Los peores errores que puedes cometer este verano

Estamos ante un verano atípico, tanto por los destinos que elegiremos como por la omni presente amenaza del COVID-19. ¡Y evitar los peores errores está en nuestra mano!

Tino Nuñez

Errores a evitar en este verano 2020
Errores a evitar en este verano 2020

Todos necesitamos relajarnos y disfrutar este verano de 2020, pero conseguirlo no es incompatible con mostrar precauciones fáciles de seguir. En la naturaleza y durante el viaje debemos mostrarnos responsables, sin sentirnos cohibidos o molestos por adoptar precauciones recomendadas por las autoridades sanitarias.  

Tres situaciones a evitar

Viajes en grupo. No es el mejor momento para unas vacaciones en “pandilla”, con un grupo numeroso organizado por una empresa o con más de tres personas que no convivan juntas.  

Lugares masificados. Ahí podemos incluir desde un tres mil conocido, con su cima o tramo característico muy transitados por la ruta normal (por ejemplo el Aneto y su Puente de Mahoma) hasta el aparcamiento de un espacio natural protegido cerca de una gran ciudad. 

Interiores de bares y restaurantes. No es conveniente permanecer más de una hora en el interior y máxime si está poco ventilado. A partir de la segunda hora el riesgo aumenta exponencialmente y en la tercera hora constituye una irresponsabilidad. Por mucho que deseemos celebrar el fin exitoso de nuestra actividad, incluso en las terrazas deberíamos tener puesta la mascarilla mientras no bebemos o comemos. También debe evitarse fumar, pues el humo transmite más lejos el virus. Los cuartos de baño también constituyen fuente de riesgo si las visitas son continuas o no se desinfectan muy repetidamente. Estas recomendaciones, no muy conocidas, han sido realizadas recientemente por médicos de primera línea internacional. 

Sobre el transporte

Por muy poco sostenible que resulte, en la situación actual el medio más seguro es el vehículo privado, aunque puede dejar de serlo si viajáis y dormís juntos, por ejemplo cuatro no convivientes en una furgoneta o autocaravana. Conviene llevar las ventanillas abiertas y la mascarilla puesta si no vivimos juntos. En el caso de dos personas, lo más seguro es que la segunda se siente en el asiento posterior derecho para que exista mayor distancia con el conductor. Aunque las compañías aéreas declaran máxima seguridad con sus filtros EPA que renuevan totalmente el aire cada tres minutos, muchos vuelos se realizan al cien por cien de ocupación (legal pero muy discutible desde el punto de vista sanitario) y algunos de los más prestigiosos virólogos advierten de que entre un periodo de tres minutos y el siguiente existe riesgo de contagio si hay un infectado próximo. 

Respecto al tren, ya hay quejas de que algunos servicios rápidos tipo AVE van totalmente llenos en fechas claves y que en los vagones, pese a la prohibición, se suben personas sin mascarilla o que se la bajan continuamente, descubriendo boca y/o nariz. 

Otros aspectos importantes

La hipótesis de que el calor iba a mitigar significativamente la transmisión del virus no se está cumpliendo y de hecho la lógica movilidad estival, junto a un relajamiento excesivo de las precauciones puede crear una falsa sensación de seguridad

En los refugios no se puede entrar excepto si se tiene reserva previa para dormir y se han reducido el número de plazas disponibles. Mucha precaución con el agua, sobre todo en zonas muy masificadas; una fuente popular o una pequeña poza de montaña en la que se bañan decenas de personas cada día pueden provocar infecciones de diversa índole.  

La  segunda quincena de julio es el periodo habitualmente más caluroso del año en España y ya se han superado en varias comunidades autónomas los registros históricos. La necesidad de refrescarse o hidratarse puede animarnos a adoptar conductas indeseables de riesgo, como bañarnos en pantanos en los que está prohibido (y además es peligroso como recuerda el número de ahogamientos anual en sitios supuestamente inofensivos) o compartir una botella de agua con un no conviviente. El calor también anima a bajarnos la mascarilla a menudo, pues de hecho su limitada ventilación crea una sensación de encontrarnos a 4-5 grados más de lo que estamos, y puede resultar peligroso si no guardamos la distancia social recomendada de 2 metros (en enclaves cerrados las gotículas con COVID-19 pueden alcanzar hasta 8 metros si alguien enfermo estornuda). Evita estar cerca de individuos que griten o canten, pues exhalan mayor cantidad de virus y llegan más lejos de 1,5 metros. 

Si tienes que hablar muy cerca de otra persona con mascarilla, no lo hagas durante más de 1 minuto y luego sepárate al menos dos metros. Esto debe ser norma, en especial en deportes con riesgo que a veces necesitan comunicación muy cercana por aclarar maniobras de seguridad (como la escalada en roca) o preguntar el camino correcto cuando nos cruzamos con un/a desconocido/a en la montaña. 

 

La mochila de verano

Relacionado

La mochila de verano

Prevención de los errores más comunes en alpinismo

Relacionado

Prevención de los errores más comunes en alpinismo

Surf en Alaska

Relacionado

Surf en Alaska

De aventura con tu furgo

Relacionado

De aventura con tu furgo