El decálogo del buen dormir: 10 consejos para soñar tranquilos

Lo que necesitamos saber para pasar una o varias noches tranquilas, disfrutando del momento
Tino Nuñez -
El decálogo del buen dormir: 10 consejos para soñar tranquilos
El decálogo del buen dormir: 10 consejos para soñar tranquilos

Hasta principios de los ochenta en España, dormir en cualquier sitio era bastante más fácil que ahora. Apenas existía regulación, no existía tanta mercantilización de la pernocta, los deportes de naturaleza aún no vivían el boom actual y ni siquiera estaban aprobados buena parte de los espacios protegidos en los que ahora dormimos. Casi de golpe llegaron las prohibiciones generalizadas, las multas, las discusiones con agentes forestales… y paralelamente se multiplicaron cámpings de pago, ofertas de tiendas de campaña en los hipermercados y muuuchos sacos de dormir marcados con unas temperaturas de uso fraudulentas. ¿Qué necesitamos saber para pasar una o varias noches tranquilas, disfrutando del momento? Acompáñanos en nuestro decálogo.

Elegir dónde duermes
1 Junto a núcleos urbanos y rurales de un cierto tamaño (por encima de los 3.000 habitantes) te interesa buscar un cámping, con sus diferentes opciones (normalmente montar tienda o alquilar cabaña de madera para 4/6 personas), pagando de 30 a 80 € noche/coche, o recurrir a pensiones/hostales/hoteles/alojamientos rurales, desde 40 a 100 €/noche para dos personas.

Publicidad

2 Junto a pequeños pueblos en zonas rurales poco pobladas podrás dormir discretamente en furgonetas, autocaravanas o vivaqueando en el saco siempre que respetes la normativa municipal vigente (puedes preguntar a la policía municipal del pueblo).

3 En espacios naturales protegidos, lo más habitual es que esté prohibido acampar con tienda de campaña o dormir en los aparcamientos. Por eso te interesará más vivaquear al raso con tu saco o en una cueva (vivac que llaman los montañeros) o en un refugio si buscas unas ciertas comodidades. Según el tipo de refugio y su ubicación tendrás que pagar de 9 a 25 €/noche.

4 Localiza un sitio que te convenza antes de que el sueño o el cansancio potencia una elección desafortunada. Hay conductores que en cuanto se malhumoran están dispuestos a hacer dormir a todos sus compañeros en la cuneta de una carretera…

Seguridad del sitio
Nuestra ingenuidad como residentes en grandes urbes nos hace pensar que los sitios más civilizados son más seguros y eso no resulta forzosamente así:

Publicidad

5 Las áreas de servicio o gasolineras de las autopistas o cercanas a grandes ciudades como Barcelona o Madrid, o aparcamientos junto a fronteras de mucho tránsito como La Junquera o Hendaya, constituyen sitios inseguros. La policía nos ha comentado que los delincuentes aprovechan este tipo de sitios por la facilidad que tienen de huir por una vía rápida antes de que lleguen los agentes. La teoría de que como hay gente durmiendo cerca, disuade a ladrones o de que alguien nos socorrerá a menudo resulta falsa.

6 No es una buena idea acampar en playas por razones parecidas a las anteriores. Además, los delincuentes locales suelen conocer los sitios más habituales de aparcar durante la noche.

7 Evita cauces de arroyos secos, ramblas (hondonadas de la carretera inundables muy habituales en la costa) y penetrar en pistas de fincas privadas con cartel de prohibición en la entrada.

Legalidad
8 Por lo general, en España está prohibido acampar con tienda en casi todos los sitios y se puede vivaquear sin tienda en casi todos los enclaves naturales (una excepción incomprensible es el Parque de Aigües Tortes). No debemos pernoctar a menos de 1 kilómetro de las playas, núcleos urbanos, campings, captaciones de de agua potable, o monumentos histórico-artísticos. Los po- cos espacios protegidos que permiten montar una tienda al anochecer y desmontarla al amanecer lo aclaran, pero en general está prohibido acampar bajo multa de 100 a 6.000 euros (increíble).

Publicidad

9 Respecto a dormir en furgonetas, coches o autocaravanas, la instrucción 08/V-74 del Ministerio del Interior de la Dirección General de Tráfico considera que mientras un vehículo esté correctamente estacionado, no es relevante el hecho de que sus ocupantes se encuentren en el interior del mismo” sea durmiendo, leyendo o cenando. Pero es importante saber que puede existir una normativa del ayuntamiento que impida ese estacionamiento y que en muchos sitios hasta lo consideran acampada si dejamos objetos fuera del vehículo (como una mesa o sillas), calzos bajo las ruedas o levantamos el techo extensible con cama adicional.

Tranquilidad
10 La ausencia de ruidos (por ejemplo los ronquidos que se oyen en refugios llenos o la circulación nocturna de coches y motos en campings mal gestionados) y de imprevistos, o que no seamos despertados por la Guardia Civil para comprobar nuestra identidad o qué llevamos dentro del vehículo, contribuyen a conciliar el sueño en buenas condiciones y finalizarlo con más garantías. No escojas sitios masificados, demasiado urbanos (por ejemplo un polígono industrial o un bajo del puente de una autopista) o un refugio hiper frecuentado en verano), así ganarás en tranquilidad. Evita dormir en porches de chalets aislados cerrados o a la puerta de fincas agrícolas/ganaderas.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Consejos de uso, elección y compra para tu saco de dormir tres estaciones.

Desde hace pocos años, para los amantes de lo liviano, han aparecido en el mercado unos nuevos tipos de sacos de dormir.

Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

Así es el nuevo Original Multifunctional Headwear de BUFF®, un tubular fabricado a pa...

Un reto con el que soñamos todos los amantes de la aventura y naturaleza: cruzar los ...

Planes outdoor fuera del invierno en una estación donde reinan la paz y las posibilid...

Rendimiento y salud en diez claves para tus correrías estivales...