Vientos huracanados en el campo base del K2

Noche tremendamente dura para la expedición de Alex Txikon
-
Vientos huracanados en el campo base del K2
Vientos huracanados en el campo base del K2

Se anunciaban terribles condiciones en el K2 para estas jornadas, y el Karakorum ha hecho justicia a las previsiones. La noche ha sido tremendamente dura para la expedición del K2 de Alex Txikon dado que los vientos huracanados no han cesado durante toda la noche. Sin embargo, la mitad del equipo que duerme en los iglús han notado una grata diferencia en comparación con el resto del equipo que decidió, desde un principio, no dormir en los iglúes, puesto que no han pegado ojo. Por suerte, gracias al muro de nieve que construyeron a principios de semana, el viento no se ha llevado las tiendas de campaña.

Rachas de más de 100 km/h

Esto le comentaba el cocinero Moseen a Txikon esta mañana. “Alex, no he podido dormir nada, pero al menos estaba tranquilo ya que gracias al muro que construisteis sabia que no se iban a romper las tiendas; las del norte que no protege el muro, en cambio, se han caído. Pero las hemos vuelto a reconstruir. ¡Para nada me imaginaba que aquí se pudiesen construir iglues y un muro de 30 metros! A la noche soplaba el viento como nunca antes lo he sentido y eso que he estado en seis expediciones invernales ya... “. Moseen, y el resto del equipo isntalado en las tiendas, han aprovechado para descansar por la mañana mientras que el equipo que dormía en los iglúes ha cogido el relevo para asegurarse de que el viento dejase todo en su sitio.La estación metereológica construida en el campo base marcaba vientos constantes de 57 km/h y rachas de 109 km/h, por encima de las previsiones, y temperaturas de menos 15º bajo cero.

Publicidad

A pesar de todo, Alex se muestra contento y positivo ya que el hecho de anticiparse a cada situación, está haciendo que no tengan problemas y puedan afrontar lo mejor posible las temibles condiciones del K2 invernal y sus vientos huracanados. Ahora les toca esperar a que después de la tormenta llegue la calma y puedan aprovechar la ventana de buen tiempo para seguir trabajando en la montaña. La mirada de todo el equipo está puesta en los 8.611 metros.

Publicidad
También te puede interesar

A por el gran tesoro alpino del Karakorum

Te recomendamos

Una de las grandes novedades de Sea to Summit para las aventureras y amantes de los d...

Así son las Merrell Antora, os contamos al detalle cómo son las primeras zapatillas d...

Probamos las nuevas ASICS Gel Fuji Trabuco 7 y te contamos cómo rueda el modelo estre...

Junto a Patrick Seiwald, el tirolés inaugura un rutón de mixto con dificultades de M9...

Así es la Forge S GTX, la primera bota de trekking del mundo con horma personalizable...