Cumbre del Yelmo, el gran balcón de La Pedriza

La cima del universo mágico de roca de la Sierra de Guadarrama

Cima del Yelmo
Cima del Yelmo

La Pedriza de la sierra de Guadarrama es un jardín de rocas de granito fantástico, un paisaje único de piedras, riscos, collados y canales esculpido por la naturaleza para crear un universo muy particular de formas y caprichos donde varias generaciones de montañeros, senderistas, escaladores, bandoleros, artistas y todos los amantes de los espacios libres y salvajes que han visitado este bello rincón de la sierra madrileña han imaginado todo tipo de animales, objetos y creaciones singulares, descubriendo en el laberinto de rocas cocodrilos, focas, elefantes, tortugas, pájaros y pajaritos, damas y fantasmas, centinelas, esfinges, un caballito de ajedrez, torres, frailes, un pan de kilo y hasta aseguran que uno de los riscos de granito es la mano de Dios, aunque algunos aseguran que simplemente es el dedo. La mole más impresionante y llamativa en el caos de viejos granitos es el enorme domo del Yelmo (1.717 m), uno de los principales símbolos de la Pedriza y una cumbre esencial y obligada para los montañeros que frecuentan la sierra de Guadarrama. La ascensión hasta el vértice de la cima requiere técnicas de escalada por todas las vertientes. La ruta considerada normal es el itinerario más sencillo y tiene el popular paso de la “chimenea”, que es un pasadizo de unos veinte metros muy estrecho con un resalte de entrada de II+. En realidad es difícil despeñarse, la dificultad técnica es avanzar por la galería sin encajarse entre las dos paredes. La ruta senderista que proponemos hasta el inicio de la ascensión de la cima es el entretenido sendero del Hueco de las Hoces, que llega directo hasta el pie de la cara norte del Yelmo.

Km 0. 1.030 m. 30 424354/4511312

Canto Cochino

El acceso en coche hasta el aparcamiento de Canto Cochino está regulado, tiene horario de entrada y salida y es importante confirmar la normativa según el día de la semana y la temporada. En el aparcamiento hay un quiosco y espacio para bastantes coches, pero en verano se suele llenar antes del cierre del paso en el control de visitantes. El camino comienza por la pista de asfalto que tiene una barrera y baja al puente de madera del río Manzanares. En la salida del puente aparece el primer cruce de caminos delante de la entrada de los viveros forestales. La ruta del Yelmo sigue por la derecha, atraviesa una explanada por el centro y pasa otro puente de madera en el arroyo de la Majadilla, unos metros antes de la desembocadura en el Manzanares.

 

Km 0,5. 1.020 m. 30 424646/4511404

Senda de los Brezos

En la salida del puente del arroyo de la Majadilla aparece de frente el sendero de bajada desde la Gran Cañada, marcado con los galones rojos y blancos del GR-10. Este es el camino de vuelta. La ruta gira hacia la izquierda y a cien metros aparece por la derecha la senda de subida hacia el Cancho de los Brezos. El primer tramo es bastante empinado, está muy erosionado por la escorrentía y presenta grandes escalones entre la vegetación. La dureza del camino disminuye con la altura y finalmente la senda entra en la pradera del barranco de los Huertos, al pie de las placas del Cancho de los Brezos, frecuentadas por escaladores durante todo el año. En el camino aparecen desvíos hacia la derecha que suben hacia la Gran Cañada. La senda principal sigue la misma dirección por el centro de la vaguada hacia el Risco de los Principiantes, que está justo enfrente en el sector más alto del grupo de formaciones rocosas que cierran el vallecito por donde sube el sendero.

 

Km 1,5. 1.240 m. 30 425518/4511534

Senda del Hueco de las Hoces

El sendero parece que se pierde entre las jaras, salva un pequeño resalte y aparece un cruce importante. Unos hitos de piedras sigue subiendo por la derecha hasta el pie del Risco de los Principiantes, con varias vías clásicas de escalada. La senda que lleva al Hueco de las Hoces continúa por la izquierda, hace una pequeña bajada y después realiza un faldeo subibaja suave entre grandes bloques de granito. Justo en la roca de la izquierda del desvío hay una marca de pintura roja/morada. A partir de aquí hay marcas de pintura en las piedras señalando el camino. En algunos sitios son las originales rojas y en otros parecen moradas o azuladas porque han sido repintadas, en cualquier caso son fundamentales en los sectores de bloques. A los cinco minutos de pasar el desvío la senda atraviesa un pasadizo entre dos grandes bloques apoyados uno sobre otro, una de las fotos habituales del sendero y una forma de confirmar la dirección correcta. La medio cueva crea una bonita ventana con La Maliciosa al fondo. La marcas siguen faldeando en un pequeño laberinto de rocas, jaras, encinas y finalmente entran en el precioso valle del Hueco de las Hoces. El recorrido es ideal en verano porque la mayor parte de la subida sigue la umbría del valle.

 

Km 3,3. 1.630 m. 30 426529/4512419

Collado de la Vistilla

El sendero salta el arroyo de los Huertos, que suele estar seco en verano, y pasa por el Risco del Hueco de las Hoces, con varias vías de escalada recomendables. En la base de las paredes hay un cartel del parque nacional con la regulación de la temporada de escalada permitida por la presencia de aves. La senda pasa junto al poste y continúa hasta un caos de bloques que parecen cerrar el paso. En este paraje tan particular hay un grupo de tejos protegidos entre las enormes rocas de granito. Uno de los ejemplares está declarado árbol singular de la comunidad de Madrid. Las marcas de pintura ayudan en la travesía del laberinto de piedra y después el sendero continúa la subida por el impresionante paredón del Pan de Kilo, que realmente parece cortado a cuchillo. La cima del Yelmo está más cercana, queda un último paso de bloques y las rampas finales hasta la pradera de la cara norte, el amplio y panorámico collado de la Vistilla. El sendero principal rodea la gran mole del Yelmo hacia la derecha y baja hacia la pradera de la cara sur sin pasar por la cima. El inicio de la ascensión está en las coordenadas indicadas, justo en el nivel del collado al pie de la cara norte, donde comienza una canal inclinada y ascendente (II) que sube hasta el principio de la chimenea de la ruta normal.

La chimenea, con pasos estrechos
La Chimenea, con pasos estrechos 

 

Km 3,6. 1.717 m. 30 426513/4512340

Peña del Yelmo

La canal de la cara norte termina en un colladito donde está la chimenea/pasadizo que lleva hasta la cima. La mayor parte de los montañeros que llegan a la cumbre suben por el camino que aparece en el collado por la izquierda, marcado con hitos de piedras, desde la pradera de la cara sur del Yelmo. En este punto es interesante dejar las mochilas porque van a estorbar durante la travesía por la raja de piedra. Los primeros cinco metros son los más complicados y expuestos, hay que subir de lado por una grieta y después superar un bloque con un paso atlético para entrar en una galería sencilla, aunque hay que seguir de lado, saliendo a una especie de mirador. El tramo final sigue por la derecha superando varios bloques hasta el vértice geodésico. Las vistas son magníficas, uno de los mejores balcones para contemplar la sierra de Guadarrama y la gran planicie de la cuenca alta del río Manzanares hasta la ciudad de Madrid. El descenso es por el mismo pasadizo y resulta ligeramente más sencillo porque los escalones son de bajada y el esfuerzo es mucho menor. En el final de la chimenea hay que girar hacia la derecha y descender de la montaña por el sendero principal hasta la agradable pradera de la cara sur del Yelmo.

Yelmo 1
Vistas desde el Yelmo

Km 4,2. 1.540 m. 30 426641/4512165

Pradera del Yelmo

En la pradera del Yelmo hay grandes bloques de granito, campos de hierba, zonas de escalada y una fuente con vistas de la impresionante cara sur, un auténtico yelmo de piedra que parece construido con un molde gigante para destacar sobre las dimensiones del resto de esculturas de granito. El sendero pasa por el manantial y comienza un largo descenso por una vereda de buen trazado pero muy rota y destrozada por la escorrentía, con escalones y rampas resbaladizas.

 

Km 5,7. 1.280 m. 30 425821/4511292

Gran Cañada

El camino pasa por una fuente que está un poco escondida entre las jaras en la derecha de la senda, unos doscientos metros antes de llegar al cruce de la Gran Cañada. Una forma de encontrar el manantial es localizar la corriente de agua que baja por un tramo del camino. A finales del verano suele estar seca. En el cruce de la Gran Cañada hay que seguir por la vereda de la derecha, marcada con las señales rojas y blancas del sendero de gran recorrido GR-10. La senda que sigue de frente lleva directamente al pueblo de Manzanares El Real por El Tranco. El sendero GR-10 entra en la vertiente del río Manzanares y desciende directo hacia Canto Cochino. El aparcamiento aparece a la vista muy abajo, queda un descenso bastante empinado con buenas vistas de gran parte los paisajes de la Pedriza y un sector de Cuerda Larga.

Pradera del Yelmo
Pradera del Yelmo

 

Km 7,4. 1.030 m. 30 424354/4511312

Canto Cochino

El camino finalmente termina en el puente del arroyo de la Majadilla y simplemente queda atravesar el río Manzanares y subir al aparcamiento de Canto Cochino.

Mapa Yelmo
Mapa Yelmo

FICHA TÉCNICA

  • Punto de partida y llegada: Canto Cochino (La Pedriza), en Manzanares El Real (Madrid).
  • Distancia: 7,4 kilómetros.
  • Desnivel positivo: 690 metros.
  • Cartografía: IGN 1:50.000 (508).

Recomendaciones: la ruta normal de ascensión hasta la cumbre del Yelmo tiene el tramo final por una chimenea/pasadizo de la cara norte con un paso de II+ (F). El resto de itinerarios son vías de escalada por todas las vertientes. La chimenea no tiene ningún anclaje artificial para asegurar con cuerda o montar rápeles. Con cierta habilidad y destreza en trepadas y nada de vértigo se puede realizar este paso que facilita la entrada hasta el gran balcón natural de la cima, aunque siempre es aconsejable ir en compañía de montañeros con experiencia.

 

CÓMO LLEGAR

Desde Madrid por la M-607 hasta Colmenar Viejo, tomar el desvío de Manzanares El Real y en el pueblo rodear el casco urbano por la circunvalación, tomando después el desvío de la Pedriza (Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama). El acceso de entrada y salida en coche hasta Canto Cochino está regulado en horario y número de vehículos, consultar la normativa según el día y temporada.

Info: parquenacionalsierraguadarrama.es

 

 

Cresta de Bérnia, el filo calcáreo de las dos Marinas alicantinas

Relacionado

Cresta de Bèrnia, una espina dorsal de cumbres calizas con paredes de vértigo

La cresta de las Espadas, un desafío montañero

Relacionado

Posets por la Cresta de las Espadas

Nuestros destacados