5 claves para las travesías de verano

Puede que los tengáis trillados, pero nunca está de más repasar los conceptos básicos para los pateos veraniegos, cuando el sol aprieta y los pies se ahogan. Hete aquí nuestras recomendaciones para disfrutar de una caminata estival sin percan
Redacción Oxígeno -
5 claves para las travesías de verano
5 claves para las travesías de verano

Puede que los tengáis trillados, pero nunca está de más repasar los conceptos básicos para los pateos veraniegos, cuando el sol aprieta y los pies se ahogan. Hete aquí nuestras recomendaciones para disfrutar de una caminata estival sin percances.


1. Nuestros mayores enemigos serán el calor y el cambio de temperaturas.
Comienza a caminar con poca ropa para evitar una excesiva transpiración, siempre se pueden ir regulando las capas que necesitemos según la intensidad del esfuerzo y la temperatura exterior. Recuerda abrigarte en los descansos, pues tanto el sudor como la diferencia térmica (sería conveniente detenerse en una agradable sombra) pueden jugarnos una mala pasada.

2. Realiza descansos numerosos aunque sean cortos.
Serán momentos idóneos para hidratarse y comer algo que reponga nuestras energías. A la hora de beber es conveniente tomarlo con calma, tragos cortos y espaciados, con lo que evitaremos la sensación de pesadez en el estómago al volver a ponernos en marcha.

3. Trata de encontrar tu ritmo y seguirlo.
Comienza lento para aumentar progresivamente el ritmo hasta llevar la cadencia de paso adecuada. Evita los cambios bruscos de ritmo. Ya sabes: “sube la montaña como un viejo para llegar a la cima como un joven”.

4. Cuida especialmente tus pies.
El calor es un buen amigo de las ampollas; lleva el kit completo para curar estas perseverantes molestias, aunque ya sabéis que es mejor prevenir que curar. Los calcetines técnicos sin costuras, y las botas bien ajustadas son formas de combatirlas.

5. A los insectos les encanta el verano,
sobre todo en zonas húmedas como las riberas de los ríos, uno de nuestros destinos favoritos en los meses cálidos. Lleva crema antipicaduras, pero si te la has dejado en casa no te preocupes, siempre puedes recurrir a la arcilla y tu saliva. Haz una pasta en la mano con ambos elementos y aplícala en la picadura dejando que se seque. Resultados garantizados.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Probamos las nuevas ASICS Fujitrabuco Pro: unas zapatillas para carreras de media dis...

Rendimiento y salud en diez claves para tus correrías estivales...

Una extraordinaria oportunidad de viajar, por la cara, de los Alpes Julianos al Adriá...

Llega a su quinta generación mejorando su rendimiento y con nuevas tecnologías...

Ideas frescas y originales para disfrutar de viajes diferentes...

Una de las grandes novedades de Sea to Summit para las aventureras y amantes de los d...