Hitos: para qué sirven y cuándo desconfiar

Su utilidad en caminos confusos resulta clara, pero ahora parece diluirse por las nuevas prácticas y modas.
Tino Nuñez -
Hitos: para qué sirven y cuándo desconfiar
Hitos: para qué sirven y cuándo desconfiar

Los hitos han marcado desde hace siglos caminos tradicionales y han sido colocados por pastores y montañeros. Su utilidad en caminos confusos resulta clara, pero ahora parece diluirse por las nuevas prácticas y modas.

Los hitos son un pequeño amontonamiento de piedras, que levanta normalmente del suelo o de un gran bloque de roca de uno a dos palmos, y que señalan por dónde continúa un camino. Pueden resultar la única manera de orientarnos en senderos poco transitados cuando hay niebla o estamos desorientados (se nos ha hecho de noche o no existen marcas de pintura/cartelería).

Podemos encontrar los siguientes tipos de hitos:

  • Espaciados cuando el camino es evidente o está muy señalizado con otros medios, por ejemplo cuando se ha repintado un sendero de pequeño o gran recorrido. También pueden encontrarse a gran distancia porque es un camino poco transitado o en el que agentes externos han derribado parte de ellos (ganado o viento/nieve).

  • Muy seguidos en sendas muy frecuentadas; su número suele crecer tanto por el gran número de excursionistas dispuestos a añadir más hitos o por marcar mejor zonas poco claras o peligrosas, como llambrías o laderas empinadas.

  • Que conducen a un risco sin salida. En general han sido puestos por escaladores para marcar el acceso a una vía desde un camino principal.

  • Los que terminan de golpe. Suelen corresponder a gente inexperta que va marcando por dónde caminan, por si tienen que regresar por el mismo trayecto o porque su impaciencia les lleva a inventarse atajos poco claros.

  • Torrecillas de piedras en equilibrio. Una moda absurda, que aparece cada vez más en cimas accesibles, cerca de los aparcamientos y hasta en las playas. Por los problemas que crean, le dedicamos a continuación un tratamiento especial.

Publicidad

Hitos: para qué sirven y cuándo desconfiar

Hitos: para qué sirven y cuándo desconfiar

UNA MODA MUY DESACONSEJABLE

Desde hace unos tres años estamos asistiendo en nuestras montañas a una moda, no tan inocente como parece, de grandes y numerosos apilamientos de piedras que en realidad no son hitos, a menudo de metro a metro y medio de altura. En las montañas de Menorca, Mallorca, la Sierra de Guadarrama, Cabo de Gata, Pirineo Aragonés y Francés o la Sierra de la Estrella (Portugal) las autoridades ambientales comienzan a explicar a los turistas y paseantes que tal ocurrencia es perjudicial. Descaracteriza y humaniza innecesariamente el paisaje, desprotege del sol y del viento a plantas y animales anteriormente resguardados por las piedras del suelo (ahora utilizadas o arrancadas para levantar la “ocurrencia” de moda), pueden caerse por el viento y herir a personas o animales, confundir a excursionistas pues su fin es sólo lúdico o “decorativo” y no orientativo…

En varias comunidades los agentes medioambientales están iniciando campañas de concienciación y derribando los apilamientos existentes. Por desgracia, los que creen que en realidad son pequeñas obras de arte o que tienen un sentido místico, continúan e incrementan el número de levantamientos, que tarde o temprano podrán derivar en una denuncia y su correspondiente sanción. Muy posiblemente el medio natural no necesita nuestras “genialidades” ¿no?

Publicidad
También te puede interesar

La travesía de los tresmiles nevadenses es mucho más que un clásico itinerario de trekking.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...