Técnica básica de progresión con piolet

Moverte con seguridad en las montañas nevadas.
Redacción Oxígeno -
Técnica básica de progresión con piolet
Técnica básica de progresión con piolet

El piolet es toda una herramienta multiusos: te sirve como bastón, para asegurarte, para tallar peldaños en la nieve, montar reuniones, para frenar en caso de caída… Sólo hay que saber utilizarlo…

Partes de un piolet

1 Cabeza: una hoja vertical acabada en pico, y otra horizontal (pala) que se unen con el mango en cruz, donde suele presentar una perforación. Las hojas pueden presentar diferentes formas (dientes) según su utilización.

2 Cruz: es la zona donde cabeza y mango se unen. Hay piolets que están fabricados en piezas separadas y otras en una sola.

3 Mango: Pieza que une la hoja con el regatón y desde la cual se agarra para progresar en pendientes medias y fuertes. Algunos modelos vienen con una muesca preformada para los dedos.

4 Dragonera: Cinta de seguridad que sirve para sujetarlo a la muñeca. También se utiliza para traccionar del mismo en técnica de piolet-tracción.

5 Regatón: Parte inferior del piolet que termina en una punta afilada que clavamos para darnos agarre y equilibrio en técnica de piolet bastón, piolet escoba, etc.

¿Qué piolet necesito?
Hay diferentes tipos de piolets: más cortos y técnicos (con hojas inclinadas y dentadas para escalada), más largos, muy ligeros, con formas de hoja diferentes… Elegir uno u otro dependerá de la actividad que vayas a realizar y también de la estatura de quien lo lleve. Si es demasiado corto, acabarás con chepa al utilizarlo como bastón. Para ascensiones fáciles un piolet de 60 a 70 cm es el más polivalente. Para saber cuál te conviene: de pie coge el piolet por la cabeza y deja el brazo relajado, pegado al cuerpo. La punta inferior o regatón debe quedar a la altura del tobillo, a unos 10 cm del suelo.

Técnicas de progresión

• Piolet-tracción: para nieves duras o hielo, y pendientes fuertes. La dragonera sirve para traccionar nuestro progreso de tal forma que no sólo tiramos del agarre que hacemos con los dedos de la mano sobre el mango, sino que también tiramos de la cinta sobre nuestra muñeca.

• Piolet-ancla: para nieves semi-duras o duras, pendientes moderadas a fuertes. Se agarra el mango cerca del regatón y se clava el pico en la nieve, y con la otra mano se sujeta la cabeza con la palma sobre la cruz y el pulgar por debajo de la pala. La mano del mango tira de él hacia fuera alejándolo de la nieve, para que se clave mejor el pico.

• Piolet-puñal: para nieves duras, pendientes moderadas (travesía). Usaremos el piolet cogiéndolo por la cabeza como si fuera un puñal y lo clavaremos mientras progresamos.

• Piolet-apoyo: para nieves semi-duras o duras, pendientes moderadas. Sólamente se introduce el pico en la nieve, a la altura de la cadera. El mango y el regatón descansan sobre la superficie. La palma de la mano sobre la pala empuja hacia abajo, mientras que la otra mano puede apoyarse en la nieve.

• Piolet-escoba: para nieves blandas o semi-duras, pendientes moderadas (travesía o descenso). Se debe intentar mantener el cuerpo vertical y pisar clavando todas las puntas de los crampones, mientras clavamos el regatón en la nieve con una mano en el mango y la otra en la cruz del piolet.

• Piolet-bastón: para todo tipo de nieves, sobre pendientes de inclinación débil a moderada. Consiste en utilizar el piolet a modo de bastón: se agarra por la cabeza, la mano rodea la cruz con la palma apoyada sobre la pala, y se planta verticalmente en la nieve.

Te recomendamos

Y correrla con la Arc’teryx Norvan LD, pionera en incorporar Gore-Tex Invisible Fit...

Lo último en tecnología para tus rutas: así son las mochilas de Salewa que mantienen ...

HI-TEC celebra el 25 aniversario de las Vías Verdes proponiéndote la ruta de Alcoy...

Salewa y Oxígeno te dan la oportunidad de experimentar una auténtica aventura en los ...