Senderismo en Menorca: el Camí des Cavalls

Juanjo Alonso -
Senderismo en Menorca: el Camí des Cavalls
Senderismo en Menorca: el Camí des Cavalls

En el Libro de Acuerdos de 1731 a 1736 del Archivo Histórico de Maó aparecen documentos que hablan de un camino que rodeaba Menorca. Unos años antes, el primer gobernador de la isla, el coronel Richard Kane, dictó una orden a los alcaldes de los municipios costeros donde mandaba “señalar anualmente en el mes de marzo el viejo Camino Real alrededor de la isla, en la Costa de la Marina, con ramas verdes a poca distancia unas de otras; y tanto dichas barreras como el señalar será a cargo de los sujetos que habitan en el territorio por donde pasa el camino. Y si dicho Camino Real en alguna parte se halla muy distante del mar y que pudiese caber más cerca se le debe mudar tan confindante al mar como sea posible de pasar a caballo”.

Aquel Camino Real considerado de vital importancia para la seguridad de los habitantes de la isla en el siglo XVIII, fue construido un siglo antes por los franceses para comunicar las torres de vigilancia, los cañones y las fortalezas levantadas en el escarpado litoral sobre un camino tradicional del siglo XIV, que también cumplía servicios de vigilancia para proteger la costa de los ataques piratas. La normativa del Parque Natural de la Albufera des Grau ha favorecido la conservación de un valioso espacio natural y, al mismo tiempo, ha impedido cualquier tipo de atentado urbanístico en el recorrido del Camí de Cavalls entre la playa de Es Grau y el cabo de Favàritx. La ruta combina los atractivos de los ecosistemas de la Albufera, la visita a la torre de defensa de Rambla y el yacimiento arqueológico de Sa Torreta, en el predio de Torre Blanca, la única taula que se conserva en la zona.

 

LAS CLAVES DE LA RUTA

1. Calcular bien los horarios. Los paisajes del itinerario son sugerentes y embaucadores. Una bella combinación de los escarpados relieves costeros y los atractivos de la reserva natural de la Albufera que nos puede hacer perder la noción del tiempo.
2. No hay posibilidad de conseguir agua ni alimentos en todo el recorrido.
3. Posibilidad de observar aves en los humedales del Parque Natural de la  Albufera des Grau.
4. Respetar las portillas y los cercados de piedras en los terrenos del predio de Torre Blanca.
5. El principal inconveniente climatológico es el fuerte viento de Tramontana que puede soplar del norte.

Situación: Parque Natural de la Albufera des Grau, en la isla de Menorca.
Nivel de dificultad: bajo.
Distancia: 9,7 kilómetros.
Cota mínima: 0 metros.
Cota máxima: 70 metros.
Desnivel positivo acumulado: 240 metros.
Tipo de suelo: senda costera, caminos rurales y veredas.
Cartografía: IGN 1:25.000 (647-I).

Cómo llegar
Desde Maó por la carretera PM-710 en dirección Fornells y a 2 km de la capital girar a la derecha por la carretera de Es Grau. El punto de partida es el aparcamiento situado en la entrada de la población.

 

Publicidad

RUTÓMETRO

Km 0. Es Grau. 0 m.
31 608367/4423079
La ruta sale del aparcamiento por el puente del canal de Sa Gola. El pequeño arroyito es el único punto de conexión fluvial entre la Albufera y el mar. A la izquierda de la playa aparece una garriga de dunar formada por matas de cardos, mielgas, lletreras y azucenas marinas, hinojos y siemprevivas.
A unos minutos del aparcamiento se pasa por el tómbolo de la Roca des Marbres, entrando en la recoleta playa des Bolet. En esta zona la vegetación forma una auténtica muralla vegetal de labiérnago menorquín, jaguarzos, lletreras y aliagas. En el fondo de la playa, indicado con un cartel de madera, aparece el desvío que lleva a la Albufera por el salicorniar de Sa Gola.

Km 0,7. Playa des Bolet. 0 m.
31 608121/4423479
En el final de la playa se toma la vereda que sube a los relieves costeros. El trazado del antiguo Camí des Cavalls dibuja los pequeños montes del litoral menorquín. Al final de la primera subida pasa por un pequeño collado, deja a la derecha una senda que baja a la cabaña de Cala Vidrier y entra en el escenario bravo y salvaje de la costa norte. En el fondo de los barrancos habitan bosquecillos de pino blanco rodeados por la vegetación arbustiva mediterránea, principalmente lentisco, que puede llegar a pasar del metro de altura y en zonas muy castigadas por el viento adopta siluetas curiosas o se enreda con otras plantas trepadoras como la clemátide y la flámula.

Km 1,8. Cala des Llanes. 10 m.
31 607893/4424190
El Camí des Cavalls sigue la costa subiendo y bajando colinas por una zona de garriga balear. En la ensenada des Llanes se deja a la izquierda el camino de vuelta por Marina del Conte.

Km 2,1. Torre de Rambla. 30 m.
31 607917/4424416
La vereda supera un pequeño resalte entre sabinas y entra en la playa dunar de Cala Tamarells. Para evitar despistes hay que procurar no alejarse de la costa. El sendero principal baja de la colina hacia el interior sin pasar por la torre de Rambla. La ruta continúa por la línea costera y pasa por la torre de Rambla, construida por los ingleses en el siglo XVIII para defender el estrecho que separa la costa de la isla d’en Colom. A 500 m de la torre el camino entra en Cala Rambles, deja a la izquierda un carril que atraviesa un muro de piedra y pasa al lado de un casa solitaria envuelta en un bosque de pinos y tarajes, llamados tamarells en Menorca. En la primera curva del pinar sale por la izquierda la pista de las cuevas dels Casals Petits, una antigua zona de enterramientos del periodo talayótico; y en la segunda curva se deja a la derecha el trazado del Camí de Cavalls.

Km 3,9. Naveta de Figueralet. 60 m.
31 606473/4424872
La pista sube al predio de Torre Blanca. Antes de llegar a las casas, a mano izquierda, al lado de una encina gigante, están los restos de la naveta des Figueralet. Las dos hileras de losas del monumento funerario megalítico están muy disimuladas en la garriga detrás del muro de piedra seca.

Km 4,3. Torre Blanca. 70 m.
31 606259/4424874
El caserío ganadero conserva una torre defensiva de origen medieval que se utilizaba en otras épocas para protegerse de los piratas. El principal interés del lugar es el poblado talayótico de Sa Torreta, ubicado al lado de las casas de la possessió. La entrada al yacimiento se puede hacer por la derecha de los edificios sin invadir la propiedad privada ni molestar al ganado de los establos. El conjunto arqueológico se compone de un soberbio talayot y una taula de notables dimensiones.

Km 4,6. Casals Petits. 60 m.
31 606319/4424634
La ruta deja Torre Blanca por la pista de tierra que comienza en las vaquerías, en dirección sur, atravesando una portilla de madera. A 500 m aparece una bifurcación de pistas y giramos a la derecha, pasando otra portilla de ganado. De frente el carril lleva a las cuevas dels Casals Petits y baja a Cala Rambles. El camino discurre entre los muros de piedra seca de la possessió de  Torre Blanca y baja a la zona de cultivos de Marina del Conte. Las rodadas recorren una enorme vaguada cerca de la orilla de la Albufera y suben a un collado, en el límite de las tierras de labor y la garriga litoral. A la altura de Cala Tamarells hay que girar a la derecha y conectar con el Camí des Cavalls.

Km 8,4. Playa des Bolet. 0 m.
31 608033/4423446
En el arenal de la playa des Bolet se presentan dos opciones para terminar la ruta. Por la orilla del mar se puede llegar al aparcamiento en unos minutos, pero es más interesante recorrer el sector oriental del parque natural disfrutando de la rica biodiversidad del espacio natural del humedal más importante de Menorca. La vereda de la Albufera sale de la playa des Bolet por un camino ilustrado con paneles informativos de la flora y fauna del espacio protegido.

Km 9,7. Es Grau. 0 m.
31 608367/4423079
La ruta llega a Es Grau por la carretera de Maó.

RUTÓMETRO

Publicidad
Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...