Vaya pájara…

Muchos habréis sufrido alguna vez la desagradable visita de la “pájara”: un bajón físico acompañado de un fuerte descenso del rendimiento, disminución de los reflejos, alteraciones de la visión y de la audición, acompañados de un ham
Javier Gonzalez -
Vaya pájara…

Muchos habréis sufrido alguna vez la desagradable visita de la “pájara”: un bajón físico acompañado de un fuerte descenso del rendimiento, disminución de los reflejos, alteraciones de la visión y de la audición, acompañados de un hambre feroz…


Todos estos síntomas son resultado de una bajada de glucosa debido a un esfuerzo prolongado que tira de los depósitos de glucógeno de tu cuerpo y te deja sin reservas y energía. La glucosa se almacena en forma  de glucógeno tanto en el hígado como en los músculos. El hígado va liberando la glucosa a la sangre según se necesita. El sistema circulatorio reparte la glucosa por los músculos y por el cerebro, que la van consumiendo para obtener la energía necesaria, con la particularidad de que el cerebro consume sólo glucosa, mientras que los músculos también pueden consumir grasa y hasta proteínas para obtener energía, pueden “tirar” de sus propias reservas. Cuando la glucosa va agotándose, el cerebro lo acusa pronto, y las órdenes que da pueden sufrir alteraciones: esa visión o audición alteradas, mareos, etc.

¿Cómo combatir a la “pájara”? Pues simplemente rellenando esos depósitos de energía lo más rápidamente posible aportando hidratos de carbono al organismo y bombas energéticas de asimilación rápida: zumos, barritas energéticas… Para evitarla, es importante prevenirla comiendo algo cada cierto tiempo (una hora), y una buena cena previa a la actividad, rica en hidratos de carbono, va a llenar tus depósitos.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...