Ojos del río Moros

Senderismo por el origen de la vida

Caminando por el Collado de Marichiva en la ruta los Ojos del ríos Moros
Caminando por el Collado de Marichiva en la ruta los Ojos del ríos Moros

En la sierra de Guadarrama nacen ríos magníficos en todas sus vertientes que son cursos fluviales básicos y determinantes para la vida en las dos mesetas castellanas. El río Moros es uno de los principales afluentes del Eresma, nace en las laderas segovianas de la Mujer Muerta y el estético Montón de Trigo, uno de los dosmiles más atractivos de la sierra por la silueta de pirámide que ofrece visto desde el Valle de la Fuenfría. Los manantiales del río Moros están escondidos en la cabecera del Valle del Espinar, en un ambiente natural salvaje y poderoso, envueltos en un magnífico bosque de pino silvestre con ejemplares centenarios y monumentales dispersos por la falda de la montaña. La madera de los pinares de la Garganta del Espinar ha sido explotada desde la Edad Media, presume de tener una calidad excepcional y está en edificios y monumentos de gran categoría y notoriedad como el Monasterio del Escorial. Los Ojos del río Moros son auténticas surgencias de agua que brotan directamente al exterior entre los cascajales de granito y las raíces de los pinos. En época de deshielo o después de una temporada de lluvias hay tantos manantiales naturales que algunos están en el mismo sendero borboteando agua pura y cristalina, el origen de la vida en las alturas de la sierra de Guadarrama. La ruta senderista sale desde la vertiente madrileña del Valle de la Fuenfría, en Las Dehesas de Cercedilla, y sigue buenas sendas montañeras y antiguas veredas serranas por varios parajes históricos de la sierra, como el puerto de la Fuenfría, con su colección de calzadas medievales, o el collado de Marichiva y la Vereda del Infante. El broche montañero del recorrido es la cumbre del Montón de Trigo (2.161 m), uno de los eslabones esenciales en la distribución geográfica de los cordales de la sierra, con vistas hacia las cuencas del Eresma, el Moros y el alto Guadarrama. 

Km 0. 1.400 m. 30 409725/4513825 - Las Dehesas

Las coordenadas del punto de partida están indicadas en la barrera de la histórica Carretera de la República, en la salida del aparcamiento de Majavilán, donde termina la carretera de Las Dehesas y comienza el retorno hacia Cercedilla. En este punto hay espacio de aparcamiento en la cuneta izquierda de la carretera. Y también en los aparcamientos señalizados con letras en los accesos previos. Unos metros antes de la barrera que corta el paso del tráfico sale un sendero por la ladera de la izquierda y entra en el pinar, pasa una puerta metálica y sube un repecho duro hasta la vereda del Camino Viejo de Segovia, marcada con señales blancas y amarillas de sendero de pequeño recorrido y puntos rojos en los árboles. La ruta gira hacia la derecha, pasa el vado del arroyo de Majavilán y sigue por la vereda principal.

Km 0,7. 1.500 m. 30 409668/4514312 - Senda del Poyal de la Garganta

Enseguida aparece una curva muy pronunciada. El Camino Viejo de Segovia continúa de frente hacia el puerto de la Fuenfría y es el recorrido de vuelta. La ruta senderista dibuja la curva y sigue la subida por el sendero del Poyal de la Garganta, marcado con puntos rojos en los troncos de los pinos. La subida es fuerte y el camino dibuja bastantes curvas para suavizar el desnivel de la ladera. En algunas zonas aparecen atajos que recortan las horquillas pero es mejor seguir la vereda principal, más cómoda y agradable, disfrutando las vistas de la cabecera del Valle de la Fuenfría. 

Km 2,1. 1.750 m. 30 408923/4514930 - Collado de Marichiva

La senda de los puntos rojos termina en el collado de Marichiva, un espacio abierto en los pinares y paso tradicional entre las vertientes madrileña y segoviana de la sierra. En la lado de Madrid pasa la pista de montaña de la Calle Alta, que lleva al puerto de la Fuenfría por la Vereda del Infante. Y por la izquierda hacia el collado del Rey, en la falda de la Peñota. Y también hay marcas del sendero de gran recorrido GR-10. La ruta pasa al lado de Segovia por una portilla y entra en los pinares del Valle del Espinar. En el collado hay una praderita con algunos pinos y una pista que baja directamente desde el paso de montaña hacia la cabecera del valle del río Moros. La senda de los Ojos sale justo por la derecha, sin perder altura, y suele estar señalizada con hitos de piedra. Al principio no está muy clara en el suelo porque se pierde en la hierba pero enseguida aparece bien definida entre los pinos. Una buena referencia para seguir el camino correcto es que a unos 350 metros aparece en la derecha del sendero la fuente del Tejo. Y a partir de aquí la traza de la senda no tiene pérdida, sigue más o menos a cota, con pequeños repechos, hasta que dobla la loma oeste de la Peña Bercial y comienza un suave descenso hacia los Ojos del río Moros. El ambiente forestal es extraordinario, uno de los mejores bosques maduros de pino silvestre de la sierra de Guadarrama. En los rincones más solitarios y sombríos quedan algunos tejos centenarios y también aparecen buenos rodales de acebos.

Km 4,9. 1.770 m. 30 408998/4516530 - Ojos del río Moros

Los primeros manantiales están en los alrededores de un pino enorme, el agua sale del suelo entre las raíces de los árboles y los resaltes del terreno. En verano suelen estar casi secos. El mejor momento es el final del invierno y durante la primavera. Los Ojos están distribuidos en varios barrancos que forman el auténtico nacimiento del río Moros, más abajo el agua se canaliza en un pequeño torrente de montaña hasta el embalse del Espinar o Vado de las Cabras. El sendero sale de los manantiales de los Ojos hacia el noroeste, es el tramo más incómodo y duro del recorrido porque la senda tienen bastante pendiente y el firme está muy roto por la escorrentía.

Km 6,4. 1.960 m. 30 408624/4517763 - Collado de Tirobarra

La senda lleva hasta el panorámico collado de Tirobarra, con vistas de la Mujer Muerta y bastantes cumbres de la sierra de Guadarrama. Hacia el sur surge la cuenca forestal del río Moros abrazada por la oleada verde de los pinares del Valle del Espinar. En el collado hay que seguir por la cuerda en dirección este hacia la cumbre del Montón de Trigo. En invierno este tramo del recorrido puede tener hielo o nieve. Los primeros 700 metros no son complicados, el camino sigue el cordal de la montaña hasta un pequeño collado donde aparece una trocha montañera por la izquierda. En este punto sale también por la derecha otra senda que lleva directamente al collado Minguete sin pasar por la cima del Montón Trigo. El sendero de la cumbre sigue de frente por la cuerda.

Km 7,7. 2160 m. 30 409642/4517125 - Montón de Trigo

La cumbre del Montón de Trigo (2.161 m) es un armazón granítico de bloques apiñados y superpuestos con una hermosa vista de las montañas occidentales de la sierra de Guadarrama. El camino desciende directo por la cara sur hacia el collado Minguete. La salida de la cima es un pequeño laberinto de escalones bastante empinados, hasta que entra en un tropel de vegetación arbustiva de enebros y retamas con algunos pinos descolocados por las ventiscas y la intemperie serrana. En el collado Minguete sale una senda de frente hacia la cumbre del Cerro Minguete (2.026 m), que es una opción interesante cuando hay ganas de poner más cimas en el itinerario. La senda principal sale del collado por la izquierda, faldea el pico por la vertiente oriental y baja hasta el puerto de la Fuenfría por un pinar con ejemplares muy curiosos y fotogénicos.

La ruta a su paso por el puerto de la Fuenfría
La ruta a su paso por el puerto de la Fuenfría

Km 9,4. 1.790 m. 30 410550/4516221 - Puerto de la Fuenfría

En el puerto de la Fuenfría confluyen la vía romana XXIV de Antonino, la calzada borbónica construida en tiempos de Felipe V para acceder al Palacio de la Granja, la Carretera de la República, el Camino de Santiago de Madrid, la Vereda del Infante, varios senderos de montaña y el Camino Viejo de Segovia, una de las vías de comunicación y comercio más antiguas de la sierra, incluso anterior a la época de la calzada romana. Con tantas pistas, veredas y senderos es complicado adivinar cada una pero están bien definidas, aunque unas se superponen a otras en algunos tramos. En nuestra ruta hemos elegido el Camino Viejo por la calidad senderista, sin despreciar la vía romana, que presenta el peor firme y trazado, ni la calzada borbónica, con sus impresionantes losas medievales. El Camino Viejo comienza entre unos pinos justo por la derecha de la gran vaguada de la borbónica, que mucha gente confunde con la calzada romana por el empedrado del firme. El camino construido por los romanos discurre más a la izquierda, entre la borbónica y la Carretera de la República. La entrada del Camino Viejo es un talud muy incómodo y resbaladizo pero enseguida llega a una curva donde se encuentra con la calzada romana. La ruta sigue de frente por la ladera del valle y el viejo empedrado de los romanos se aleja por la izquierda.

Km 13. 1.400 m. 30 409725/4513825 - Las Dehesas

El Camino Viejo de Segovia baja por los bosques de la Fuenfría en un ambiente forestal y montañero muy acogedor. En los pasos de los arroyos hay puentes de madera para facilitar el vadeo cuando la corriente es fuerte, son lugares donde la diversidad botánica es más rica y variada, entre los pinos hay acebos monumentales y en el curso de los arroyos aparecen pequeñas galerías de sauces, fresnos y matorrales asociados a los cursos de agua. El sendero pierde altura, deja por la izquierda una senda que lleva hasta las ruinas del antiguo Refugio Peñalara y conecta con la vereda del Poyal de la Garganta en la curva donde aparecen los puntos rojos pintados en los troncos de los árboles. El resto de la bajada hasta el aparcamiento es por el mismo camino de subida.

Mapa Ojos Moros
Mapa Ojos Moros

FICHA TÉCNICA

  • Punto de partida y llegada: Cercedilla, paraje de Las Dehesas (Madrid). 
  • Distancia: 13 kilómetros. 
  • Desnivel positivo: 800 metros. 
  • Cartografía: IGN 1:50.000 (508). 

Recomendaciones: en invierno pueden aparecer placas de hielo en las umbrías de los pasos altos. La cumbre del Montón de Trigo (2.161 m) es rocosa, cuando la nieve o el hielo cubre la montaña el entorno de la cima requiere atención para seguir el sendero entre los bloques de piedra, sobre todo en el descenso hacia el collado Minguete. Y con ventisca o mala visibilidad es recomendable evitar el paso por la cumbre y seguir directamente hasta el collado Minguete desde el collado Tirobarra por el sendero de la Colada de la Fuenfría.

CÓMO LLEGAR: Desde Madrid por la A-6 hasta el pueblo de Guadarrama y después por la M-622 hasta Cercedilla. En la entrada de la población, nada más pasa la estación del ferrocarril, sale por la izquierda de una curva cerrada el desvío de Las Dehesas. En el desvío del Centro de Visitantes Valle de la Fuenfría hay que seguir por la derecha hasta el final de la carretera. 

 

Suscríbete GRATIS a nuestro pódcast en las principales plataformas: 

Peñas del Arcipreste de Hita, un paisaje singular para patear en la Sierra de Guadarrama

Relacionado

Paisajes singulares: Peñas del Arcipreste de Hita

5 rutas con ascensiones

Relacionado

5 rutas con ascensiones