Cómo iniciarte en el cicloturismo

Os ofrecemos unos cuantos consejos y aspectos a tener en cuenta para que os animéis a probar una gran ruta cicloturista con totales garantía
Jorge Jimenez -
Cómo iniciarte en el cicloturismo
Cómo iniciarte en el cicloturismo

Os ofrecemos unos cuantos consejos y aspectos a tener en cuenta para que os animéis a probar una gran ruta cicloturista con totales garantías.



cicloturismo

Las rutas cicloturistas de varias etapas es un lujo que está al alcance de muchos pero que por desgracia en  nuestro país no está tan asentado ni goza de tantos practicantes como en el resto de Europa (tampoco disponemos del mismo nivel de infraestructuras especializadas). Una ruta cicloturista es una manera de descubrir un territorio, zona o país que te aconsejamos probar, ya que es una experiencia que engancha, seas o no, usuario habitual de la bicicleta.

?Preparación física
Lo primero que tenemos que tener muy claro es nuestro nivel físico y de esta manera, según el kilometraje total y el desnivel, dividir en 2, 3, 4 o más días la ruta que queramos realizar. Tenemos que ser cautos y realistas, ya que se trata de disfrutar del viaje y no de sufrir con la ruta. Además es interesante que nos dejemos tiempo para parar donde nos apetezca y descubrir todo lo que nos ofrezca el terreno por el que transcurra nuestro viaje. Ya que esto forma gran parte de la magia de viajar en bicicleta: un medio de transporte rápido, pero que a la vez te ofrece la posibilidad de no perder detalle del territorio por donde circulamos y la libertad de parar en cualquier momento.

La norma general para un ciclista medianamente entrenado es poder asumir entre 60 y 80 kilómetros diarios. Tenemos que pensar que el ritmo será bajo, ya que iremos cargados y es preferible perder unos minutos para consultar el mapa o el GPS con tal de no perdernos.

Si no eres usuario habitual o practicante de ciclismo, es muy aconsejable que antes de empezar la ruta, acumules unas cuantas salidas para prepararte mínimamente a las exigencias físicas que te plantea la bicicleta.

Si ya tenemos la ruta preparada, conocemos los desniveles diarios a los que nos enfrentaremos, los puntos kilométricos más exigentes, sabemos dónde pararemos a comer, cuántos días vamos a necesitar emplear en completar la ruta y todo este tipo de detalles, el siguiente paso y el más importante es hacer la maleta y preparar la bicicleta.

bici2? Tipo de bici
Lo primero que tienes que saber a la hora de escoger bici es que no hace falta un modelo extremadamente caro, ni muy avanzado técnicamente, es más, en según qué momentos, puede ser un inconveniente.

Lo ideal es una bicicleta sencilla y fiable, y que con el mantenimiento mínimo de rigor, nos podamos olvidar de ella y disfrutar de nuestro viaje. Aunque hay bicicletas específicas para cicloturismo, que reciben el nombre de bicicletas de trekking, una mountain bike rígida o una bicicleta de carretera sencilla y debidamente adaptadas son igual de válidas.

En las mountain bike, si son de cuadro rígido (sin suspensión trasera) nos permitirá montar portaequipajes con mayor facilidad, la bicicleta necesitará menos "mantenimiento", será más fiable, y normalmente el ritmo que llevaremos y el terreno no harán necesaria una bici de doble suspensión. Llevar una horquilla de suspensión se agradecerá, aunque en según qué ruta se puede prescindir de ella perfectamente también.

manillar? Manillar y potencia
En el tema de manillares las opciones son múltiples también, y sobre todo dependerá del tipo de manillar con el que nos sintamos más cómodos para realizar largas rutas. Hemos de tener en cuenta que una posición fija encima de la bicicleta durante muchas horas acabará forzando demasiado el cuello y la espalda, produciéndonos así sobrecargas musculares y dolores. Es por ello, que el tipo de manillar favorito de los cicloturistas es el multiposición (también llamado 8 o mariposa).

Si preferimos un manillar más convencional o discreto y nos encaja con el talante de nuestra bicicleta, los manillares convencionales de carretera son otra buena opción, ya que nos permiten jugar con varias posiciones también.

Si finalmente optamos por un manillar convencional de tipo mountain bike, el montaje de unos acoples en los extremos será vital para que consigamos poder variar la posición adoptada con el paso de los kilómetros.
Otras opciones, que a su vez pueden complementar los anteriores manillares son las potencias regulables en altura y longitud.

Con todo ello hemos de conseguir tener una posición cómoda en todo momento encima de la bicicleta, de otra forma, se puede convertir en una auténtica pesadilla nuestro viaje, sin que la espalda nos quede excesivamente estirada encima de la bicicleta

? Pedales
No hay duda que si queremos buscar la máxima eficacia de pedaleo tendremos que optar por unos pedales automáticos, no por ello, siendo la única opción válida, porque como veremos hay más sistemas de anclaje y sino, un pedal de plataforma, siempre realiza su función correctamente.

En el caso de que seamos practicantes habituales del ciclismo y llevemos pedales automáticos, es muy aconsejable montarlos en nuestra bicicleta para el viaje también, ya que si estamos acostumbrados a pedalear con ellos nos podemos sentir extraños si nos ponemos a pedalear sin.  Lo que si recomendamos para cicloturismo es siempre pedales automáticos de montaña, ya que permiten las calas son mucho más pequeñas, y a la hora de bajarnos de la bicicleta y tener que andar son mucho más cómodas que las de carretera, por lo que en cicloturismo es básico y nos darán mucha mayor libertad de movimientos.

Para los que no estén acostumbrados, aconsejamos que si no tienen tiempo para practicar durante al menos un par de salidas antes del viaje, no opten por pedales automáticos, habiendo así otras opciones para retener el pie en el pedal, como son los anclajes de cinta o los pedales con puntera.

? Cuentakilómetros o GPS
Los cuentakilómetros y GPS son recomendables aunque no imprescindibles, y hay quien le gustará ir más a la aventura sin dispositivos electrónicos y habrá a quien le guste tener todos los parámetros de su viaje controlados. Bien es cierto, que llevar un sencillo cuentakilómetros puede ser útil para saber cuánto nos queda para acabar una etapa, calcular el tiempo que queremos emplear en cubrir la distancia que tenemos marcada hasta la siguiente pausa…

Por otra parte, el GPS todavía es más subjetivo, a la vez que también dependerá de otros factores externos como si la ruta que queremos realizar esta totalmente señalizada, queremos hacer nuestra propia ruta, o si queremos ir a la aventura…

luces? Luces
Si las etapas son largas o por la época del año el día es corto, es recomendable llevar por lo menos una luz delantera y otra trasera instaladas en nuestra bicicleta. Si queremos invertir lo mínimo, con un par de luces sencillas ya podremos salir del paso, ya que no hace falta que iluminen mucho, y si no tenemos pensados circular de noche será más por un motivo de seguridad y de ser vistos en caso de que se nos haga de noche que por otra cosa. Una luz frontal de las que se sujetan a la frente también puede ser útil en caso de que tengamos que para a reparar algún infortunio.

? Las cubiertas
La elección de las cubiertas dependerá del tipo de ruta que vayamos a realizar y del tipo de bici que vayamos a emplear para hacer la ruta. Si disponemos de una bicicleta de carretera o de trekking, la duda en que cubiertas elegir será menor, siendo importante elegir unas cubiertas que no comprometan la fiabilidad por buscar reducir unos gramos. Es aconsejable, incluso, que dispongan de algún material interno de protección. También es importante que tengan dibujo, ya que en una ruta de varios días el tiempo pude cambiar y si hemos de rodar sobre asfalto mojado lo agradeceremos.

En el caso de que vayamos a realizar una ruta de montaña o nuestra bicicleta sea una mountain bike, el abanico de opciones se abre, y dependerá de la orografía y el tipo de suelo que vayamos a pisar. Si la ruta es bastante llana y poco técnica, será fundamental buscar unas cubiertas rodadoras y de poco perfil, entre 1,80 y 2,10 pulgadas máximo, con un dibujo poco agresivo, con poco taco, especialmente en el centro de la banda de rodadura.
No te pases de delgados aunque el terreno sea fácil, porque el peso que van a aguantar va a ser importante, ni de gruesas, que nos lastrarían. Por el contrario, si la ruta es bastante técnica con mucho desnivel y terreno variado, es importante buscar una cubierta con un perfil más agresivo con un diámetro de entre 2,15 o 2,25. Es importante una carcasa resistente y si es posible combinar tubeless o cámaras.

Es importante llevar bastante presión en torno a 3-3,5 kg, ya que llevaremos peso y necesitamos un rodar ágil. Además minimizamos el riesgo de reventar la cámara por pellizco. Por el contrario, si el terreno es técnico y muy irregular, la presión tiene que rondar los 2-2,5 kg, para evitar posibles pinchazos.

touring

? Revisión general
Hazle una revisión en profundidad antes de empezar el viaje: bici limpia, cadena engrasada, cambios y frenos ajustados, y cables y cubiertas han de estar en buen estado.

? ¿Alforjas o Mochilas?
Para rutas de más de 4 días aconsejamos llevar un portaequipaje y unas alforjas a nuestra bici  con lo que podremos llevar mucha carga. Por lo contrario perderemos un mayor control de nuestra bici en zonas técnicas, siendo un lastre importante a la hora de enfrentar largos ascensos.

-Para rutas inferiores a 4 días aconsejamos llevar una mochila con todo lo necesario bien puesto y distribuido, con la posibilidad de complementarlo con una bolsa delantera cogida al manillar donde transportar nuestras pertenencias más “pequeñas” (cámara de fotos, móvil, cartera, barritas y geles, herramientas, etc.)

? Nuestras alforjas o mochilas llevaran…
Teniendo en cuenta que la mayoría de estas rutas se realizan en épocas estivales, la ropa que deberemos llevar es poca: con 2 culottes y 2 maillots para una ruta de hasta 4 días será suficiente, ya que al llegar a los hostales o albergues las podremos lavar y tenerlas secas para la jornada siguiente. El chubasquero será imprescindible contra la imprevisible lluvia. 2 o 3 pares de calcetines de recambio, casco, guantes, gafas sin olvidarnos de la mochila. En ella llevaremos barritas, geles, herramientas básicas, 2 cámaras e inflador.

 

 

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...