La marca con alma aventurera y sensible con la naturaleza

Ternua, pionera en sostenibilidad a nivel global

Oxígeno para Ternua

Ternua, una marca con conciencia
Ternua, una marca con conciencia

Ternua es una marca outdoor nacional, pionera a nivel europe en el diseño y producción sostenibles. Su propósito: equipar a personas de alma aventurera con una sensibilidad hacia el medio ambiente, y al mismo tiempo utilizar materiales y tratamientos respetuosos con la naturaleza. Algunos de sus innovadores proyectos han sido Redcycle, Nutcycle y Seacycle, y su empeño por dejar una huella positiva en el planeta no ceja ahí: ahora llega Latxaartile, reutilizando lana de ovejas latxas.

El año pasado estuvimos en el corazón de Ternua, en su sede de Arrasate/Mondragón, conociendo de cerca los interesantes y futuristas proyectos de la marca española de la “cola de ballena”, su símbolo. Un guiño a los aventureros vascos que allá por el siglo XVI se aventuraban en las gélidas aguas del mar del Norte para llegar a Terranova (Ternua en euskera) y pescar ballenas, su medio de subsistencia. Sin embargo, la marca le dio un giro a esta historia, posicionándose como protector de estos mamíferos y apadrinando a cuatro ballenas que viven en el Golfo de México. Esta defensa de la naturaleza ha sido su objetivo desde su creación en 1994: equipar a personas de alma aventurera con una sensibilidad hacia el medio ambiente, apostando por materiales, rellenos y tratamientos respetuosos con el medio ambiente.

De hecho, en su prime ra colección ya introdujo forros polares hechos a partir del reciclado de botellas de plástico. El craftmanship (fabricante real de ropa, con capacidad de confeccionar prendas en su propia sede, algo que pocas marcas pueden llevar a cabo), la sostenibilidad y la innovación son sus tres valores de marca, así como un diseño único que ya está presente en más de 20 países de Europa, Asia y América.

Ternua ropa
 

DISEÑO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES
Su diseño y producción se realiza de acuerdo con parámetros de sostenibilidad. Ternua fue pionera a nivel mundial en utilizar pluma reciclada Neokdun en 2015 (Premio ISPO AWARD Gold Winner 2016 por sus chaquetas Terranova y South River de relleno de pluma reciclada), y en aplicar un tratamiento hidrófugo a la pluma reciclada libre de PFC; a día de hoy son numerosos los materiales que reci clan a la hora de elaborar sus prendas: algodón, pluma, posos de café, redes de pesca, plástico PET, basura plástica marina, cáscaras de nueces, lana, moquetas de tren o tejidos ya en desuso.

También fue una de las primeras marcas a nivel europeo en eliminar las sustancias nocivas (PFC’S) de sus tratamientos de repelencia al agua en 2016. El 100% de su colección textil OI
2021-2022 es PFC free y Commitment, lo que certifica que la prenda ha sido fabricada con materiales reciclados, biodegradables naturales, con algodón orgánico o con materiales certifi cados Bluesign. Cabe destacar también que el 100% del algodón utilizado es orgánico (cultivo ecológico sin pesticidas).

En el ámbito de la innovación, Ternua cuenta con colaboradores de élite, como el alpinista Alberto Iñurrategi, que prueban sobre el terreno los prototipos de prendas a modo de laboratorio
de innovación, ya que marcan los nuevos retos en el desarrollo de los nuevos productos antes de lanzarlos al mercado (Proyecto What’s Next). Además, la marca es miembro de EOCA (European Outdoor Conservation Association) y fundador y uno de los miembros del consejo de IGOT, “It’s Great Out There”, asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es fomentar la práctica de actividades al aire libre con el objetivo de luchar contra el sedentarismo y de esta forma mejorar la calidad de vida y la socialización de las personas.

INICIATIVAS SINGULARES DE ECONOMÍA CIRCULAR
También, desde hace ya varios años, Ternua está promoviendo iniciativas singulares, proyectos de economía circular con impacto positivo en el entorno local, que buscan hacer una llamada a la acción a empresas del sector y del entorno.

• Redcycle: reciclar redes de pesca en desuso. La primera iniciativa de Ternua fue este proyecto con el que recuperó, gracias a la cooperación de las cofradías de pesca vascas, 12 toneladas de redes de pesca abandonadas en el Cantábrico y que reconvirtio en hilo Econyl, en colaboración con Aquafil. Con este hilo la marca ha fabricado desde productos más urbanos como el pantalón Ride On (Outdoor Industry Award 2017), una gorra o una mochila para trekking, hasta prendas muy técnicas como el mono de competición para la práctica de esquí de montaña Blackcomb (ISPO Award Gold Winner 2019) o una chaqueta para ascender a grandes cimas, pasando por mallas o pantalones de trekking.

• Nutcycle: cáscara de nueces como tinte natural. Tres años más tarde de Redcycle, llevó a cabo esta iniciativa a través de la cual recogió 500 kg de cáscaras de nueces de las sidrerías guipuzcoanas (el postre típico es queso con nueces), un residuo sin salida hasta entonces, que transformó en tinte natural para sus prendas, gracias a la cooperación de Archroma.

• En 2019 presentó Seacycle, En colaboración con AZTI-Tecnalia, el Gobierno Vasco (IHOBE), EKO-REC y Seaqual, Ternua aprovechó los residuos plásticos que tres barcos pesqueros recogieron a lo largo de la costa vasca, los mezcló con plástico del contenedor amarillo y los convirtió en tejido de calidad que utilizó para desarrollar prendas técnicas de calidad y sostenibles.

• El último proyecto ha sido Artileshell (2020). Una iniciativa que propone la utilización de un recurso natural de gran impor- tancia a nivel local como es la lana de oveja Latxa. Un material sin salida y al que Ternua le ha dado un nuevo uso como aislante térmico ecológico y sostenible, con muchas propiedades técnicas y muy novedoso.

ovejas latxas ternua
 

¿QUÉ HACER CON 2 TONELADAS DE LANA AL AÑO?
Esta ha sido la última iniciativa sostenible de la marca, basada en la economía circular y en el “reciclaje”, en este caso de lana de oveja latxa, actualmente gestionada casi en su totalidad como residuo. Existen cerca de un millón de ovejas latxas en Euskadi, un símbolo del territorio, las guardianas de esas tierras. Sin embargo, su lana es un problema medioambiental para los pastores porque no tiene un uso comercial y no se puede tirar a la basura... ¿Qué se puede hacer con 2,5 millones de kilos de lana al año? Ternua ha transformado este residuo en una oportunidad en un proyecto único de economía circular al que ha llamado “Latxa Artile” (lana Latxa en euskera). Una iniciativa impulsada desde la misma marca en la que participan la asociación Muturbeltz, el caserío Lamariako Azpikoa de Antzuola, la empresa Iletegia de Lapurdi y que además, ha contado con el respaldo del Departamento de Medio Ambiente de la Diputación de Gipuzkoa.

El auge de las fibras sintéticas en el sector textil y la hegemonía de la lana de oveja Merina como material para primeras capas han hecho que la lana de oveja de raza latxa, un producto que históricamente suponía un sustento de la economía de los caseríos vascos, haya caído prácticamente en desuso convirtiéndose el vellón del rebaño esquilado en un problema ambiental. Estos ovinos se han dirigido a la producción láctea, y su lana se ha ido volviendo más ruda, áspera y difícil de trabajar. A día de hoy, la lana en bruto de las explotaciones de estos rebaños supone un residuo de difícil gestión que únicamen- te genera gastos tanto a las explotaciones como a la administración. “Su procesado para crear una napa aislante es muy complicado. Intentamos durante años que las industrias que procesan lana en Francia nos fabrica- ran algo con nuestra lana de latxa, pero siempre recibimos respuesta nega- tiva por su morfología y aspereza. Por eso asumimos el reto nosotros y com- pramos nuestra propia máquina que hemos ajustado y modificado hasta conseguir lo que nos decían que era imposible”, comentan Aña Andiazabal y Aitor Zubillaga, de Iletegia.

Para el desarrollo del proyecto, se ha seleccionado el caserío Lama- riano azpikoa, en Antzuola, que se dedica al cuidado de las ovejas latxas y a la elaboración de una amplia gama de quesos ecológicos bajo la marca Amatxo. Txomin Alberdi y Amaia Laskurain son los dos jó- venes que gestionan este caserío: “Es un impulso para nuestro sector, nos hace mucha ilusión que la lana de nuestras ovejas vayan a ser parte de los productos de Ternua, una marca que comparte nuestros valores de respeto y protección de la naturaleza, poniendo en valor una materia prima única, de calidad y de la tierra, como es la lana de la oveja latxa.”

Ternua lleva desde 2009 desarrollando pruebas de I+d+i con la idea de aprovechar esta materia prima, ya que dispone de unas caracte- rísticas técnicas muy interesantes. Esta lana tiene una gran canti- dad de propiedades: antibacteriana, aislante térmica, termorreguladora, atrapa el aire, funciona bien en mojado, ignífuga, etcétera. Las ovejas serán esquiladas por profesionales y se exigirá esquilar cada vellón en una pieza para no romper las fibras y mantener todas las propiedades de la lana intactas. Con el fin de conseguir un proceso productivo viable, se contará con la experiencia de Muturbeltz, asociación agroecológica, artística y cultural ubicada en Carranza y orientada a promover la oveja carranzana y el oficio de pastor/a, que ayudará a Ternua en la selección de la lana para obtener la calidad idónea de cara a la posterior elaboración de la napa, que será realizada por la empresa especialista en la manufactura de lana Iletegia. El aislante resultante será enviado a Ternua para el proceso de diseño de las chaquetas. Se utilizarán criterios de sostenibilidad a la hora de elegir dichos tejidos, primando el uso de monomateriales reciclados y reciclables. Asimismo, se tendrá en cuenta la facilidad de las chaquetas para que sean reparables y desmontadas para el reciclaje, una vez que lleguen al final de su vida útil.

La solución propuesta por Latxa Artile disminuirá la cantidad de residuos desechados y aportará un valor a un residuo que tiene un alto potencial de aprovechamiento. Además, el uso de un aislante térmico proveniente de un producto de cercanía ahorrará el impacto ambiental de la importación de materiales técnicos para las chaquetas.

El uso de un material biodegradable y fácilmente generable como es la lana de oveja se convertirá en una alternativa al uso de materiales aislantes provenientes del petróleo, con los derivados impactos ambientales que conlleva tanto durante la extracción (emisiones GEI, contaminación de las aguas y los suelos, etc.) como durante su fabricación, ya que requieren del uso de productos químicos.

1643567 9937 1 CHAQUETA ARTILE JKT W copia
 

ARTILE JACKET
Las primeras chaquetas diseñadas por la firma con esta nueva tecnología “Artileshell”, son las ARTILE JACKET, incluidas en la colección 2020-2021. Una fabricada con tejidos reciclados (el tejido exterior proviene del reciclado de botellas de plástico post consumo, la membrana es biodegradable elaborada a base de azúcar de maíz y el tejido interior está hecho del reciclado de botellas de plástico post-consumo). Es una chaqueta ligera y térmica, gracias al relleno natural y ecológico de la lana (400 gramos), y lleva un tratamiento de repelencia al agua libre de sustancias nocivas (libre de PFCs).

Para explicar el ciclo del proyecto Latxa Artile, Ternua ha incluido un print especial impreso en el interior de la chaqueta que informa de los pasos que se dan en su elaboración. Las chaquetas también serán comercializadas a nivel internacional. Lo próximo en esta línea será una nueva chaqueta con tecnología Artileshell que estará dentro de la línea Spirit Outdoors de la colección otoño-invierno 2021-2022.

Más información: Ternua.com

Ternua sigue apostando en 2021 por la protección del planeta y las personas. Trekking Otoño - Invierno

Relacionado

Ternua sigue apostando en 2021 por la protección del planeta y las personas

primaloft bio 3

Relacionado

Ternua introduce el innovador relleno biodegradable Primaloft Bio

Ternua Airgill Mask

Relacionado

AIrgill Mask, la mascarilla de Ternua que reduce el virus SARS-CoV-2 en más del 99%