Fotoutdoor: ¡Y se hizo la luz!

Analizamos el factor esencial: la luz.
Mikael Helsing -
Fotoutdoor: ¡Y se hizo la luz!
Fotoutdoor: ¡Y se hizo la luz!

Es el factor esencial. El que da vida a una fotografía desde el punto de vista más literal. Conocer los factores que intervienen en las diferentes condiciones lumínicas será imprescindible para mejorar nuestra forma de plasmar los espacios abiertos.

¿Cuántas veces has oído hablar de la luz cuando se habla de fotografía? ¿Qué es la luz? La luz es la energía electromagnética irradiada por un cuerpo luminoso. La radiación del sol está compuesta por ondas de diferentes frecuencias/longitud, que es el espectro que podemos ver con el ojo humano y se sitúa entre los 400 a 780 nanómetros, es lo que nosotros llamamos la luz natural.

Por la diferencia de la longitud de las ondas durante el día la temperatura del color va variando a lo largo de las horas de luz. La temperatura del color se expresa en Kelvin (sin grados, porque no es una medida de temperatura, aunque mucha gente dice “grados Kelvin”, no es correcto), entre unos 2000 Kelvin (K) hasta unos 7500 K sería la oscilación durante el día. Unos valores de orientación: la luz de un fuego puede tener unos 1500 K, la luz de amanecer unos 2000-2500 K, la luz a medio día unos 5500 K, la luz de un día muy soleado, unos 6000 K, el cielo nublado serían unos 7000 K, hasta llegar a 9000 K en sombras en un día soleado.

Un buen ejemplo es cuando salimos al campo antes de amanecer; llegará el momento en el que el sol salga del horizonte e ilumine el paisaje con sus primeros rayos de luz. Esta luz tiene un color rojo cálido debido a la longitud de las ondas, que en estos momentos son las más largas del espectro y del día junto a las de la tarde (780 nm); la luz será roja y cambiará progresivamente hasta llegar al mediodía, cuando la luz del sol es blanca o incluso azulada, y tiene las ondas más cortas (400 nm). Aparte de iluminar el objeto a fotografiar, la luz determina la calidad de la fotografía. Cuando observamos y analizamos una imagen siempre se valora la calidad de la luz, el color, la intensidad o la dureza. Evidentemente hay un factor de gusto, pero en general la luz determina la calidad de la imagen.

En las próximas imágenes/ejemplos vamos a ver momentos diferentes de luz durante el día para apreciar más y mejor las diferentes temperaturas, intensidad y dureza de la luz. La temperatura se puede apreciar bastante bien por el color de la luz, la intensidad va aumentando con el nivel sobre el horizonte del sol y su fuerza, y la dureza se puede valorar simplemente mirando las sombras que produce el sol y si el contraste entre las zonas de sol y sombra son suaves o duras.

Luz de atardecer
Tomada en el atardecer en Huesca. Los dos excursionistas con raquetas observando el paisaje iluminado con los últimos rayos de luz del día y las nubes en tonos rojizos. La temperatura de color está entre los 3500-4000 K, y como el sol se ha tapado detrás de las nubes, éstas funcionan como un filtro difusor y producen unas sombras muy suaves. El tiempo de obturación es lenta, 1/15 s, pero he usado un diafragma cerrado, f/11,0, para conseguir una profundidad de campo amplia.

Luz de amanecer
Tomada a primera hora en el Parque Nacional de Cabañeros, donde los rayos del sol acaban de levantarse del horizonte. La temperatura de color está entre los 3500- 4000 K y se nota en el tono cálido de los rayos del sol, que además tiene una intensidad baja, es una luz suave. Para poder captar a los animales nítidos he usado un tiempo de obturación rápida, 1/1600 s y f/9,0.

Luz de mediodía
Esquiador en Baqueira. La luz de mediodía tiene una temperatura de unos 5500 K y luz blanca, la manta de nieve funciona como un reflector que refleja la luz del sol en el esquiador y así evitamos la sombra dura de mediodía. La imagen está tomada a una velocidad de 1/1250 s para poder "congelar" al esquiador, y con un f/5,0.

Luz de mediodía contraste fuerte
Luz de mediodía, blanca y a unos 5500 K, donde se puede apreciar un contraste fuerte en los senderistas, entre las zonas en sombra e iluminadas del cuerpo. La imagen está realizada con un tiempo de exposición de 1/500 y f/5,0.

Día nublado
Tomada en un día nublado. La chica anda con raquetas de nieve en el refugio de Montgarri en el Valle de Arán y la temperatura de color es bastante fría, alrededor de 6000 K, que tiene un tono, casi azulado. En cambio, la dureza de la luz es muy suave y casi ni se aprecian sombras. Tomado con un teleobjetivo a un 1/500 s y un diafragma bastante abierto, f/ 5,0 para conseguir un fondo desenfocado.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...