El Camino Real de Guadalupe en mountain bike

4 etapas de bickepacking por la ruta de los peregrinos hacia las sierras de Extremadura

El Camino Real de Guadalupe en mountain bike
El Camino Real de Guadalupe en mountain bike

Los caminos de peregrinación han sido arterias vitales en las geografías físicas y humanas del planeta durante siglos, desde el origen de los tiempos, cuando nacieron los primeros cultos de fe y devoción en lugares o espacios considerados templos, santuarios o refugios de algún tipo de divinidad, fenómeno místico o acontecimiento sobrenatural. Las rutas de los peregrinos siempre han sido caminos de comunicación y comercio, cargadas de historia, paisaje, cultura y patrimonio artístico y etnográfico. En numerosas ocasiones coinciden con importantes vías pecuarias, calzadas medievales o antiguos caminos reales, sujetos siempre a los privilegios de protección para impedir que fuesen enajenados, roturados o invadidos. Las peregrinaciones al santuario de la Virgen de Guadalupe se remontan al siglo XIV, cuando estaba escondido en un paraje recóndito y aislado de las serranías extremeñas, en aquellos tiempos debía ser una aventura realmente arriesgada atravesar la gran planicie de la vega del Tajo y entrar en el mundo rural de los Ibores y las Villuercas cacereñas. En los siglos XV y XVI el monasterio guadalupense adquirió gran popularidad y creó una de las grandes vías de intercambio social y cultural entre Extremadura y Castilla. Los monjes franciscanos tomaron las riendas del santuario a principios del siglo XX, tomando de nuevo todo su esplendor. En la actualidad la promoción de las asociaciones culturales encargadas de la divulgación del Camino Real de Guadalupe han convertido el antiguo sendero de los peregrinos en una interesante ruta turística de ocio activo sin perder la esencia de itinerario de fe y peregrinación de todos los tiempos. Un camino para todos los gustos que proponemos en cuatro entretenidas etapas de bikepaking para despedir el verano.
 

PUEDES ORGANIZAR Y RESERVAR ESTA EXPERIENCIA A TU MEDIDA A TRAVÉS DE VIAJES OXÍGENO by GALANGAL

Etapa 1

  • Madrid/Casarrubios del Monte

  • 48,6 km. 450 m positivos. 420 m negativos. 

La primera etapa es una jornada prólogo para salir de la gran ciudad. El primer día de un viaje cicloturista es importante empezar a pedalear temprano, con margen para los ajustes e imprevistos de última hora y los habituales contratiempos y entretenimientos de una larga travesía urbana desde el centro de la capital. El lugar establecido como punto de partida es la iglesia de San Jerónimo del Real, conocida popularmente como Los Jerónimos, al lado de los jardines de El Retiro, pero el inicio puede ser desde la residencia de cada uno o en alguna estación de tren o autobús para quienes lleguen de otros lugares. Una buena vía de enlace es el Anillo Ciclista, con dirección hacia la Casa de Campo, donde aparecen las primeras marcas en caminos de tierra que llevan por los antiguos campos militares de la Ciudad de la Imagen y la Venta de la Rubia. En estos primeros kilómetros los hitos del Camino Real de Guadalupe son unos carteles curiosos que parecen pintados a mano, pero mantienen una estética similar hasta que se alejan de la ciudad de Madrid y aparecen los mojones oficiales, el primero que hemos visto estaba en la Vía Verde del Guadarrama. El Camino pasa por la poblaciones de Alcorcón y Móstoles y finalmente conecta con la vía verde cerca del Parque del Soto, un lugar de interés paleontológico en la Comunidad de Madrid.

La Vía Verde del Guadarrama tiene unos 5 kilómetros acondicionados hasta el histórico Puente de Hierro, construido en el siglo XIX para salvar el cauce del río Guadarrama, dentro del espacio natural protegido del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama. En la salida del puente hay que dejar el viejo trazado ferroviario de Madrid/Almorox, que sigue hacia Navalcarnero, y girar hacia la izquierda por el Camino de la Zarzuela, el antiguo Camino Real de Extremadura y Portugal durante la Edad Media. La ruta pasa por los restos del puente del Aguijón, oculto por la A-5, y sigue por vías pecuarias entre casas de campo y terrenos de labor hacia El Álamo y Casarrubios del Monte.

 

Etapa 2 

  • Casarrubios del Monte/Talavera de la Reina 
  • 95 km. 660 m positivos. 800 m negativos. 

El Camino Real de Guadalupe entra en la gran vega del río Tajo por la Cañada Real Segoviana, es un paisaje agrícola y campesino, los caminos son principalmente vías pecuarias, cañadas pastoriles y caminos de parcelaria de buen firme que permiten sacar una media aceptable de ciclabilidad, incluso parando en las poblaciones y los puntos de interés para descansar, recuperar fuerzas y conocer el patrimonio cultural del recorrido. En Novés y Torrijos se cruzan las marcas del Camino Real de Guadalupe y las flechas amarillas del Camino de Santiago del Sureste, que llega desde Alicante en busca de la lejana ciudad gallega de Santiago de Compostela. El recorrido está bien señalizado con los mojones específicos del Camino Real y no presenta dificultad en los páramos toledanos. En los campos de Gerindote y Carmena hay tramos por zonas de humedal que pueden presentar problemas de barro con lluvias o después de un chaparrón. En los campos de Cebolla aparecen los hitos del Camino Natural del Tajo y coinciden con el trazado del Camino Real de Guadalupe hasta Talavera de la Reina.

La vega del Tajo es agrícola, abundan los cultivos de regadío y es posible encontrar tramos del camino encharcados o húmedos. Atención a la señalización en esta zona. Los momentos más sugerentes y agradables son los tramos que coincide la ruta con la orilla del río Tajo, que surge inmenso y apacible en una sucesión de meandros hasta los puentes de Talavera de la Reina. Las marcas pasan por los restos del puente histórico del Alberche y entran en Talavera por una larga avenida repleta de centros comerciales y actividad urbana. El Camino Real de Guadalupe pasa por un sector del casco histórico de Talavera pero deja mucho patrimonio artístico, histórico y cultural para quien desee dedicar unas horas a conocer en profundidad la población, hay puentes de piedra, de origen romano, de hierro y de diseño vanguardista, varios museos, plazas con encanto, jardines históricos, restos de murallas, una ruta de los murales de cerámica y muchos rincones de interés turístico.

camino real de guadalupe 3
 

Etapa 3 

  • Talavera de la Reina/Carrascalejo 
  • 78,9 km. 680 m positivos. 410 m negativos. 

El Camino Real de Guadalupe deja el ajetreado ambiente urbano de Talavera de la Reina por los caminos rurales del río Tajo en el mismo ambiente de plantaciones de regadío, acequias y plantaciones de vega, pasa por las instalaciones deportivas de Alberche del Caudillo y salta el Canal Bajo del Alberche en la entrada de Calera y Chozas, un lugar popular entre los cicloturistas porque es el inicio de la Vía Verde de la Jara. El paisaje cambia de repente, en el horizonte la sierra de Gredos emerge como un telón rocoso infranqueable. En invierno y durante los meses que conserva nieve en las altas cumbres aporta una belleza inusual en la gran planicie de los valles del Tajo y el Tiétar, es una fortaleza de granito de dos mil metros positivos entre las vegas y las altas cumbres. Alcañizo tiene un rincón muy acogedor y pintoresco en el puente de piedra del arroyo de Alcañizo, del siglo XVII, cerca de la iglesia parroquial, donde están las esculturas y los hitos del Camino Real de Guadalupe. La villa monumental de la jornada es Oropesa. El castillo es impresionante, la primera construcción es de origen árabe, levantada sobre restos romanos. En el casco histórico hay palacios, calles empedradas de aires medievales, plazas alegres repletas de animación y buen ambiente.

En Oropesa cambia completamente el paisaje y la calidad ambiental. La ruta entra en un terreno de encinares adehesados y continúa casi siempre por caminos favorables en bajadas suaves y agradables, atraviesa la Dehesa del Sapo hasta Alcolea del Tajo y llega al conjunto urbano de El Puente del Arzobispo y su puente monumental sobre el río Tajo, de estilo gótico y once arcos de piedra, una auténtica joya de la arquitectura civil. El terreno favorable termina en el puente medieval y comienza una larga sucesión de colinas campesinas, campos de secano y dehesas de encinas por el occidente de la comarca toledana de La Jara. Los hitos del Camino Real pasan por las calles de Villar del Pedroso y siguen hasta la población serrana de Carrascalejo, un buen lugar para terminar la jornada cicloturista antes de iniciar la etapa montañosa de la aventura ciclista. Los Chozos de Carrascalejo son una buena opción para dormir bajo techo. El pueblo está al pie de la sierra de Altamira, el extremo occidental de los Montes de Toledo y frontera natural entre La Jara y los valles serranos de Las Villuercas y las serranías de Guadalupe.
 

PUEDES ORGANIZAR Y RESERVAR ESTA EXPERIENCIA A TU MEDIDA A TRAVÉS DE VIAJES OXÍGENO by GALANGAL

Etapa 4 

  • Carrascalejo/Guadalupe 
  • 42,3 km. 740 m positivos. 320 m negativos. 

El inicio de la etapa es muy duro para salvar la sierra de Altamira por el puerto de Arrebatacapas. Los mojones del Camino Real de Guadalupe siguen carriles de montaña y cortafuegos directos hasta la carretera del puerto, el primer apretón de una jornada corta en distancia pero intensa en esfuerzo. La opción cómoda es seguir el asfalto desde el pueblo hasta el collado. En la salida del puerto sale un desvío por la derecha que baja directo hasta Navatrasierra por una vereda pedregosa pero ciclable con cuidado por la velocidad. El restaurante del pueblo tiene fama de ser un buen asador de cabrito. El viejo camino de los peregrinos sigue varios tramos por la carretera hasta el paraje del Hospital del Obispo, oculto entre pinos y robles en un paraje muy solitario. En este lugar fue levantado uno de los primeros hospitales para refugio y amparo de peregrinos, en el siglo XIV, según un privilegio concedido por orden de Pedro I el Cruel para “proteger a los peregrinos que pasan por montañas yermas, sin poblado alguno y muchos mueren en el campo”. En la cuneta hay una fuente y fuera de la carretera los restos rehabilitados del antiguo hospital. Los hitos de madera dejan el asfalto por la izquierda y suben un nuevo repecho hasta el collado del Hospital. En el collado sale por la derecha un sendero técnico de doscientos metros que conecta con un carril de montaña hasta el puerto del Cubero en busca de nuevos rincones perdidos de la sierra.

La ruta es un cómodo subibaja por pistas de montaña y carriles de explotación maderera hasta el puente de los Álamos, en la carretera de los Ibores. Ahora si que queda la “penúltima subida” por el corazón de Las Villuercas hasta el collado del Humilladero. El monumento queda fuera del camino en la izquierda de la carretera. En este lugar los peregrinos contemplaban por primera vez el Monasterio y La Puebla de Guadalupe, agradeciendo a la Virgen la protección durante el viaje. El edificio es del siglo XV y tiene interesantes trabajos de cantería. Los tres kilómetros hasta el casco viejo de Guadalupe son deliciosos por una cómoda vereda paralela a la carretera. Y la entrada por las callejuelas de piedra es emocionante hasta la hermosa plaza de Santa María. El ambiente es muy turístico, hay restaurantes, pastelerías y tiendas de recuerdos pero es una estampa rural impactante por la presencia elegante y señorial de las fachadas y torres del Monasterio sobre la escalinata de piedra. Las calles de La Puebla, como se conoce el casco viejo, conserva un tipismo encantador en las fuentes, los soportales y los pasadizos, como el Arco de Sevilla o el Arco de San Pedro, en la Plazuela de la Pasión y en los balcones de las fachadas. El viaje cicloturista termina pero dejará un recuerdo imborrable.

camino real de guadalupe
 

RECOMENDACIONES

El Camino Real de Guadalupe está señalizado con mojones específicos y postes de madera en la mayoría de los cruces y pasos conflictivos. En las travesías de las grandes poblaciones hay que poner a prueba la intuición y el sentido de orientación para encontrar las marcas en las afueras del conjunto urbano. La mejor opción para asegurar el seguimiento del itinerario es descargar los tracks del recorrido de la página web recomendada. La distribución de las cuatro etapas cicloturistas no coinciden con la propuesta de las etapas de esta web porque es una presentación del Camino Real de Guadalupe a pie y es necesario enlazar tramos, pero técnicamente es sencillo en cualquier navegador satelital. En el mismo espacio virtual dan 257 kilómetros de distancia total oficial y en nuestro cuentakilómetros han salido 264,8 kilómetros, que son los indicados en la distribución de la etapas, una imprecisión habitual en este tipo de itinerarios cicloturistas. En el paso del puerto de Arrebatacapas, entre Carrascalejo y Navatrasierra, hay tramos de fuerte pendiente por caminos de tierra y un descenso técnico que se pueden evitar por la carretera, fuera del track. Y también hay senderos pedregosos y repechos muy duros en las inmediaciones del Hospital del Obispo y el solitario puerto del Cubero. En cualquier caso, con peso ligero, técnica adecuada, varios tramos pequeños de “empujabici” y buenas piernas, es posible seguir el track hasta las puertas del monasterio en la villa cacereña de Guadalupe. Y también es recomendable consultar la web recomendada para los contactos de los hospedajes públicos y privados. En varias poblaciones existen albergues de peregrinos.

Camino Real de Guadalupe 1
 

PASAPORTE DEL PEREGRINO

El pasaporte del peregrino es una credencial para acreditar el recorrido mediante la estampación de sellos en ayuntamientos, iglesias, parroquias, oficinas de turismo y establecimientos públicos (bares, comercios y restaurantes), imprescindible para solicitar la Guadalupense en el Monasterio de Guadalupe, que es el certificado oficial del viaje peregrino entregado por la Comunidad Franciscana.

En Madrid el pasaporte del peregrino se obtiene en: 

  • Hogar Extremeño. Gran Vía, 59. Tel. 915 597 953. Horario: 11:00 a 22:00. 
  • Casa Regional de Castilla La Mancha. La Paz, 4. Tel. 915 227 278. 

PUEDES ORGANIZAR Y RESERVAR ESTA EXPERIENCIA A TU MEDIDA A TRAVÉS DE VIAJES OXÍGENO by GALANGAL

 

Una excepcional ruta panorámica en mountain bike por las geografías de Cuenca

Relacionado

Miradores de Uña en mountain bike

Consejos para tener a punto tu mountain bike este verano.

Relacionado

Tu puesta a punto para mountain bike

Cataluña en mountain bike

Relacionado

Cataluña en mountain bike