Supervivencia: cómo hacer refugios de emergencia

Redacción Oxígeno -
Supervivencia: cómo hacer refugios de emergencia
Supervivencia: cómo hacer refugios de emergencia

En una situación de emergencia (que caiga la noche, mal tiempo, frío y otras adversidades) puede que necesites cobijarte . El caso es que estás en medio de la montaña y sin un hotel de cuatro estrellas cerca... Por eso hay que saber cómo improvisar un refugio. Y es que no siempre tendrás la tienda de campaña a mano...

   Todos los refugios constan de una estructura y una cubierta, que puede ser natural o artificial. En general es más práctico y ecológico, salvo en una autentica emergencia, usar medios artificiales. Con la salvedad del tiempo de construcción, en una emergencia con frío es más seguro un refugio con medios naturales: si está bien cubierto y es pequeño mantendrá mejor nuestro calor; para la lluvia sin embargo es mucho mejor un refugio artificial, un plástico es más impermeable que cientos de ramas.

Lo más rápido y práctico para utilizar como cubierta es llevar en la mochila un plástico de aproximadamente 2x3 metros, con agujeros en los bordes para pasar cuerdas o alambres (los venden en casi cualquier gran superficie o ferretería). Pasando cuerdas por estos agujeros podemos atarlo a árboles o arbustos sin necesidad de estructura, aunque unas clavijas (vientos) de tienda vienen bien para fijarlo al suelo. También una capa de agua o manta aluminizada gruesa puede servir como cubierta, aunque será un poco pequeña si somos más de uno. Y sin necesidad de emergencia, si el tiempo está lluvioso, un plástico nos hará mas fácil la vida incluso teniendo tienda. Me resulta difícil pensar cómo habría sido trabajar con clientes en ríos como el Yukón sin un plástico de 4x6; sin hablar de la selva, donde puede diluviar en pocos minutos.

   La forma también condiciona la construcción de un refugio: los más operativos son los cobertizos de una o dos vertientes, ya que los tippis (tiendas indias) u otras formas son más complicados de hacer, salvo que se disponga de material como un paracaídas o una vela.

La estructura puede estar hecha con unas simples cuerdas o por una complicada construcción de palos. En general lo más operativo es levantar una especie de tienda de campaña con palos. Se construye fácilmente con dos palos en forma de horquilla (Y) que hacen de soportes laterales, y un palo apoyado en ambas horquillas a lo largo que hace de soporte principal de la cubierta. Detrás de esta estructura principal puede alzarse la cubierta (el plástico) con otras dos horquillas más pequeñas. Y en el caso de emplear una cubierta natural, habrá que atar o colocar encima más palos que hagan de soporte (como puedes ver en la imagen de la izquierda). No olvides afianzar el plástico al suelo colocando unas piedras encima, para que no entre el agua, frío, etc.

Los refugios con medios naturales requieren siempre una estructura, y pueden ser cubiertos con ramas, hojas, haces de hierba, musgo, ladrillos de césped o combinaciones de estos materiales; en general, cuanto más densa sea la estructura, más fácil será colocar material encima, y más fácil que llegue a ser impermeable. Los materiales que forman la cubierta se colocan de arriba abajo montando una capa sobre otra como si fueran tejas. Aunque es difícil conseguir el material, todo practicante de la vida al aire libre debería ser capaz de levantar un refugio con medios naturales con el menor impacto ecológico posible: palos tirados, hierba u hojas de cereal cortadas, restos de poda (las ramas con hojas son bastante útiles), matorral cortado (donde sea muy abundante)… aunque casi todo hoy es ilegal. Pero recuerda que tu vida vale más que una alteración en el entorno; una tormenta puede tener mucho más impacto y la naturaleza se recupera. Tened cuidado ahí fuera, sobre todo en este caso con la Guardia Civil: que hacer el indio cada vez es más difícil.

¡¡Recuerda que en caso extremo, un árbol caído, un arbusto denso (no espinoso) o una pequeña cueva pueden ser refugios de urgencia que pueden mejorarse con relativamente poco trabajo; meterte entre hojas secas puede salvarte de morir de hipotermia. También partes de tu equipo deportivo (una vela de parapente, un kayak e incluso una bici) te ser virán como elementos de construcción en una emergencia!!

    DÓNDE LEVANTO EL CAMPAMENTO
● La ubicación es también vital a la hora de hacer un refugio o acampar: evita zonas de riesgo como crecidas de ríos u arroyos, caídas de piedras, zonas de vegetación densa o cerca de aguas estancadas con posibles “habitantes” al menos molestos.
● La temperatura es importante: las zonas orientadas entre el Este y el Sur tendrán más insolación y las da el sol desde más temprano.
● En valles o vaguadas evita el fondo: hará mas frio, y demasiado arriba es fácil que el viento afecte a tu refugio.
● Si estás en una emergencia, si puedes acampa en zonas visibles.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...