Las 5 cumbres del Pirineo francés donde tocar el cielo cuando todo pase

Vignemale, Pic du Midi, Pic du Perdiguère, Midi d’Ossau y Canigó

LAS 5 CUMBRES DEL PIRINEO FRANCÉS DONDE TOCAR EL CIELO CUANDO TODO PASE
LAS 5 CUMBRES DEL PIRINEO FRANCÉS DONDE TOCAR EL CIELO CUANDO TODO PASE

Muy cerca de casa, en el Pirineo francés, hay cinco cumbres fascinantes donde tocar el cielo y recuperarse cuando todo pase; eso sí, no son aptas si se sufre mal de altura. Acércate a la belleza colosal y al "skyline" pirenaico que conforman el Vignemale (3.298 m), Pic du Perdiguère (3.222 m), Midi d’Ossau (2.884 m), Pic du Midi (2.877 m) y, como no, el Canigó (2.784 m).

MIDI D’OSSAU, EL CORAZÓN DE LAVA

Con 2.884 metros, el Pic du Midi d’Ossau es la montaña más emblemática de los Pirineos Occidentales, una silueta que se refleja de forma majestuosa sobre las aguas del lago Ayous. La identificarás fácilmente no sólo por sus dos cimas, “Los Gemelos", sino por la verticalidad de su esqueleto y su corazón de lava, testimonio de ese volcán que estuvo activo hace, ahora, unos 300 millones de años. A estas dos reconocidas siluetas se suman otras tres cumbres secundarias, pero no por ello menos importante: la Punta de Francia, la Punta de Aragón y la Punta Jean Santé, que aún y ser la menor de todas, alcanza los 2.573 metros de altitud. La primera ascensión al Gram Pic tuvo lugar en 1787. Esta sencilla excursión pirenaica comienza en el valle de Ossau y sigue por un sendero amplio que conecta el aparcamiento de Anéou (1.780 m) hasta el refugio de Pombie (2.032 m).

VIGNEMALE, EL SÍMBOLO DEL PIRINEO FRANCÉS

Sus 3.298 metros de altitud lo convierten en el gran coloso y símbolo de los Pirineos franceses y en el segundo macizo glacial de la cordillera pirenaica. El Vignemale es una de las cumbres favoritas y en toda una leyenda en la que destacan el glaciar Ossoue y el famoso corredor de Gaube, en la ladera norte. La historia de amor del Conde Henry Russel hace que el Vignemale no sea una cima como las demás. Pues, con la ayuda de una palanca, excavó aquí siete cuevas en las que vivió e incluso organizó suntuosas recepciones. En 1889, por parte de la Comisión Sindical del valle de Barèges, obtuvo el derecho a gobernar esta cumbre y en las 200 hectáreas que la rodean por encima de 2.300 metros sobre el nivel del mar. Una concesión que le fue otorgada por 99 años. Para ascender al Vignemale, nada mejor que hacerlo por Cauterets, el resort de montaña situado a las puertas del Parque Nacional de los Pirineos y del circo de Gavarnie. Desde el aparcamiento, cogemos el telecabina de Puntas o el telesilla de Gaube que nos acercará al lago de Gaube (1.730 metros) para llegar a Cauterets – Pont d’Espagne. De ahí hasta el refugio de Les Oulettes hay dos horas de camino. La belleza del entorno nos atrapa en un paisaje de los Pirineos y cuya excepcional belleza evoca los Alpes.

EL PIC DE PERDIGUÈRE, LA MARAVILLA DE LA ALTA GARONA

Situado en la Alta Garona, el Pic de Perdiguère es uno de los once picos de más de 3000 metros ubicados en esta región, a 322 metros sobre el nivel del mar. La ascensión es exigente por el desnivel acumulado pero fácil desde el punto de vista técnico.

PIC DU MIDI, LA CUNA DE LAS ESTRELLAS

A 2.877 metros de altitud se halla uno de los símbolos de los Pirineos y la cuna de las estrellas: el Pic du Midi. Desde el mirador de 750 m2, la vista se extiende sobre una marea de más de 300 kilómetros de la impresionante cadena de los Pirineos franceses. El Pic du Midi es el lugar de observación por excelencia y desde principios del s. XVIII, alberga el Observatorio Astronómico, cuya construcción se inició en torno a 1870. Además, gracias a la excepcional pureza del aire, de la luz y la estabilidad de la atmósfera está considerado la primera Reserva Internacional de estrellas de Europa y, como no, sitio natural por la belleza de sus paisajes. Puedes acceder al Pic du Midi mediante el teleférico desde La Mongie. En apenas 15 minutos subirás a 2.877 metros de altura.

EL CANIGÓ: LA MONTAÑA SAGRADA

Gran site de Francia y montaña sagrada en Cataluña, culmina a 2.784 metros de altitud. Es una de las cumbres más atractivas y fascinantes para realizar senderismo y actividades al aire libre. Cuenta con 750 km de senderos señalizados, que gozan de impresionantes vistas del Mediterráneo.

Más información: www.lespyrénées.net