Descubre la naturaleza de Suiza a través de los ojos de Roger Federer

El tenista se une a Suiza Turismo para promocionar las posibilidades outdoor de su país

Descubre Suiza a través de los ojos de Roger Federer
Descubre Suiza a través de los ojos de Roger Federer

Roger Federer y Suiza Turismo (ST) desarrollarán juntos iniciativas para promocionar Suiza en todo el mundo. Su apoyo es más necesario que nunca, puesto que el sector turístico está saliendo de su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. La dirección de ST está convencida de que nadie está en mejores condiciones de hacerlo que esta emblemática figura que lleva a Suiza por bandera. «Es la combinación perfecta, Suiza y su maravillosa naturaleza han contribuido sin lugar a duda a la carrera sin precedentes de Roger», explica Martin Nydegger, director ejecutivo de ST.  Una serie de videos y clips cortos presentarán a Roger Federer energizado por la naturaleza suiza. En MySwitzerland.com, podremos descubrir Suiza a través de los ojos de Roger. Mostrará sus lugares preferidos, los sitios de interés y los tesoros ocultos del país helvético. El tenista, uno de los mejores deportistas de la historia, se siente sumamente motivado para apoyar a su país natal y lo hará por una buena causa. La retribución por sus apariciones como nuevo embajador de ST se destinará a la "Fundación Roger Federer" que ayuda a los niños más desfavorecidos de Suiza. 

ST Interview RogerFederer
ST Interview RogerFederer

 

Martin Nydegger, director de Suiza Turismo, entrevista a Roger Federer con motivo de su nueva colaboración: 

MN: Roger, muchísimas gracias por aceptar esta colaboración. Para nosotros, esto es increíble.¿Qué fue lo que te animó a trabajar finalmente con Suiza Turismo?

RF: Siempre he sentido que yo representaba a Suiza. No solo en los Juegos Olímpicos o en competiciones por equipos donde se escucha «Juego para Suiza», o cuando ves la bandera del país. Dondequiera que aparece escrito mi nombre, al lado siempre hay una bandera suiza. Me siento muy orgulloso de haberlo hecho durante estos veintidós años de recorrido. Siempre me he sentido embajador de mi país. Mucha gente solía decirme que lo era, aparte del chocolate y las montañas. La gente siempre se vuelve y me dice: «¡Eres de Suiza! Como Federer». Dar este paso me parecía lógico. Era importante saber cómo se iba a utilizar la marca, si sería en Suiza o si iba a ser a nivel mundial y, entonces, me di cuenta de que me encantaría hacer una campaña global para invitar a la gente a Suiza y resaltar su belleza, porque me enorgullece ser de aquí. Así que no tardé mucho tiempo en decidirme. También me parecía importante destinar todo el dinero que recibo de vosotros a una buena causa, a una organización benéfica, y vamos a construir zonas de juego aquí, en Suiza. Ese fue otro aspecto importante, dado que, en cierto sentido, lo estoy haciendo a título gratuito y es como mejor me siento al respecto, porque sencillamente estoy orgulloso de ser embajador de este país.

"Me parece que cuando uno viene a Suiza, viene por su belleza natural, sus lagos, sus montañas, sus ríos y sus paisajes, y por lo limpia que es y por cómo todo funciona a la perfección". Roger Federer.

MN: ¿Tienes algún recuerdo en particular de experiencias turísticas en tu infancia?

RF: De niño recorrí toda Suiza con mis padres. Eran unos apasionados del senderismo. Me acuerdo de Appenzell, adonde solíamos ir muy a menudo. También íbamos a esquiar. Como éramos de Basilea, no íbamos siempre al mismo lugar, porque celebrábamos la «Fasnacht», la gran fiesta de carnaval de Suiza y, cada dos años cambiábamos de estación de esquí.

MN: Como viajas tanto, ves tantas cosas, vas a tantos hoteles y visitas tantos restaurantes, sitios y ciudades fabulosos, ¿podrías darnos algún consejo? ¿Qué podríamos cambiar en Suiza Turismo para poder competir con los mejores?

RF: Obviamente, nosotros no tenemos grandes metrópolis como París, Nueva York o Londres. Me parece que cuando uno viene a Suiza, viene por su belleza natural, sus lagos, sus montañas, sus ríos y sus paisajes, y por lo limpia que es y por cómo todo funciona a la perfección. Los trenes llegan puntuales y, como Suiza es pequeña, uno puede recorrer el país de una punta a la otra en poco tiempo. Además, parece que, a cada media hora de recorrido, uno nota un acento diferente del alemán suizo, incluso lenguas distintas: francés, italiano, alemán suizo o retorromano. Por eso, creo que es un país de lo más variado e interesante.

 

Nuestros destacados