de latas de berberechos con alguno bien afilado. Eso sí, comida liofilizada y hornillo: todo lo demás es barbarie. Los crampones, cuantos más dientes, mejor. Y hablando con ellos en refugios o Campos Base entran dudas de si las botellas están rellenas de oxígeno o de cerveza. Algunos imprescindibles: mostrar un desprecio total por las multitudes en montaña, aunque formes parte de ella; los sherpas; olor a pies para la noche en el refugio o en la tienda, y una cámara de fotos para el momento cima, casualmente sin batería. Literatura clásica: Herman Buhl (y las anfetaminas.)

METEO: “En montaña, los partes no son nunca del todo fiables”.
JERGA: “Por allí se pasa seguro”. “La meteo es un misterio”. “Eso lo subimos a pasito de montañero y tan pichis”.
LOS ENCONTRARÁS EN: Benasque, Chamonix y Skardú.
SUEÑO CALIENTE: una montaña solitaria en un día soleado.
PESADILLA: una montaña abarrotada en un día de tormenta. - NOTA: En el 99 % de los casos, siempre es al revés.

Publicidad

Kilian Jornet resucitará al tercer día. No es broma. Y el resto de pros del mundillo, los 12 apóstoles. Evidentemente, son los reyes del postureo (y los selfies); y están completamente obsesionados por los ultras, y apuntarse a más carreras de las que pueden correr. Competitivos hasta en el metro, y siempre pendientes del crono, no vaya a ser que batan su marca personal y no quede registrado. Las zapatillas son el Santo Grial, y si hay que tener más pares de zapatillas que de calcetines, pues se tienen. Y taping. Mucho taping. Algunos hablan solos. A veces con amigos que comparten (o no) la misma pasión. Pero la temática es siempre la misma: carreras, kilómetros, desniveles, zapatillas, kilómetros, carreras… Bueno, y con los fisios de lesiones. Cuesta creerlo, pero algunos se beben una 0,0 al terminar una carrera. Y aunque les mola el veganismo, en noches de luna llena se ha visto a algunos atiborrarse a dobles cheeseburguers con extra de bacon.

METEO: “No sé si llevarme el cortavientos”.
JERGA: “Estoy fatal, no he entrenado nada últimamente”. “Tengo que comprarme unas zapatillas nuevas, estas ya tienen 200 kilómetros”. “Me tomaré la carrera como un entrenamiento, a disfrutarla sin más”.
LOS ENCONTRARÁS EN: Twitter, Instagram...
SUEÑO CALIENTE: dorsales ilimitados en la Zegama-Aizkorri.
PESADILLA: una carrera corta (de menos de 100 kilómetros, se entiende).

Publicidad

Laird Hamilton, uno de los grandes gurús del asunto, aseguró una vez que “el surf es uno de los pocos deportes que hay que mirar hacia adelante para ver lo que hay detrás”. Pero gallegadas aparte: el surfero: ¿nace, o se hace? A veces entran dudas cuando ves a tantos cortados por el mismo patrón. Allí donde haya furgonas, hay surferos. Y viceversa. No falla. Y suelen estar tan cargadas de arena como sus dueños de salitre. En caso de duda, confiad en el olfato: el olor a neopreno húmedo siempre deja rastro. En los paseos marítimos se pasean descalzos,normalmente con la vista perdida en el mar, quizás esperando la gran ola, o sencillamente pasando la resaca. Eso sí, a los que pasan tiempo en el agua les diferenciaréis por sus espaldas. Algunos aseguran no practicar un deporte: es un modo de vida. Ya sabéis. Al contrario que en otras tribus del outdoor, entre ellos se dan curiosas riñas territoriales: como perros guardianes protegen “sus” olas de la invasión de foráneos, lo que a veces da lugar a auténticos sinsentidos. Pero si alguno dudáis de sus capacidades deportivas, probad un día a entrar al agua con ellos…

METEO: “El parte pone perfecto.”
JERGA: “Está glassy”. “En caso de duda, rema”. “Hace media hora estaba mejor”.
LOS ENCONTRARÁS EN: Salinas, Hossegor, Bali.
SUEÑO CALIENTE: Maldivas.
PESADILLA: surf camps.

Publicidad

Su dios: Wolfgang Gullich. Aunque algunos le rezan a Chris Sharma, sobre todo si han nacido en los 90. Sabréis que os habéis encontrado con uno porque su furgoneta estará muy cerca de la paredes de escalada, ¡coño, qué aquí se viene a apretar no a caminar! Existen varias razas, como los machacas del búlder, que reconoceréis por haber sustituido su espalda por una colchoneta, o los amantes de la dificultad, generalmente concentrados en rocódromos antes de salir a por resultados obscenos en roca. Gastan más en magnesio que Eugenio en tabaco. Alguno hasta escala sin cuerda para demostrarle a la gravedad, esa ramera, quién manda. Su biblioteca se compone esencialmente de guías de escalada, algunos croquis sueltos y la imprescindible portada del libro de Ron Kauk “El espíritu de la roca”, en la que aparece muy relajado en el techazo de Separate Reality (el resto del libro no es fundamental tenerlo).

METEO:“Si llueve nos vamos al roco”.
JERGA: “¿Te pongo un bloque?”. “Llévame corto”. “¡Aupa, bicho!” o su variante “¡A muerte, bicho!”.
LOS ENCONTRARÁS EN: el rocódromo más moderno o el más cutre (el término medio es para los novatos), y escuelas míticas como Siurana, Rodellar o algún viejo túnel en la city al que algún día alguien le pegó unas presas.
SUEÑO CALIENTE: el octavo grado. Si ya lo has alcanzado, el noveno grado. Y así sucesivamente hasta arder en las llamas insondables de la eternidad o pasarse al trekking.
PESADILLA: recauchutar los pies de gato.

Publicidad

Utilizan el hashtag #winteriscoming desde agosto. En serio. Evidentemente, su obsesión por los partes de nieve es enfermiza: algunos consultan el snow forecast de estaciones del mundo a las que no irán en su vida, sólo por el deleite de comprobar lo que ha nevado. Lucen más moreno (y arrugas) en invierno que en verano. Pero es mucho más lo que les separa que lo que les une. Mientras algunos viven obsesionados por la ligereza y la velocidad, otros sólo buscan la línea más “acid”. Y en el justo medio se encuentra el viejo montañero que aprendió a esquiar según hacía la Chamonix-Zermatt. Por sus giros (y el ancho de patín) les reconoceréis. Los más cañeros (o posers) llevan airbags en la mochila. Y, ¿qué decir de los splitboarders? Fácil: no se quitan el gorro de lana ni en el interior de los refugios (o de la disco).

METEO: “Dos metros acumulados, ¡te lo juro!”
JERGA: “Mierda, se me ha olvidado el ARVA”. “No hay colegas los días de polvo”. “Aquí hay huellas ¿las seguimos?”.
LOS ENCONTRARÁS EN: Baqueira, Verbier, Hokkaido.
SUEÑO CALIENTE: nieve polvo y refugios con bar.
PESADILLA: nieve costra y tiburones.

Publicidad

Si hay alguien que que inventó eso de "picarse" con el prójimo seguro que fue uno de ellos. Cuando te presentes en una ruta y te digan "hoy vamos a ir tranquilos" ya te puedes echar a temblar. De paisano los reconocerás porque cuando te cruces con ellos no te mirarán a ti, mirarán a tu bici, a ver si es último modelo. El manillar lleno de gadgets: pulsómetro con GPS, cámara GoPro, mando de bloqueo de suspensiones, de tija telescópica. Levántale la camiseta y encontrarás la inconfundible marca del moreno ciclista. Precursores del depilado masculino, son muy dados a verse en el espejo y a subirse a la báscula. Cuando les oigas decirte que estás fino no te creas que están alabando tu inteligencia. No entrarás en el Club de pleno derecho hasta que hayas pillado una buena pájara, siempre en el top del ranking de historias para contar en las tertulias. Inseparables de su mochila de hidratación, y fans de los calcetines largos y los guantes completos, dejarles solos en una tienda de bicis es más peligroso que a Donald Trump en una peluquería.

METEO: rezar para que el viento no te pille de cara.
JERGA: “Me llevas con el gancho puesto”. “No me seas globero”. “Llevo todo metido y no puedo con esta cuesta”.
LES ENCONTRARÁS EN: cualquier camino lejos del asfalto.
SUEÑO CALIENTE: una cerveza fría después de una buena ruta.
PESADILLA: un pinchazo y no llevar parches.

Publicidad
Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...