10 ascensiones invernales

Líneas blancas esenciales en las montañas peninsulares
Texto y fotos: Juanjo Alonso -
10 ascensiones invernales
10 ascensiones invernales

Las montañas nevadas sufren una transformación implacable. En el reino blanco de las cumbres todo cambia, las intratables pedreras se convierten en acogedoras canales de espuma congelada, las cornisas rocosas destrozadas por las tormentas son excitantes labios de nieve rodeados de abismos vertiginosos, las mejillas se hielan con el viento de la montaña y los reflejos de los cristales de hielo en las aristas son chispazos de emoción, es la llamada de las cimas para entrar en sus territorios, es el momento de buscar las mejores líneas blancas de las montañas peninsulares.

El invierno en las montañas es una mutación ambiental imprevisible, nunca aparecen exactamente las mismas condiciones que las temporadas anteriores en los mismos lugares, cambian los tipos de nieves, el clima, las temperaturas y los paisajes. Las travesías, ascensiones, escaladas o un sencillo paseo montañero siempre lleva hasta el mismo nombre de la montaña, la misma altitud y las mismas geografías, pero la travesía o la ascensión siempre será una nueva experiencia. Las cumbres son seres vivos que están esperando la visita de los montañeros para jugar con sus emociones, somos su pasatiempo. Y siempre aceptamos el desafío para entrar en el juego porque cada viaje hacia las montañas es una nueva aventura.

Pico San Carlos (2.390 m)

Los particulares relieves de Picos de Europa en invierno siempre representan un desafío especial en cualquier actividad montañera cuando el laberinto de torres, jous y canales está cubierto de nieve. El torreón calizo del pico San Carlos (2.390 m) es una cumbre cercana, con gran ambiente, buenas vistas, accesos sencillos, dentro de la compleja orografía del macizo, y permite la posibilidad de añadir una ascensión “extra” en la ruta normal para subir el nivel técnico de la travesía y practicar con los piolets, la cuerda y los crampones en un bonito y entretenido corredor de la cara norte.

La aproximación sale de la estación de El Cable (1.830 m), donde sube el teleférico de Fuente Dé, y sigue el camino de Horcados Rojos hasta La Vueltona. Una ruta de acceso sigue el viejo carril minero de Altaiz hasta el collado de Fuente Escondida, pero después hay que perder altura para recorrer la base de la cara norte hacia la Horcada Verde. La mejor opción es salir de La Vueltona hacia el oeste, por la canal que lleva al Hoyo Sin Tierra, y dirigirse a media ladera directamente hacia el muro norte del San Carlos. En el centro de la pared se forma la Canal Norte, una vía recomendable para iniciarse en corredores, con dos resaltes que pueden tener 55º/60º. La travesía montañera asciende por la derecha de la gran muralla helada hasta la Horcada Verde y culmina la cumbre por la empinada y panorámica pala de la cara este. El descenso sigue la ruta normal de la cara sur y vuelve hasta El Cable por la grandiosa Canal de San Luís y las colinas de los Hoyos de Lloroza.

Situación: Parque Nacional de Picos de Europa (Cantabria). Punto de partida y llegada: El Cable, estación superior del teleférico de Fuente Dé. Desnivel positivo: 590 metros. Dificultad técnica: pendiente de 45º/50º en la Horcada Verde.

10 ascensiones invernales

Peña del Mediodía. Foto: Juanjo Alonso

Peña del Mediodía (2.180 m)

El Macizo de Mampodre está incluido en el top ten de las montañas más atractivas y singulares de la Cordillera Cantábrica. La cima principal es el Pico de la Cruz (2.196 m), un risco afilado rodeado de abismos, aristas, collados y varias cimas aisladas y sobresalientes. Una de ellas es la Peña del Mediodía (2.180 m), con un talante soberbio y alpino, marcada por los sobrecogedores espolones de la cara noreste y las crestas y aristas que rodean la cima por todas partes, donde es necesario llevar y usar equipo de alta montaña. El camino sale de Maraña por el camino ganadero que rodea los hayedos de la Loma del Acebal y entra en el valle glaciar del arroyo de Mampodre. En el centro del circo está la laguna de Mampodre y encima el enorme torreón de la Peña del Mediodía.

La ascensión sigue el corredor de la izquierda, entre el Valjarto y el Mediodía, alcanza el cordal y sigue por la empinada pala de la cara este, muy aérea y espectacular. La cima es un mirador magnífico de las montañas de la Cordillera Cantábrica y los Picos de Europa. Las principales dificultades están en el descenso. Primero hay que seguir una cresta sencilla hacia el sur para entrar en la arista oeste que baja hacia el collado de Mampodre. La pendiente puede superar 50º y la cuerda de seguro es muy recomendable, incuso se pueden montar reuniones en roca. Una vez superado el primer tramo, antes de llegar hasta la primera torre del collado, hay que entrar en la gran canal de la derecha que desciende al circo de la laguna de Maraña. Cuando la nieve está muy dura o helada es recomendable cambiar el sentido del itinerario.

Situación: Macizo de Mampodre, en la Montaña Occidental leonesa (León). Punto de partida y llegada: Maraña. Desnivel positivo: 950 metros. Dificultad técnica: pendientes de 50º/55º. Resaltes en la arista de bajada hacia el collado de Mampodre.

Publicidad

Canal noreste del Espigüete (2.450 m)

El popular Espigüete es el pico más esbelto de la Montaña Palentina. Durante gran parte del año llama la atención en el paisaje por las marcadas formas alpinas sobre los relieves amables y pastoriles de los valles ganaderos de Fuentes Carrionas. Y en invierno es una provocación, una pirámide blanca con multitud de líneas de ascensión de gran calidad y ambiente. El pasillo blanco que forma la canal noreste es una de las vías clásicas de la montaña, no presenta dificultades extremas, requiere técnica y destreza con el material invernal y culmina la cumbre por el espectacular espolón oeste. La aproximación sale del aparcamiento de Pino Llano, en la carretera de Cardaño de Arriba, sigue un carril que entra al valle de Mazobres y a un kilómetro se desvía hacia la izquierda para llegar hasta la base de la pared.

El Refugio de Mazobres está en una colina de la derecha, dominando la gran pared de la montaña. La ruta atraviesa la gran pala del anfiteatro glaciar hasta la cota 1700, donde aumenta la inclinación de la ladera y conviene atarse la cuerda de seguridad. La entrada de la canal está clara por un pasillo blanco entre dos zócalos rocosos. El tramo que puede presentar complicaciones es la salida, donde está la mayor pendiente y el estado de la nieve es imprevisible. La ascensión técnica termina en el espolón oeste. La cumbre oeste (2.440 m) está cerca y es sencilla, pero la cumbre este (2.450 m), que es la cima principal, está después del collado norte y para bajar hasta la brecha conviene seguir con la cuerda atada al arnés. El descenso sigue la ruta normal del corredor de la cara norte, con pendiente máxima de 40º y un resalte intermedio.

Situación: Montaña Palentina (Palencia). Punto de partida y llegada: Cardaño de Abajo (Pino Llano). Desnivel positivo: 1.130 metros. Dificultad técnica: pendiente de 40º/50º en la pala de salida.

Corredor sur del Curavacas (2.525 m)

El Curavacas es una fortaleza impactante de torres y atalayas sobre los nichos glaciares donde nace el río Carrión, rincones lejanos y aislados en el alma geológica de la Montaña Palentina con un poderoso atractivo geográfico y deportivo. La vertiente meridional es una arquitectura geográfica que parece diseñada para almacenar nieve y crear largos corredores blancos desde la base de la montaña hasta las trepidantes almenas de las cumbres. La travesía hasta la cima principal del Curavacas (2.525 m) por el Corredor Sur es uno de los itinerarios más atractivos de la cara sur porque implica algo de experiencia sin demasiado compromiso técnico, aunque requiere precaución y destreza en los resaltes según las condiciones de la nieve. En buenas condiciones es una ascensión fantástica.

El camino sale del pueblo ganadero de Vidrieros por el camino del arroyo de Valdenieva y toma el primer desvío de la derecha por un camino empinado y pedregoso para sube hasta la vega pastoril de la Majada de Cabriles. El muro meridional del Curavacas aparece de frente durante toda la aproximación, imponente, con varios corredores y espolones dibujando sugerentes líneas de ascensión. La Canal Sur es el tubo situado en el flanco izquierdo de las paredes del espolón sur. El desvío para llegar hasta el inicio del corredor está en la cota 1850, por una loma suave que lleva al comienzo de la ascensión. Las primeras rampas son suaves. La orientación sur condiciona el estado de la canal, con pocas posibilidades de encontrar hielo para asegurar con tornillos. Y la roca es frágil y quebradiza. Es importante hacer esta ruta un día despejado, el paso de cumbre es muy aéreo y expuesto en malas condiciones. El descenso sigue la ruta normal por el Callejo Grande.

Situación: Montaña Palentina (Palencia). Punto de partida y llegada: Vidrieros. Desnivel positivo: 1.220 metros. Dificultad técnica: pendiente de 55º/60º en los resaltes intermedios y la salida. Un paso expuesto para alcanzar la cima.

10 ascensiones invernales

Cima del Curavacas. Foto: Juanjo Alonso

Pico de Alba (3.118 m)

El Pico de Alba está considerado uno de los tresmiles pirenaicos “fáciles” porque en condiciones invernales, cuando los días son más cortos y hay hielo o nieve en la mayor parte de la cordillera, se puede realizar en una buena jornada montañera. El inicio de la ascensión es el aparcamiento del viejo edificio de los Baños de Benasque. El sendero sale de la cuneta de la carretera y se mete en la canal del Turonet de alba. Este tramo es muy empinado, en las rocas y los árboles hay marcas amarillas pero pueden estar tapadas por la nieve. El camino salva el collado del Turonet de Alba por unos prados alpinos entre viejos abetos enormes y sube al circo del ibón de Alba. Por un lado surge la Cresta de los 15 Gerdarmes, detrás algunos tresmiles y de frente la ladera que lleva hacia la escarpada cima del Pico de Alba.

En invierno hay varias opciones para ascender hasta la cima desde el ibón del Alba, según las condiciones de la nieve, el gusto personal y la posibilidad de encontrar huella, que siempre se agradece en las grandes montaña. La ladera está dividida en dos sectores por un enorme espolón que sube directo hacia la cumbre. Las dos grandes palas ofrecen una subida magnífica. La ruta normal sigue los resaltes de la izquierda, entre la Tuca Blanca y el espolón, después hace un flanqueo hacia la derecha y supera la rampa final, donde está la mayor pendiente de la ascensión, que termina en una “antecima” clavada en la cresta del macizo, azotada habitualmente por fuertes vientos. La cima principal todavía requiere un paso más de decisión y osadía por una cresta aérea y expuesta hasta el vértice más alto de la montaña. El descenso es por el mismo camino.

Situación: Parque Natural Posets-Maladeta. Pirineo aragonés. (Huesca). Punto de partida y llegada: Baños de Benasque. Desnivel positivo: 1.390 metros. Dificultad técnica: pendiente de 50º/55º en las palas finales. La arista final desde la antecima puede presentar complicaciones con viento o cornisas.

Publicidad

Bisaurín (2.670 m)

La ascensión invernal hasta la cima del Bisaurín (2.670 m) por la impecable pala de la cara sur es uno de itinerarios más populares de esquí de travesía en las cumbres de los Valles Occidentales del Pirineo aragonés. En esta ocasión elegimos esta vertiente para el descenso y buscamos la subida por los bellos circos y collados de la “cara oculta” de la montaña, en las laderas orientales del macizo. La subida comienza en el acogedor Refugio de Lizara por el trazado de la Senda Pirenaica GR-11 hacia el collado del Foratón. Una vez superados cien metros de desnivel sale por la derecha el desvío que pasa por el Refugio de Oldecua y se cuela en el angosto cañón de Bernera, llamado también Los Puertos. La umbría es permanente y es fácil encontrar grandes placas de hielo hasta el Refugio de los Forestales.

En la pista de hielo de Plana Mistresa hay que cambiar de rumbo hacia el oeste y subir la canal que lleva hacia el collado de Secús. Antes de llegar, en la cota 2300, hay que girar por la canal de izquierda, que culmina en el collado Bastés, hasta que aparece la impecable pala que sube hacia la antecima (2.650 m). En este tramo están las principales dificultades por el aumento de la pendiente y los cambios imprevisibles del estado de la nieve. Las cornisas colgadas sobre la cara norte tienen fama de traicioneras y conviene alejarse del borde para alcanzar finalmente la cima principal del Bisaurín. La vistas de los Pirineos occidentales es magnífica. El descenso sigue la ruta normal de la cara sur, pasa por el collado del Foratón y desciende apaciblemente por el zócalo de las Laderas de Fetás al Llano de Lizara.

Situación: Parque Natural Valles Occidentales. Pirineo aragonés (Huesca). Punto de partida y llegada: Refugio de Lizara (Aragües del Puerto). Desnivel positivo: 1.170 metros. Dificultad técnica: pendientes de 40º/50º y cornisas en la arista final.

10 ascensiones invernales

Bisaurín. Foto: Juanjo Alonso

Tuca de Molières (3.010 m)

La Tuca de Molières (3.010 m) es la segunda montaña más alta del Valle de Arán, detrás del Besiberri Sur (3.020 m), un tresmil “modesto” con una ascensión larga y variada desde la boca del túnel de Viella, por el valle de Molières, en el alto Noguera Ribagorzana. El camino sale del aparcamiento del túnel por el carril de la Pleta. En el hayedo las rodadas se convierten en sendero, salen del bosque y atraviesan el Plan de la Rasa, que puede resultar incómodo según el tipo de nieve, con riesgos de aludes en la Pleta Naua, un pequeño escalón del valle con una bonita cascada a dos mil metros de altitud. El sendero las extensas pedreras del valle de Molières al pie de la sierra de la Gerbosa, de ambiente dolomítico y salvaje. La cubeta glaciar dibuja un nicho perfecto de unas dimensiones extraordinarias, un bello zarpazo del hielo en el modelado de las montañas pirenaicas.

El camino salva el frente de la antigua morrena que excavó el valle y pasa por el Refugio de Molières, de ocupación libre y capacidad para 18 personas. El frente almenado del Molières emerge encima de los nichos glaciares, alto y lejano. La travesía entra en la cuenca de los estanys de Molières sin pasar por la puerta del refugio y sube nuevos escalones hasta la orilla del estany Gran. La cima enseña una silueta altiva y agreste en el fondo del circo. Las paredes de hielo y nieve surgen por todas partes y hay que buscar la salida por la derecha del pequeño anfiteatro. Las huellas rodean enormes colinas blancas hasta el collado del Coret de Molières, una escarpada brecha en la cuerda de la montaña. La rampa es corta y empinada. Y la salida espectacular. En la vertiente oeste surge el valle de la Escaleta y los paisajes montañosos del alto Ésera y los Montes Malditos. La cumbre está al final de la arista, un espolón de rocas heladas que culmina en un gran hito de piedras plantado cerca de la cima principal.

Situación: Valle de Arán (Lérida). Punto de partida y llegada: boca sur del túnel de Viella/Vielha. Desnivel positivo: 1.410 metros. Dificultad técnica: pendiente de 50º/60º en el collado de Molières.

Publicidad

Pico de la Galana (2.564 m) por la Canal de la Muesca

La Galana (2.564 m) es un pico de primer orden en el Macizo Central de Gredos. No es el famoso Almanzor, señor indiscutible de la cordillera gredense, pero tiene ambiente, desafío deportivo, nivel técnico, altitud y vistas para conseguir el segundo puesto. Y la ascensión por la angosta Canal de la Muesca adquiere un meritorio nivel alpino. La aproximación sale de La Plataforma y sigue la ruta de la Laguna Grande y el Refugio Elola por Los Barrerones. En la puerta del refugio hay que dejar por la izquierda la ruta del Almanzor por Hoya Antón y subir por la Canal de los Geológos, con alguna rampa que puede alcanzar 50o. El camino toma un respiro en el Rellano del Ameal, un hermoso jardín de montaña y buen lugar pata contemplar las condiciones de la cara norte de la Galana, donde aparece la estrecha línea blanca de la Canal de la Muesca.

En la parte central del fino corredor hay un enorme bloque empotrado que forma un resalte entretenido en buenas condiciones o un mixto complicado con poca nieve. Entre la brecha de la Muesca y la cima hay que hacer una trepada imprevisible que puede presentar complicaciones. El viento suele tener “cristalizado” con hielo inestable los bloques de la cumbre y es difícil asegurar los pasos en las rocas. El descenso puede ser por el mismo itinerario, bajando la canal, o remontando el paso oriental de la brecha para descender por la gran pala del Venteadero. Otra opción de bajada es el solitario valle del Gargantón, directamente al desagüe de la Laguna Grande y la vereda de Los Barrerones.

Situación: Macizo Central de la sierra de Gredos (Ávila). Punto de partida y llegada: La Plataforma (Hoyos del Espino). Desnivel positivo: 1.180 metros. Dificultad técnica: pendientes de 50º/60º. Un paso para entrar en la cumbre que puede estar complicado con hielo. Y un paso de salida de la portilla de la Muesca para descender por el Venteadero.

Peñalara (2.428 m) por la cara noroeste

La cara noroeste del pico Peñalara (2.428 m) es la ladera menos visitada del techo geográfico del Parque Nacional de Guadarrama, es la “cara oculta” de la montaña, una imponente tapia de granito de quinientos metros de desnivel con un interés especial cuando se cubre de nieve y aparecen varios corredores estrechos y empinados desde la base, en las praderas de Majada Aranguez, hasta la entrada de la meseta donde se alza la cumbre más alta de la sierra. La aproximación hasta la antigua cabaña pastoril de Araguez tiene dos opciones. Un itinerario largo, con un desnivel positivo notable (1.250 m) desde el CENEAM, en La Pradera de Nalvalhorno, por la vertiente segoviana. Y otro con menor desnivel y mayor diversidad ambiental desde el puerto de los Cotos por Majada Hambrienta. La ruta sale del puerto y antes de llegar al Centro de Visitantes pasa una portilla por la izquierda y sigue el sendero de Peña Citores.

En el collado de la Fuente de los Pájaros hay que ganar un poco de altura para salvar el nacimiento del arroyo de Dos Hermanas y en la cota 2200 seguir rumbo norte hasta el hombro de Majada Hambrienta. La pared noroeste de Peñalara aparece desafiante sobre los extensos pinares de Valsaín. En este punto se puede hacer una travesía hasta el centro de la pared y elegir el corredor en mejores condiciones para subir hasta la cima, pero se pierde la mitad de la ascensión. La ruta completa baja hasta Majada Aranguez para afrontar la vía completa. Los tramos más empinados están en los resaltes finales, donde se forman canales estrechas muy castigadas por el viento. El descenso sigue la pala de la ladera sur directamente hacia la Laguna Grande y después el sendero habitual que baja al puerto de los Cotos.

Situación: Parque Nacional de Guadarrama (Madrid). Punto de partida y llegada: puerto de los Cotos (Rascafría). Desnivel positivo: 820 metros. Dificultad técnica: pendientes de 40º/50º.

10 ascensiones invernales

Ascensión a Peñalara. Foto: Juanjo Alonso

Mulhacén (3.482 m) por la cara norte

La cima más alta de las montañas peninsulares es una cita obligada cuando llegan las nevadas invernales y las cumbres de Sierra Nevada se visten de blanco, alcanzando una belleza única por los llamativos contrastes en los relieves en cada una de las dos vertientes. La ascensión de la legendaria montaña por la vía del corredor central de la imponente cara norte en condiciones aceptables no exige un elevado nivel técnico pero se trata de una ruta larga en un muro grandioso, con variantes de la línea original que pueden complicar la llegada hasta la cumbre. Es importante asegurar el recorrido. La aproximación más directa sale de la Hoya de la Mora por Posiciones y la Carihuela, para dormir en el Refugio de la Caldera, donde se puede dejar el equipo de vivac y afrontar la ascensión con el material de escalada.

La entrada de la cara norte salta el collado del Ciervo y baja al circo la Hoya del Mulhacén, donde está la laguna de la Mosca. Para alcanzar el inicio del corredor no hay que llegar hasta la cubeta de la laguna, salvo que se quiera tener una visión completa del recorrido. La entrada original es una canal estrecha por el claro cono de deyección del gran zócalo del muro, con otra opción de entrada por la derecha, ambas se unen después y hay que hacer una diagonal ascendente hacia el este para situarse en el gran corredor que divide la pared por el centro. En buenas condiciones la ascensión es magnífica, pueden aparece tramos de roca cuando la nieve es escasa y es fácil montar reuniones. En el tramo final aparecen varias líneas para llegar hasta la cima. La ruta original sale de la muralla por el este. El descenso sigue la ruta normal de la cara oeste y en el Circo de la Caldera continúa por el camino de los Crestones y la Carihuela.

Situación: Parque nacional de Sierra Nevada. Punto de partida y llegada: Hoya de la Mora (Pradollano). Desnivel positivo: 1.580 metros (2 jornadas). Dificultad técnica: pendientes de 50º/60º en los estrechamientos.

Publicidad
También te puede interesar

Simone Moro y Tamara Lunger protagonizan este corto documental sobre la primera ascensión invernal al techo de Siberia.

Entre nuestros consejos encontraras algunos referentes al material, otros a la técnica y muchos de ellos al factor humano y psicológico.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...