Cinco rutas de baja-media montaña

Redacción Oxígeno -
Cinco rutas de baja-media montaña
Cinco rutas de baja-media montaña, y el equipo que tienes que llevar

<

p>Sois muchos los que seguro querréis salir a la montaña pero no os atrevéis porque pensáis que todas las rutas salvan grandes desniveles o son muy complicadas técnicamente… Hay todo tipo de niveles, solo hay que saber elegir la distancia y desniveles adecuados para introducirnos en el montañismo paso a paso (y nunca mejor dicho). Os proponemos 5 rutas fáciles que os permitirán “entrenaros” para dar posteriormente el salto a más altas cimas.

LA SENDA SCHMIDT, SIERRA DE GUADARRAMA, MADRID

Junto a la estación del puerto de Navacerrada los pioneros del montañismo madrileño trazaron hace casi un siglo la senda Schmidt. El apelativo de este camino alude al origen austriaco de uno de estos pioneros. La ruta parte a espaldas de la popular Venta Arias, aquí una carretera asfaltada sigue por la ladera norte del cerro del Telégrafo y alcanza una explanada. De frente se abre la senda Schmidt, señalizada con marcas amarillas. La ruta transcurre por la cara norte de los Siete Picos y recorridos cuatro kilómetros tenemos la opción de subir al collado Ventoso y descender desde allí hasta la calzada romana. La segunda alternativa es la de seguir un par de kilómetros más hasta el puerto de la Fuenfría por donde pasaba la calzada romana de Cercedilla a Segovia. Desde la Fuenfría descendemos a Cercedilla pasando por el puente del Descalzo, singular testimonio de la arquitectura romana. Desde aquí hasta Cercedilla son cuatro kilómetros de carretera por el apacible valle de la Fuenfría.

Punto salida: Puerto de Navacerrada Llegada: Cercedilla/ Distancia: 14 km / Desnivel acumulado: 800 m /Tiempo: 3-4 horas

Publicidad

CAMINO DE LOS NEVEROS. SIERRA NEVADA, GRANADA

La Cañada del Camino de los Neveros es una antigua ruta de recolectores de nieve, utilizada también por pastores trashumantes y gentes de toda condición durante sus temerarias travesías por el territorio de las altas cumbres. La conexión con la vieja cañada se realiza por los Campos de Otero y los Peñones de San Francisco, donde se construyó el primer albergue de montaña en la sierra. La ruta sale de la explanada del aparcamiento, deja a la derecha la entrada del cortijo de Prado Redondo y sigue la pista forestal. A unos 300 metros aparece a la derecha el sendero de vuelta que desciende del collado de las Sabinas. El carril atraviesa los pinares del barranco de los Tejos y termina en la Peña del Perro, un risco rodeado de escarpes rocosos y profundos barrancos con una buena panorámica del valle del Genil y el barranco de San Juan. La ruta sigue el angosto y aéreo sendero indicado con un cartel a los Peñones de San Francisco. La senda presenta un desnivel alto y un trazado claro durante la subida.

En el risco de la Peña del Gato hay que dejar la vereda principal, indicada de frente con unos carteles a los campos de Haza Mesa, y girar a la derecha para superar los últimos cinco minutos de subida hasta los restos del albergue de las Cúpulas, construido por la Sociedad Sierra Nevada en 1915. Al lado de las ruinas se encuentra un nuevo refugio con fuente y reloj de sol. La ruta sigue por la pista de acceso al paraje de los refugios. La tranquila subida termina en el collado del Diablo, antes de salir a la carretera de la Hoya de la Mora. El itinerario gira a la derecha por la Cañada del Camino de los Neveros, con dos rutas posibles. Una opción sigue el cordal de la sierra, por el trazado original de la antigua cañada, indicada con hitos verdes y las letras V P (Vía Pecuaria); y la otra el sendero de pequeño recorrido que mantiene la misma dirección pero a menor altitud, metido en la vertiente norte. La segunda variante es más atractiva y panorámica.

La localización de las marcas de pintura blanca y amarilla es la clave para seguir el sendero en la enorme ladera alfombrada de matas de enebro, sabina, dedaleras, cojín de monja y gordolobo. El sendero sale a la carretera en el collado de las Sabinas y continúa por la cuerda de las montañas a otras geografías. La ruta se desvía a la derecha por una zona de regeneración forestal y sigue la vereda indicada con carteles a Güéjar Sierra. El cómodo camino pierde altura rápidamente y llega a un cruce con un carril cerca de unas paredes rocosas y un edificio pastoril. La ruta es evidente por la derecha para continuar descendiendo y a 300 metros un nuevo cruce obliga a cambiar de dirección hacia la izquierda, rematando la bajada por un bosquecillo de pinos. La última parte coincide con el camino de ida por la pista de la Peña del Perro.

Punto de partida y llegada: paraje de Prado Redondo, en carretera antigua de Sierra Nevada, a 2,6 km del Centro de Visitantes El Dornajo/ Distancia: 10 km/Tiempo: 3 horas y media.

Publicidad

RUTA DEL CARES. PICOS DE EUROPA, ASTURIAS

Es una de las maravillas geográficas y exclusivas del macizo de los Urrieles. El río Cares nace en la comarca leonesa de Valdeón, en la vertiente sur de los Picos de Europa, y en su camino hacia el Cantábrico ha taladrado la gran cordillera calcárea creando un grandioso desfiladero en el corazón de la montaña. La ruta, cómoda y amena, sale del pueblo de Caín por el camino que pasa cerca del embalse y entra en la garganta del Cares por unos túneles. En unos minutos aparece el puente de los Rebecos, llamado originalmente de Guayar por el apellido de un ingeniero de la Viesgo. Y poco después está el vertiginoso puente de Bolín, en este caso en homenaje a un pastor de la comarca. Entre ambos puentes está el tramo más estrecho de la garganta, conocido como Huertas de Sulatranvía. La vereda sale de territorio leonés y entra en Asturias por la acogedora majada de Culiembro, paso secular entre el Cornión y los Urrieles desde tiempos remotos. La vereda dibuja los recovecos de la garganta debajo del impresionante Murallón de Amuesa y salva el alto de Los Collados, un pequeño repecho que sube a la altura del canal antes de terminar en Puente Poncebos, final del trekking y enclave estratégico que ha sido punto de encuentro de los vecinos y ganaderos de Caín, Bulnes, Camarmeña, Cabrales, Tielve y Sotres para intercambiar queso, herramientas y aperos domésticos durante sus andanzas pastoriles por las canales, invernales, llambrías y majadas del Cares.

Salida: Caín. Llegada: Puente Poncebos. /Distancia: 10,1 km/Desnivel +: 80 metros/ CARTOGRAFÍA: Alpina 1:40.000 Parque Nacional de Picos de Europa

Publicidad

PARQUE NACIONAL DE MONFRAGÜE, CÁCERES

El Parque Nacional de Monfragüe, en la provincia de Cáceres, es el último parque nacional declarado en España. Las sierras, valles y dehesas de Monfragüe son una referencia imprescindible de diversidad y ecosistemas forestales, una extraordinaria combinación de bosque y matorral mediterráneo, roquedos de cuarcitas y pizarras, arroyos de montaña poblados de bosques ribereños y una variada vida animal, con presencia de 280 especies de vertebrados y representación de especies emblemáticas de la fauna ibérica, como el buitre negro y leonado, el águila imperial, la bella cigüeña negra, el lince, el búho real, la nutria, el martín pescador o el cormorán. La excursión del arroyo Malvecino y el mirador del Cerro Gimio es una excelente introducción a los paisajes serranos de Monfragüe. La ruta comienza en Villarreal de San Carlos, frente al edificio del Centro de Recepción, donde se puede pedir información del espacio natural y el folleto de las tres rutas señalizadas dentro del parque. El itinerario es circular y se puede realizar en cualquier sentido, pero es recomendable seguir la dirección indicada para superar los 150 metros de desnivel positivo que tiene la ascensión al pico por la pendiente suave.

Punto de inicio y llegada: Villarreal de San Carlos (Cáceres)/ Distancia: 7 km/Desnivel+: 200 m/Tiempo: 2 horas y media/Cartografía: IGN 1:25.000 623/III.

Publicidad

NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO. ALBACETE

“Aquí nace el mundo”, es la primera frase del cartel informativo que describe el itinerario senderista por las maravillas geológicas, forestales y fluviales del Nacimiento del Río Mundo, el paraje más visitado del Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, en la provincia de Albacete. La frase es adecuada para vincular el agua con la génesis de la vida animal, forestal y mineral de los ecosistemas naturales. En el aparcamiento hay un centro de recepción con información de los valores ambientales y del recorrido que sube a la entrada de la Cueva de los Chorros. Las familias que no estén acostumbradas a rutas de fuerte desnivel, con pasos aéreos y expuestos, pueden seguir el cómodo sendero de las Calderetas en el fondo del valle, un agradable paseo acondicionado en la base de las cascadas de agua que sale del interior del calar por la Cueva de los Chorros.

El ambiente es sobrecogedor, un circo perfecto de paredes calcáreas y frondosos bosques que acogen 35 especies vegetales de alto valor botánico. Los mejores momentos para visitar el Nacimiento del Río Mundo son la primavera y el final del otoño, cuando aumenta el caudal del agua en las cascadas y las pozas, creando una deslumbrante fantasía de roca y agua.

Cueva de los Chorros: Es un laberinto de 32 kilómetros de galerías en el interior del Calar del Mundo. El Lago Verde, la Cascada Rosa o el Sifón Vera son algunos de los parajes sobresalientes en este mundo subterráneo. Para explorar la cueva hay que pedir permiso y se necesita equipo y preparación específica de espeleología.
Reventón: Es un fenómeno cárstico que suele ocurrir en primavera, cuando el agua de las lluvias y el deshielo se concentra en las galerías subterráneas del Calar del Mundo y sale de golpe por la boca de la Cueva de los Chorros.

Ruta circular/Distancia: 6,45 km (ida y vuelta)/Tiempo: 2 horas

<

Publicidad
También te puede interesar

Tres itinerarios montañeros en los paisajes más alpinos y salvajes de la Cordillera Cantábrica

Caminos hasta la cumbre

Trekkings asequibles o muy exigentes dentro de nuestras fronteras... ¡Tú eliges!

Para alpinismo invernal y esquí exigente