Vuelta a la Montaña Palentina con Berghaus

4 etapas de bellísima travesía entre sorpresas geológicas, lagunas de montañas y armoniosos rincones salvajes.

Por Juanjo Alonso / Fotos: José Alberto Puertas

Vuelta a la Montaña Palentina, la primera de nuestras rutas inéditas con Berghaus
Vuelta a la Montaña Palentina, la primera de nuestras rutas inéditas con Berghaus

ESTRENAMOS ESTE MES UNA COLABORACIÓN CON BERGHAUS PARA HACEROS PARTÍCIPES DE LA FILOSOFÍA DE MARCA BRITÁNICA ESPECIALISTA EN OUTDOOR: "EN LA NATURALEZA NOS SENTIMOS COMO EN CASA. LLUVIA, VIENTO, QUIZÁS ALGO DE SOL… EN REALIDAD NO IMPORTA, EL OUTDOOR NOS DEVUELVE VIDA”. INICIAMOS ESTA SERIE DE TRAVESÍAS INÉDITAS CON LA SUGERENTE VUELTA A LA MONTAÑA PALENTINA, UN MARAVILLOSO ESCENARIO DE FIGURAS GEOGRÁFICAS, TEXTURAS Y MODELADOS GLACIARES QUE GUARDAN BELLAS LAGUNAS DE MONTAÑA EN RINCONES CON RITMOS Y ARMONÍAS NATURALES FUERA DEL TIEMPO.

Las cumbres y valles de la Montaña Palentina son relieves exclusivos en la Cordillera Cantábrica, tienen una morfología compleja y singular, los ríos nacen en preciosos circos glaciares y los pastizales de montaña pertenecen a una época que se niega a desaparecer, son montañas vivas con un sugerente atractivo de soledad y aislamiento. Hemos dibujado un trekking de varias jornadas montañeras abierto a diferentes opciones según el gusto, la resistencia física y nivel técnico de cada uno, es un territorio salvaje y libre con infinidad de ascensiones alternativas, variantes y curiosidades ambientales por el camino. En los finales de cada etapa hay cabañas de pastores, refugios o chozos que pueden servir para pasar la noche a cubierto o estar resguardados de la intemperie durante la travesía.

El paseo montañero por los puertos ganaderos de Pineda y Río Frío es la ventana de un estilo de vida particular de los pueblos de la cordillera cantábrica y una forma de habitar en las montañas que poco a poco está desapareciendo. La tercera jornada del trekking es puramente montañera, sigue el cordal occidental de la sierra por el filo de las cumbres y los collados, saltando de pico en pico, lejos de los manantiales y las majadas pastoriles. Es fundamental llevar buena reserva de agua y regular las fuerzas. En el recorrido integral de las cuatro etapas no está previsto pasar por ninguna población y no hay posibilidad de encontrar víveres, es una aventura montañera completa. Y las cumbres de la Palentina siempre vigilantes como centinelas de piedra.

Etapa 1
  • Vidrieros / Pozos del Ves
  • Distancia: 9,5 km
  • Desnivel positivo: 1.260 m
  • Desnivel negativo: 850 m

El pico Curavacas (2.524 m) es una montaña amurallada, un grandioso castillo de conglomerados negros, grises y rojos con fortalezas, almenas y torreones rocosos de aspecto inexpugnable protegiendo el nacimiento del río Carrión, que nace oculto, aislado y salvaje en los circos glaciares tallados por los hielos cuaternarios en los valles altos de la cara norte de la montaña. La primera jornada emprende la aventura por la mítica cima de la Montaña Palentina y entra al corazón del macizo por las tenebrosas canales de los Pozos del Ves, adquiriendo un ambiente alpino extraordinario. El Curava - cas en invierno y primavera es un pico realmente precioso, cuando el hielo y la nieve cristalizan las bolas de primitivos conglomerados de los espolones, las canales y las aristas. La ruta normal sale de pueblo de Vidrieros por el camino ganadero del valle de Valdenie - vas y enseguida se desvía por el carril del barranco del arroyo de Cabriles. El muro sur del Curavacas está a la vista en todo momento, desafiante y soberbio. La vereda pastoril sube por el barranco cerca del arroyo buscando los mejores taludes y los huecos entre los matorrales. El sendero principal está marcado con hitos de piedras, pero el camino no deja lugar a dudas hasta que sale del terreno de pastos y alcanza el pedestal de la montaña. La naturaleza agreste del Curavacas enseña los dientes y hay que adaptar el ritmo al empi - nado terreno. En la cota de dos mil metros la subida hacia la cumbre sigue directa por la incómoda pedrera que cae desde las torres del Callejo Grande. Una senda bastante pisada, marcada también con hitos de piedras, se desvía hacia la derecha para alcanzar el collado del Hospital y entrar en la cara norte. Es una opción para entrar en el alto Carrión por el Valle de Pineda.

La subida es dura por la inclinación de la pendiente y el suelo pedre - goso. El sendero más cómodo está en la derecha de la gran pedrera, cerca de la base de las paredes de piedra, aunque aparecen varias opciones, algunas son mejor de bajada, y después hace una travesía hacia la izquierda para entrar en el callejón que lleva al paso más expuesto y peligroso de la ascensión. La entrada al pequeño espolón que lleva hasta la cumbre es una brecha con un precipicio de vértigo, con niebla o ventisca hay que pasar con mucha precaución. La cima del Curavacas es alargada y estrecha, tiene un ambiente fantástico rodeada de abismos y de los horizontes montañosos del sector occidental de la Cordillera Cantábrica. El trekking continúa hacia el oeste por la cuerda del macizo.

El siguiente tramo de la etapa es la cuerda del Curavacas hasta Hoya Continua por el escarpado cresterío del macizo, una de las travesías montañeras más sugerentes de la Montaña Palentina. El sendero está marcado con hitos de piedras en algunos tramos, tiene pasos aéreos y variantes de diferente compromiso y dificultad. La salida de la cumbre baja por unos escalones rocosos muy aéreos sobre la cara norte y pasa por la salida de la Canal Sur. El trazado de la senda está bastante pisado y claro cuando no tiene nieve, faldea la Meseta Inclinada del Pico Medio por la vertiente norte hasta el Portillo de la cumbre Oeste. La senda cambia de vertiente y entra en la cara sur a media ladera sin pasar por la cumbre Oeste (2.502 m), salvo que por gusto o capricho se quiera incluir este pico en la travesía. La subida hasta la cima requiere una pequeña trepada (II) por unas placas de conglomerado y después un descenso sencillo para conectar con la senda principal. Los hitos buscan los mejores pasos del cordal en la cara sur hasta la cumbre del Curruquilla (2.416 m) y bajan entre unas torres de piedra hacia la brecha que marca la subida de Hoya Continua. En el fondo de la canal, hacia el norte, aparecen los lagos glaciares de los Pozos del Ves. El descenso es una pedrera incómoda y delicada. Existe la posibilidad de bajar directamente hasta las lagunas del Ves desde la cima del Curruquilla por el espolón norte. El Pozo del Ves es un rincón mágico en los circos glaciares del alto Carrión y la Montaña Palentina. El lago se rodea bien por la izquierda para bajar hasta las lagunas inferiores, que tiene praderas y ambiente más acogedor para vivaquear.

 DSC2266
 
Etapa 2
  • Pozos del Ves / Refugio Cubil del Can
  • Distancia: 10,3 km
  • Desnivel positivo: 580 m
  • Desnivel negativo: 260 m

El amanecer en las praderas del arroyo del Ves y las laderas pastoriles de Pineda es uno de los instantes estelares del trekking. Los inmensos campos de hierba suelen estar repletos de caballos y vacas pastando a sus anchas en un ambiente de montaña que parece detenido en el tiempo. El camino del día deja el pequeño circo glaciar de las lagunas del Ves por el arroyo que sale de las bonitas balsas de agua y pierde altura por la orilla derecha. En la cota 1950 comienza un faldeo por la derecha para alcanzar el cordal que separa el arroyo del Ves del barranco que tiene al este, mucho más inaccesible. La ruta sigue bajando por la loma de la cuerda, entre los dos barrancos, hasta que desaparece el lapiaz y el terreno es pastizal de mon - taña. En este punto (1.800 m), mirando hacia el barranco oriental, aparece una senda que atraviesa el cauce un poco más abajo (1.770 m) y rodea el siguiente frente del macizo montañoso más o menos a cota para entrar en el circo del Pozo Curavacas, una de las maravillas naturales de la Montaña Palentina, un fantástico lago de montaña con paisaje, calidad geológica, leyenda y vida salvaje alrededor.

El trekking sale del Pozo Curavacas por un carril que atraviesa unos turba - les y baja hasta unos viejos chozos ganaderos conocidos como los Chozos del Tío vicente, después se convierte en un camino rural que usan los ganaderos de la comarca para vigilar los rebaños. La vista de los pastos de montaña de Vega de Cantos cortada por la línea azulada del río Carrión es fantástica. El carril termina en la pista de montaña procedente del pueblo de Vidrieros por el valle del río Carrión y gira hacia la izquierda para entrar en tierras de Cantabria. Unos 500 metros después, al lado de una nave de ganado, sale por la izquierda el carril que sube hasta la Majada de Fuentes Carrionas, que tiene un buen refugio para pasar la noche. Y punto de par - tida para visitar la laguna de Fuentes Carrionas, nacimiento del río Carrión en un circo glaciar perfecto. La etapa del día es corta y esta variante se puede incluir como opción de la jornada, dejando el peso innecesario de las mochilas en la nave del cruce o en el refugio de montaña.

El camino principal atraviesa el arroyo de la Vega de la Canal y sube hasta un collado donde está la línea provincial entre Palencia y Cantabria. El camino rural de la derecha baja hacia los pueblos lebaniegos de Cucayo y Dobres. El trekking entra en Cantabria y surge el espléndido paisaje de los Puertos de Río Frío, ganadero y pastoril. La mejor vista está dando la vuelta para contemplar por última vez la impresionante cara norte del Curavacas. En las praderas hay varias cabañas de pastores y algunas están acondicio - nadas para que sirvan de refugio de montaña. La pista pasa por el curioso puente de Arroyo Frío y sube al centro de las praderas. La cara norte del Peña Prieta llama la atención como una pirámide oscura e inquietante, un auténtico “nordwand” de la Montaña Palentina. La pista principal sigue de frente hacia los pueblos de Barrio y Ledantes, lejos de las montañas. El recorrido gira hacia la izquierda por un carril ganadero en mal estado que remonta el valle de Río Frío por las laderas de la derecha. El Refugio del Cubil del Can está en el collado que cambia de vertiente, bastante alto, cerca de las cumbres, con buenas vistas del Peña Prieta, los picos de Los Altares y el Cubil del Can.

La siguiente etapa es larga y dura, con mucho desnivel acumulado positivo y negativo. Una opción para compensar es continuar un par de horas desde el Refugio del Cubil del Can, pasar el collado de Robadorio y ascender por el duro espolón norte del pico de Los Altares (2.416 m), llamado también Alto del Cubil del Can. Y también está la opción de dejar el equipo de vivac y el peso innecesario en el refugio y visitar los Pozos de los Altares, que son unos nichos glaciares con varias lagunas de montaña suspendidos en los circos de la cara norte del Tres Provincias y el Peña Prieta.

 DSC3424
 
Etapa 3
  • Refugio Cubil del Can / Refugio Mazobres
  • Distancia: 15,3 km
  • Desnivel positivo: 1.380 m
  • Desnivel negativo: 1.870 m

La etapa reina es una sucesión de dientes de sierra en el largo arco geográfico occidental de la Montaña Palentina. El inicio de la jornada sigue el tramo descrito en la opción del final de la etapa anterior por el collado de Robadorio y el Alto del Cubil del Can. El primer calentón termina en los picos y brechas que llevan hasta la cima del Tres Provincias (2.499 m), el panorámico vértice que tocan las tierras de León, Cantabria y Palencia. La siguiente cumbre es el coloso Peña Prieta (2.539 m). El pico está descol - gado del eje principal de la cuerda, al final de una arista vertiginosa hacia el este, detrás del Monte Infierno (2.537 m), que no es obligado ascender porque la senda faldea directamente por el norte hasta el Peña Prieta. La ruta vuelve al Tres Provincias y continúa hacia el sur por la izquierda de las Agujas de Cardaño, que marcan el inicio del cordal occidental de la Montaña Palentina pero son demasiado agrestes y escarpadas para una travesía montañera. La mejor opción es descender por la canal que baja por la izquierda de los torreones de piedra hacia el circo del arroyo de las Lomas y al final del corredor, donde termina la pedrera, faldear hacia el oeste por el cauce natural de la vaguada directamente hasta la falda oriental del Pico de las Lomas (2.444 m).

La senda de la cuerda sigue por el Pico Cuartas (2.451 m) y comienza una travesía espectacular hasta el Pico de las Guadañas (2.248 m). El terreno es favorable y permite disfrutar de las vistas sin demasiado desgaste físico. En el primer tramo del descenso, el más técnico y montañero, aparecen las lagunas de los Hoyos de Vargas en el circo de la derecha, una de las cabeceras del río de Lechada, en la vertiente meridional de la sierra de Orpinas. La silueta del Espigüete acapara la atención con la sombría cara norte cortando el horizonte. Y el macizo del Curavacas oculto por la cuerda del Alto del Ves y Hoya Continua. El valle de los Cardaños está recogido en el gran arco que forman las montañas. Las lejanas casitas de Cardaño de Arriba encienden algo de luz humana en la áspera soledad de los valles serranos y las majadas pastoriles. El sendero continúa por la cuerda de la sierra, pasa un par de collados con el Frontino (2.197 m) entremedias y sube la empinada arista norte del pico Peñas Malas (2.282 m). La cresta de la cumbre es fantástica, la cara norte de la montaña es un caos de canales y espolones desmenuzados por los caprichos del medio ambiente.

El paso más curioso y expuesto de la travesía es el faldeo de la cumbre de Peñas Zamurdias (2.171 m). El pico no es gran cosa comparado con otras cimas del cordal, pero la senda aprovecha unas repisas estrechas en la cara este sin pasar por la cima, que forma una pequeña pirámide rocosa, y para pisar el punto más alto hay que subir por una canal estrecha con algo de hierba. La senda es bastante expuesta y estrecha, tiene una caída considerable y con lluvia o ventisca puede resbalar. El pico Murcia (2.351 m) es el monte principal en este sector de la sierra y cierra la jornada. El colosal Espigüete está enfrente, poderoso y desafiante, y se queda como opción particular de cada uno. El trekking baja por la cuerda hasta La Ce - rezuela (2.206 m) y sigue por el cordal secundario que toma rumbo este. La cuerda principal continúa de frente hacia el sur. El sendero por aquí también está indicado con hitos de piedras, es la ruta de ascenso habitual del pico Murcia desde el valle de Mazobres y en esta ocasión es la bajada del trekking. La senda recorre la cuerda de Las Cerezuelas y cambia de dirección hacia el sur, de cara al Espigüete. La bajada es incómoda y dura entre matorrales, pedreras y escalones rocosos. En la cota 1900 cambia de nuevo el rumbo hacia el oeste para entrar en la cabecera del arroyo de Mazobres. Las trazas de los animales y los matorrales confunden el sendero. En el arroyo la senda está más clara por la orilla del barranco. El camino pasa por la popular cascada de Mazobres y sigue de frente por el camino principal del valle hasta el Refugio de Mazobres, colocado en una colina al pie de la muralla norte del Espigüete.

 DSC2629 Pano 2
 
Etapa 4
  • Refugio Mazobres / Vidrieros
  • Distancia: 12,2 km
  • Desnivel positivo: 680 m
  • Desnivel negativo: 930 m

La vuelta al punto de partida del trekking en Vidrieros desde el valle de Mazobres es un recorrido poco habitual en la Montaña Palentina. La mayor parte de los montañeros suelen combinar dos vehículos y terminan la travesía en el aparcamiento de Pino Llano, en la carretera de Cardaño de Arriba. En el gusto por diseñar itinerarios circulares proponemos un cierre del trekking por el valle de las Lamas. La entrada es por el camino ganadero que sale del aparcamiento de Pino Llano hacia el este y atraviesa el arroyo de las Lomas. Enseguida sale por la derecha un carril que baja por la izquierda del valle de los Cardaños hasta el Puente Agudín, en la carretera de Cervera de Pisuerga, y un kilómetro después lleva hasta las calles de Cardaño de Abajo. El trekking sigue subiendo por el camino del valle de las Lamas, pasa cerca de las Tenadas de las Lamas y llega hasta una majada de pastos en el fondo de la vaguada del arroyo. El carril principal hace una horquilla hacia la izquierda y salen unas rodadas por la derecha que continúan remontando por la falda de la montaña hasta otra ladera de pastizales serranos.

El siguiente tramo es sencillo pero no hay senda clara, se trata de subir directamente hasta la cuerda del monte por la derecha de los matorrales. La parte dura de la ascensión termina en la ladera sur del Alto de los Calvillos (1.961 m), cerca de la cumbre. La travesía sigue hacia la izquierda (norte) sin que sea necesario pasar por la cima, se puede faldear por la cara oeste hasta un colladito en el lado norte del pico pero el sendero es algo incómodo por los arbustos. El camino sigue por la cuerda hacia el norte y aparece la cima del Alto Prieto (2.032 m), que también se puede faldear hasta alcanzar finalmente una senda montañera marcada con hitos de piedras que recorre el cordal. El sendero baja hasta un collado y toma rumbo este por la ladera glaciar que forma la cabecera del valle ganadero de Valdenievas. Los primeros 200 m de desnivel negativo son pedreras, manchas aisladas de matorral y terrazas de hierba con trazas de rebaños que pueden despistar, pero la bajada es clara. En la majada más grande, a unos 1.700 m, aparecen las rodadas de un camino que baja por el fondo del valle hasta Vidrieros.

TRAVESÍAS INÉDITAS CON BERGHAUS

Hace más de cincuenta años que Berghaus empezó su andadura fabricando prendas y equipación para disfrutar del outdoor y la montaña. Desde sus inicios en una pequeña tienda en el noroeste de Inglaterra, la marca británica ha acumulado experiencia para fabricar prendas diseñadas para resistir y protegernos frente a los elementos de la naturaleza, además de ser respetuosas con el medio ambiente. Oxígeno estrena a partir de este mes una colaboración con Berghaus para ofreceros a todos los amantes del outdoor motivación extra para salir a la naturaleza y por supuesto ir perfectamente equipados. Para esta Travesía por la montaña palentina Berghaus nos propone:

PACLITE 2.0 JKT
Chaqueta ligera y super compactable, ideal para trekkings durante todo el año cuando tienes que controlar el peso y el espacio. Fabricada con la tecnología GORE-TEX® Paclite® (122g/m2), que ofrece una protección ultraligera y totalmente impermeable, 100% poliéster con membrana ePTFE y tejido resistente (plain weave) 75D con tratamiento DWR. La capucha fija totalmente ajustable ofrece protección adicional contra la intemperie, el deflector al final de la cremallera evita que el agua entre y los puños son ajustables con velcros. Ocupa poco espacio una vez compactada. Tejidos aprobados por Bluesign®. Peso: 292 g

Berghaus Paclite 2 0 Shell Jacke Damen rot[1920x1920]
 

24/7 TECH TEE SS CREW
Una camiseta técnica muy transpirable que no vas a dejar de ponerte. Su ajuste ceñido y cómodo te da movilidad, a lo que se suma una excelente tela resistente a los olores. Y cuando los rayos del sol más calientan, te mantiene seco y fresco gracias a su fabricación en tejido ARGENTIUM™, que expulsa el sudor al exterior y es resistente a los olores, además de secarse rápidamente. Las costuras son planas para mayor comodidad. Tejidos eco-friendly (aprobados por bluesign®) y con el compromiso MADEKIND ™ de Berghaus: crear prendas de alto rendimiento que sean más respetuosas con el planeta.

berghaus mens 24 7 tech tee short sleeve crew p14043 67135 zoom
 

M FAST HIKE PANT
Ideales para moverse rápido en las montañas, estos pantalones Fast Hike excepcionalmente livianos están confeccionados con tela transpirable y llevan dos aberturas en los laterales para aumentar la ventilación en los momentos de esfuerzo. Muy cómodos gracias a sus paneles articulados para las rodillas, dobladillo ajustable y tejido doble elástico en 4 direcciones en áreas clave, que consiguen gran libertad de movimientos. Cuatro bolsillos ofrecen mucho espacio de almacenamiento: dos para calentar las manos, uno con cremallera en el muslo y uno trasero con cremallera. Además tiene un acabado repelente al agua duradero DWR y protección UPF 50+, y los tejidos con los que está fabricado están aprobados por Bluesign®, a lo que se añade el COLOURKIND: un proceso que ahorra significativamente de agua y energía mediante el uso de hilo precoloreado y la eliminación del proceso de teñido de la tela.

berghaus pantalones fast hike
 

W AMLIA PANT
Un pantalón para mujer muy polivalente y funcional, diseñado para tus largas caminatas con tiempo cambiante: si las nubes se cierran, permanecerás seca y cómoda durante más tiempo, ya que la tela principal ha sido tratada especialmente para resistir la absorción de agua durante más tiempo que la tela sin tratar. Además, si sale el sol, se puede enrollar el dobladillo hasta la pantorrilla. Ligeros, con ajuste y elástico de cintura y corte ergonómico que tiene en cuenta tanto el estilo como el rendimiento para un ajuste mejorado y más cómodo. Las rodillas articuladas permiten mayor libertad de movimientos. Con 2 bolsillos delanteros para las manos y bolsillos traseros de fácil acceso para llevar lo esencial a mano y un bolsillo de seguridad con cremallera para las llaves u objetos pequeños. Contiene tejidos más respetuosos con el medio ambiente con DWR sin PFC. Con UPF 50+.

a4b157663131
 

 

Los mejores vídeos