Hayedo de Monte Real, luces de otoño en el Camero Viejo

Un trekking otoñal a través de lienzos de naturaleza desbordante de vida y esplendor

Hayedo de Monte Real, luces de otoño en el Camero Viejo
Hayedo de Monte Real, luces de otoño en el Camero Viejo

Las luces de otoño en los Cameros riojanos son fascinantes. Las montañas, los bosques y los valles se convierten durante unas semanas en lienzos de naturaleza desbordante de vida y esplendor, casi irreal, en muchos lugares son estampas sacadas de un cuadro impresionista y hay que esperar que una ráfaga de viento agite las arboledas ribereñas o las nubes creen juegos de sol y sombra en las vegas agrícolas para ver la realidad. La luminosa estructura calcárea de la sierras cameranas, los hermosos pueblos de casonas señoriales y los bosques de hayas y robles participan de forma decisiva en el embellecimiento del paisaje otoñal en los valles de los ríos Leza, Jubera, Cidacos y Alhama, integrados en la reciente Reserva de la Biosfera La Rioja. El bosque de Monte Real es una de la maravillas forestales del alto Cidacos. Hayas y robles cubren las principales laderas de la sierra del Hayedo de Santiago, en la estribación oriental del Camero Viejo, donde reside esta joya de los bosques riojanos y en otoño se convierte en un espectáculo de luces y sensaciones. En el camino hay hitos de las Rutas del Silencio, los Anillos Ciclo Montañeros y otros itinerarios senderistas y ciclistas locales.

Km 0. 1.010 m. 30 552571/4668593
Aparcamiento pista forestal de Monte Real

La aproximación hasta el punto de inicio del recorrido sale un kilómetro antes de llegar al pueblo de Zarzosa, por una pista asfaltada que pasa por la ermita de las Canalejas y se dirige al poblado de Larriba. A un kilómetro del desvío aparece la ermita al otro lado del valle. Y 2,5 kilómetros después el desvío de la pista forestal del bosque de Monte Real. En el cruce hay una indicación “paso canadiense”. El coche se puede dejar aparcado en la entrada de la pista forestal. El primer kilómetro sigue por el carril de montaña entre robles y van apareciendo las primeras hayas en la ladera de umbría, cerca del barranco del arroyo de Manzanares.

Km 1,1. 1.080 m. 30 551950/4667689
Barranco de la Secada

En un claro aparece un desvío por la izquierda de una pista forestal que sube por la Solana de los Obispos y conecta con el recorrido de la ruta en la loma del Escaldadero, es el itinerario ciclomontañero. La ruta senderista sigue de frente y enseguida se desvía hacia la izquierda por un camino que baja al cauce del río en una pequeña presa donde también hay una especie de estanque o abrevadero, cerca de la desembocadura del barranco de la Secada en el arroyo de Manzanares. La vereda está completamente cubierta de hojas de haya marchitas y nos es fácil ver el camino al principio, hay que tener intuición y algo de experiencia. El sendero se aleja de la orilla del arroyo y aparece mucho más claro en la ladera del barranco de la Secada. La subida mantiene el rumbo por la derecha de la vaguada del barranco. El hayedo es una maravilla. La mayor parte de los árboles son relativamente jóvenes y altos para aprovechar bien la radiación solar. Los ejemplares que más llaman la atención son los viejos y retorcidos, con las raíces cubiertas de musgo y las ramas bailarinas y nudosas que parecen tener una vida particular.

1
 

Km 2,7. 1.390 m. 30 552171/4666534
Escaldadero

La subida es directa y mantenida por la derecha del barranco de la Secada hasta que aumenta la pendiente y es mejor hacer varias zetas por la derecha para alcanzar enseguida la pista forestal de Monte Real en la loma del Escaldadero. El tramo final es prácticamente campo a través, no hay trazas de la antigua vereda, pero el hayedo está limpio y se puede caminar por cualquier parte, dibujando curvas en la ladera para suavizar la pendiente hasta un claro cubierto de matorrales que se recorre por la derecha y finalmente aparece la pista de tierra que recorre la falda de la sierra. La ruta sigue hacia la derecha y antes de entrar de nuevo en el hayedo hay una panorámica magnífica del bosque y de una parte del Camero Viejo. En una vaguada del hayedo aparece el Refugio de Monte Real.

Km 5,5. 1.430 m. 30 549987/4666273
Barranco de Matazorras

La ruta sigue por la pista principal. En el cruce de La Tejera sale un pista hacia la izquierda marcada con hitos de los Anillos Ciclo Montañeros que sube por la cuerda de la sierra, donde se pueden hacer las cumbres del Alto del Haya (1.667 m) y Monte de Santiago (1.664 m). El camino continúa de frente, pasa por el barranco del arroyo de Matazorras y se desvía hacia la derecha por el camino marcado con un poste del Sendero Micológico. La bajada es muy cómoda y espectacular, el camino dibuja varias zetas para suavizar la pendiente y el hayedo es fantástico, los árboles son altos y finos y están bastante clareados en laderas cubiertas de hojas marchitas y restos de ejemplares viejos. En la confluencia del barranco de Matazorras en el arroyo de Manzanares aparece un desvío por la izquierda indicado en el mapa como Camino de Yanguas que lleva al pueblo de Larriba. La ruta continúa bajando por el camino principal.

Km 10,2. 1.010 m. 30 552571/4668593
Aparcamiento pista forestal de Monte Real

El carril entra en el barranco del arroyo de Manzanares, pasa por el desvío de subida en el barrando de la Secada y termina en el aparcamiento.

FICHA TÉCNICA
  • Punto de partida y llegada: carretera de Zarzosa a Larriba (La Rioja).
  • Distancia: 10,2 kilómetros.
  • Desnivel positivo: 470 metros.

RECOMENDACIONES
La subida por la ladera del barranco de la Secada sigue una antigua vereda muy poco usada y cubierta de hojas de haya, es fácil perder el camino en el tramo superior, donde la pendiente es más fuerte, y hay que realizar pequeñas zetas en la ladera del bosque para suavizar el desnivel. Es importante llevar descargado el track y seguir la línea del recorrido para conectar con la pista forestal de la sierra. El resto del itinerario discurre por caminos forestales cómodos y fáciles de seguir.