Travesías en Pirineos con Lurbel: Val d'Aran

Una ruta con raquetas de nieve al santuario de Montgarri

Foto: M. Helsing
Foto: M. Helsing

El atardecer es el mejor momento del invierno para pasear por las suaves colinas pastoriles del valle de Montgarri, es un lugar embaucador y siempre que sea posible conviene confabularse con la naturaleza para sentir emociones únicas. Y este puede ser el motivo que guió a un grupo de pastores para fundar una pequeña aldea ganadera hace varios siglos en el rincón más alto y aislado del pirinaico Valle de Arán, la Val d’Aran. La aldea de Montgarri está situada a 1.630 metros de altitud y hasta que perdió la población en los años cincuenta del siglo pasado era el lugar habitado más alto del valle, en un precioso paraje de pastos de montaña, bosques de pinos y abetos, aguas cristalinas y cumbres acribilladas de circos glaciares, comunicación natural entre el Pallars Sobirá y los pueblos del departamento francés de Ariège. Cerca de la aldea está el santuario rural de Montgarri, una bonita construcción de montaña del siglo XVI, con algunos elementos románicos originales del siglo XII y una espigada torre octogonal que pone un hito de distinción histórica, artística y cultural en la orilla del alto Noguera Pallaresa, uno de los ríos más importantes de los Pirineos catalanes.

La extensa llanura del Pla de Beret es el punto inicial del recorrido y un lugar de notable interés geográfico y ambiental, marca la divisoria entre las cuencas atlántica y mediterránea, en la vertiente este nace el Noguera Pallaresa, en el Estanet deth Uelh dera Noguera, afluente del Segre y por tanto tributario del Ebro. Y en el lado occidental del enorme aparcamiento está el manantial del río Garona, en el Uelh deth Garona, que recorre las regiones francesas de Occitania y Nueva Aquitania, convirtiéndose en uno de los grandes ríos de Europa occidental.

El aparcamiento del Pla de Beret facilita el acceso para entrar en el valle de Montgarri y seguir el recorrido hasta el santuario por una de la rutas senderistas más populares en las montañas del Valle de Arán durante todo el año. En invierno es un itinerario clásico en raquetas de nieve. La altitud y el entorno cerca del eje axial de la cordillera pirinaica mantiene las praderas cubiertas de nieve y las pendientes de las colinas son suaves y apacibles, sin desniveles pronunciados ni zonas escarpadas, perfectas para caminar con raquetas. Y en los macizos cercanos hay cumbres sobresalientes y circos con todo tipo de modelado glaciar cubiertos por bellas lagunas de montaña, ofreciendo interesantes opciones para los montañeros avanzados que quieran buscar rutas de mayor nivel técnico, compromiso y dificultad.

Raquetas de nieve 219
 

 

Pla de Beret

Kilómetro 0 / Altitud 1.850 metros

El aparcamiento del Pla de Beret es enorme, está en la parte más alta de la estación de esquí de Baqueira y es el punto de partida de la ruta en raquetas hacia la antigua aldea pastoril de Montgarri y la cuenca alta del Noguera Pallaresa. La referencia para salir del aparcamiento es una nave de maquinaria que está al fondo, hay que dejar el aparcamiento por la izquierda de la construcción y enseguida aparece el camino, cuando está cubierto de nieve suelen estar las huellas de las raquetas o las pisadas de los montañeros que hacen este itinerario hacia el valle de Montgarri. El rumbo es sencillo, se trata de bajar por la ladera del valle con el río Noguera Pallaresa a la derecha, por la vertiente de solana, una agradable ladera de montaña cubierta de prados de alta montaña y rodales de pino negro. La mayor extensión de bosque está en la ladera de umbría, en el camino de vuelta, con frondosas arboledas de abeto y pino en la falda del Tuc deth Dossau.

 

Cabaña de Parros

Kilómetro 3 / Altitud 1.790 metros

El recorrido es circular y se puede hacer en cualquier sentido, buscando siempre las mejores condiciones de la nieve según el ambiente atmosférico y la temperatura. En el primer tramo coincide con el recorrido del sendero de gran recorrido GR-211 Circular de la Val d’Aran, entre el aparcamiento y la cabaña de Parros, en los prados alpinos de Can Cabau. Los hitos del GR-211 se desvían hacia la izquierda por el valle del río Horcalh y suben hacia el lago glaciar de Montoliu y el Refugio de Liat. El camino de Montgarri continúa bajando por el valle principal y entra en el Espacio Natural Protegido de Marimanha, un entorno de alta montaña de gran valor geológico, botánico y cultural en el límite con el Parque Natural del Alt Pirineu. La morfología del valle de Montgarri es suave, las laderas están cubiertas de pastos alpinos, abundan los bosques de pino y abeto y las altas cumbres proporcionan seguridad, aislamiento y torrentes de montaña, un paraíso para fundar una aldea ganadera y un santuario de eremitas y devoción popular. En invierno los rebaños están seguros en las poblaciones pero cuando la nieve desaparece las frescas praderas de Montgarri se llenan de caballos y de las habituales vacas pardas del valle, una imagen tradicional que no ha cambiado mucho desde hace siglos.

 

Santuario de Montgarri

Kilómetro 5,4 / Altitud 1.650 metros

El camino deja las praderas de Cabau y recorre el paso más angosto del valle para bajar cómodamente hacia el santuario. La espigada torre octogonal de la iglesia aparece al fondo del valle, es un rincón de santidad y devoción muy entrañable y querido en el valle, durante cuatro siglos ha estado marcando el camino y alentando la voluntad de los pastores de montaña y los viajeros que cruzaban las montañas entre los pueblos de Arán y las aldeas del Pallars Sobirá. El origen del templo es del siglo XII, cuando unos pastores encontraron una imagen de la Virgen en un prado frecuentado por un rebaño de vacas que se quedaban en “estado de oración” en un determinado lugar. El edificio actual es del siglo XVI, incluida la torre, durante varios siglos fue un paraje bastante concurrido y popular, se celebraban reuniones de pastores, romerías y también fue refugio de contrabandistas en algunos momentos. Y como otros lugares fronterizos sufrió los avatares y conflictos bélicos en las guerras que afectaron a los pueblos de los pasos estratégicos de los Pirineos. La época de esplendor terminó en Montgarri a mediados del siglo XX, cuando se construyó la carretera del puerto de la Bonaigua y la aldea dejó de ser paso obligado. Las duras condiciones climatológicas invernales y el aislamiento ocasionaron la despoblación de la aldea y el abandono del valle.

El turismo de naturaleza, los deportes de montaña y el acondicionamiento de buenos accesos han revitalizado de nuevo el valle de Montgarri en las cuatro estaciones del año, siempre es buen momento para realizar senderismo, bicicleta de montaña o raquetas de nieve, depende de la época y las condiciones de la montaña. En el recinto del santuario está el Refugio de Montgarri, con servicio de restaurante y alojamiento.

Raquetas de nieve 222
 

 

Pla de Beret

Kilómetro 10,5 / Altitud 1.850 metros.

El camino de vuelta sigue la ladera de umbría, más poblada de arbolado y con menos tiempo de insolación. En la puerta del santuario hay que cruzar el puente del Noguera Pallaresa, atravesar una pista donde hay un aparcamiento y seguir de frente por unos escalones que suben por el bosque hasta otra pista de montaña. Este camino en verano no es recomendable porque esta abierto al tráfico de vehículos todo terreno y sería más agradable volver por el mismo camino de la solana. En invierno, cuando la nieve cubre las montañas de Montgarri, pueden pasar motos de nieve pero es buena opción para volver hasta el Pla de Beret, realizando un itinerario circular. Y también es un recorrido frecuentado por trineos tirados por perros. El mushing es una actividad de montaña habitual en la cabecera del valle de Montgarri y es fácil cruzarse con trineos tirados por diez o doce perros. El camino sube por la espesura del bosque de Dossau sin complicaciones y termina en las praderas de Beret, donde aparecen los primeros remontes de la estación de esquí de Baqueira y la amplitud del magnífico Valle de Arán entre las cumbres de los Pirineos.

 
Puedes descargarte esta ruta en nuestra colección Oxígeno en Komoot: travesías con Lurbel

 

Descargar y usar komoot no cuesta nada. Con sólo crear tu cuenta, tendrás acceso a las Colecciones de Trail Run y Oxígeno gratis mientras estés online. Si quieres navegar offline tendrás que comprar una de estas opciones de regiones y descargártela:

  • Región individual: da acceso a una región: ideal para aventuras a la puerta de casa o en una zona específica. 3,99 €
  • Paquete multirregión: da acceso a un grupo de regiones, una buena opción para ampliar horizontes. 8,99 €
  • Paquete mundo: da acceso al mundo entero: la mejor opción para vivir aventuras sin límites. 29,99 €.

Más información en komoot.es/product

 

Los mejores vídeos