Agulla d´Ixeia por el valle de Estós

Ruta a cima de una de las agujas más icónicas de Benasque

Gorka López Calleja

Agulla d´Ixeia por el valle de Estós
Agulla d´Ixeia por el valle de Estós

El macizo de Posets acoge la cubeta lacustre que conforma el circo de Perramó, que está escoltado por un increíble conjunto de puntiagudas cimas. De todas ellas la Agulla d´Ixeia es la más alta. En la reunión con su cúspide traspasamos todos los pisos montañosos, desde  los prados y bosques hasta las puntas pétreas. Un ascenso exigente, recompensado por las inmensas panorámicas obtenidas. 

Partimos desde el aparcamiento por el carril de hormigón extendido sobre el caudal de aguas procedente del pequeño embalse de Estós, obedeciendo las balizas del S3 (Itinerarios del Parque Natural Posets y Maladeta) y del GR 11. Mediante el puente de la Palanca l´Aguacari cruzamos el caudal del río Estós, adentrándonos en el valle homónimo por el ancho camino. Pasamos por delante de la cabaña de Santa Ana (1.540 m, 30 min) y avanzamos hacia el frondoso hayedo abetal que tapiza este flanco del valle.  

Dejamos atrás la Fuente de Coronas y llegamos ante un desdoblamiento indicado. Allí,  dejamos el GR 11 y secundamos el itinerario del S3 con dirección al ibonet de Batisielles. El sendero discurre bajo el manto forestal, extendido hacia el barranco de Batisielles, que lo cruzamos por la Palanca de los Carboneros. Desde allí un sinuoso trazado nos conduce  hasta el ibonet de Batisielles y la reducida cabaña adjunta a su orilla (1.860 m, 1 h 20 min). 

Pyr 1320
 

En la parte trasera de la cabaña se halla el GR 11.2, que evitamos tomar para seguir por el sendero de la orilla del ibonet, a través del S3 al ibón Azul de La Escarpinosa. A éste llegamos rápidamente, absortos por el desbordante escenario natural culminado por las afiladas agullas, que rasgan los cielos sobre los arroyos y el pinar por el que caminamos. Tenemos que rodear el primer ibón dejando un sendero a la derecha, cruzar un arroyo por la pasarela dispuesta y seguir por la orilla izquierda del río hasta el ibón Verde de La Escarpinosa.  

El lago está situado debajo de un canchal y una pared por la que cae una cascada, a la  izquierda de la cual vemos una pequeña canal rocosa. Nos lanzamos por la izquierda del canchal a la base de la canal, para ascender por ésta a través de un conjunto de escalones que desembocan frente a un paso bloqueado por una gran roca. Hay que ganarla a pulso, por su costado izquierdo.  

Tras ello recalamos en la ladera superior, justo debajo de la tapia de la Agulla de Chuise (2.675 m), trazamos una diagonal por la ladera y atravesamos la loma, divisando así los ibones de Perramó a nuestra derecha. Más arriba superamos un alto rocoso y accedemos al monumental canchal (2.390 m, 2 h 30 min) abierto entre la Agulla de Chuise y la Agulla d´Ixeia.  

Debemos ascender en línea recta, traspasar la primera gran pendiente y desembarcar en un llano que antecede a la angosta pala extendida hasta la brecha de Ixeia. Comenzamos el duro  ascenso pegados a la pared de la derecha. Finalmente, en la antesala de la brecha, nos movemos de una pared a otra, apoyándonos en éstas para doblegar al inestable y desnivelado firme del canchal.  

Mapa Aguja de Ixeia
 

Cruzamos la brecha de Ixeia (2.740 m, 3 h 15 min) y al otro lado aparece Benasque. Tras dar dos pasos al frente giramos a la derecha, libramos un pequeño trepe y ascendemos solapados a la arista de Ixeia, a cuyo filo nos unimos unos metros más arriba. Atravesamos el primer resalte por su parte superior, mientras el segundo alto lo flanqueamos por la izquierda, yéndonos a un pequeño corredor de hierba y roca por el que ascendemos a más alto del cordal. Tras un tercer resalte, bajamos unos metros y salvamos un vertiginoso corte. Tras el mismo, seguimos el puente rocoso hasta la cumbre de la Agulla d´Ixeia (2.837 m, 3 h 45 min).

  • Distancia: 14 km.  
  • Desnivel: 1.580 m. 
  • Tiempo: 6 h 45 min. 

Notas: El canchal que cubre la canal de acceso a la brecha de Ixeia es muy inestable, dada la suma resultante de la piedra suelta y el agudo desnivel existente. La travesía por la cresta no presenta pasos técnicos, aunque el cortado impresiona.  

Acceso: Desde Benasque seguimos la carretera hasta el puente de San Chaime, tomamos el desvío señalizado al valle de Estós y subimos por el carril al aparcamiento.

Nuestros destacados