Prevención de los errores más comunes en alpinismo

Sabiduria montañera.
Redacción Oxígeno -
Prevención de los errores más comunes en alpinismo
Prevención de los errores más comunes en alpinismo

La mejor forma de formarse adecuadamente en técnicas de alpinismo invernal es a través de un curso impartido por profesionales en la enseñanza de técnicas de Alta Montaña. Y no sólo lo consideramos recomendable, casi casi podríamos decir que ¡obligatorio! En cualquier caso, os dejamos algunas claves para evitar riesgos innecesarios a la hora de practicar alpinismo.

PRINCIPIANTES
Problema: condición física insuficiente. Cerca del 80% de los accidentes ocurren en los descensos, cuando el cuerpo está más agotado.

Solución: un entrenamiento adecuado tanto para los ascensos como para los descensos, en los que se usan distintos grupos musculares. Aprovecha tu día a día para entrenar en situaciones cotidianas: escaleras, cuestas… a ser posible con cierto peso. Es importante mantenerse hidratado durante la jornada, y mantener un paso calmado y constante. Si ves que durante el ascenso no puedes hablar con tu compañero sin resoplar… ¡mejor baja el ritmo!

Publicidad

NIVEL MEDIO
Problema: Nn saber darse la vuelta cuando se encuentra un terreno peligroso para el que no se tiene el material adecuado. (Ver cuadro)

Solución: busca y documéntate con libros y guías de la zona, además de con guías de montaña u otros montañeros que hayan hecho la travesía antes y puedan darte información de primera mano de las dificultades que puedes encontrar ,así como del material necesario para la ascensión. Con toda la información a mano, sé sensato al evaluar si tienes los conocimientos y experiencia necesaria para el reto. No intentes nada para lo que no estés preparado o equipado. Si has adquirido nuevo material, no dudes en familiarizarte con él en rutas más fáciles, ¡o incluso en casa!

AVANZADOS
Problema: complacencia y exceso de confianza. Es habitual que el montañero experimentado en ocasiones pueda volverse complaciente y pensar que ya saben todo lo que hay que saber, un pensamiento que puede ser catastrófico en determinadas situaciones…

Solución: mantén tu mente abierta y alerta en nuevas situaciones, terrenos o condiciones cambiantes con las que no hayas tenido experiencias previas. Y como dice un dicho: “si no aprendes algo nuevo en cada escalada, deberías dejar de escalar”.

Publicidad
Te recomendamos

Una de las grandes novedades de Sea to Summit para las aventureras y amantes de los d...

Así son las Merrell Antora, os contamos al detalle cómo son las primeras zapatillas d...

Probamos las nuevas ASICS Gel Fuji Trabuco 7 y te contamos cómo rueda el modelo estre...

Junto a Patrick Seiwald, el tirolés inaugura un rutón de mixto con dificultades de M9...

Así es la Forge S GTX, la primera bota de trekking del mundo con horma personalizable...