Viaje a la Reserva de Fauna Pilanesberg en Sudáfrica

Una aventura a través de esta reserva de carácter público que acoge una rica variedad de la fauna de África del Sur, entre la que se incluyen los cinco grandes.

Oxígeno para VIME

Viaje a la Reserva de Fauna Pilanesberg en Sudáfrica
Viaje a la Reserva de Fauna Pilanesberg en Sudáfrica

La Reserva de Fauna Pilanesberg, localizada en la provincia del Noroeste de Sudáfrica a unas 2 horas por carretera de Johannesburgo, se ubica en el antiguo cráter de un volcán extinto que se ha datado en unos 1.200 millones de años y que ha convertido la región en un elemento geológico único en el planeta.

Con casi 600 kilómetros cuadrados de superficie y unos 200 kilómetros de pistas turísticas, es el cuarto parque en extensión del país, pero a la vez uno de los más interesantes porque en el mismo se puede contemplar lo mejor de su fauna en un periodo relativamente breve de tiempo. Es decir, en dos o tres días se puede realizar una visita de lo más completa.

Viaje a la Reserva de Fauna Pilanesberg en Sudáfrica
Viaje a la Reserva de Fauna Pilanesberg en Sudáfrica

El origen del parque tiene lugar tras la creación en 1979 de un proyecto para la recuperación de la fauna local, en la que además se procede a introducir algunas especies ya desaparecidas. El éxito de esta iniciativa fue tal que hoy cuenta con una riquísima población de mamíferos y aves a lo largo de sus diferentes ecosistemas que se reparte por sus bosques, praderas, sabana, colinas y humedales. Elefantes, rinocerontes blancos y negros, hipopótamos, búfalos cafres, leones, leopardos, guepardos, springboks, kudús, facoceros y cocodrilos, entre otros, coexisten en perfecto equilibrio en esta reserva natural y se convierten en uno de los más deseados objetivos frente a la lente de una cámara.

Alternativas para visitar el parque

Cabe señalar que uno de los aspectos interesantes del parque es que se trata de una reserva de carácter público y que uno puede elegir si realiza la visita por libre o guiada. Tanto es así que una alternativa muy recurrida es la de alquilar un coche y recorrer la reserva por nuestra cuenta y riesgo. Si bien esto último se reduce si no perdemos de vista que nos encontramos entre animales salvajes y cumplimos a rajatabla con unas normas básicas de seguridad, tampoco nos garantiza estar libres de algún que otro susto en un encuentro con alguna de las especies que habitan el parque si no mantenemos una adecuada distancia de seguridad.

Si buscamos mayor tranquilidad durante nuestra visita, las opciones son diversas y suelen ir en función del tiempo y el presupuesto disponibles. La oferta del parque se extiende desde un recorrido con servicio de guías y durmiendo en una tienda de campaña, hasta vivir la experiencia pernoctando en una cabaña de lujo que ronda los 2.000 dólares la noche, pasando por una oferta hotelera intermedia más asequible.

También hay quien por circunstancias decide situar su campamento base en Johannesburgo, pero teniendo en cuenta la distancia con la reserva (140 km.) y que el amanecer y atardecer son las horas ideales para que los animales se dejen ver, quizás esta no sea la mejor elección.

Asimismo, en el lado sur del parque nacional tenemos también el megacomplejo hotelero Sun City, con toda la oferta de ocio imaginable y un majestuoso casino en el que han actuado estrellas como Frank Sinatra, Elton John, Queen, Julio Iglesias o Rod Stewart. De modo que, a la vez que nos ofrece otra alternativa de alojamiento, si queremos desconectar por un rato de la naturaleza con su increíble fauna y dominamos los conceptos básicos de la ruleta, podremos presumir de haber hecho rodar la bolita en un establecimiento que hoy por hoy es referente mundial del juego.

La opción más rápida para contemplar la fauna africana

A diferencia del Parque Nacional Kruger (el más popular del país), la orografía y dimensiones más reducidas de Pilanesberg aumentan considerablemente las posibilidades de avistar un mayor número de especies. Mientras que en Kruger nos encontramos a menudo durante días en medio de una caravana de coches en la búsqueda de los Big Five (león, leopardo, elefante, rinoceronte negro y búfalo cafre), esta gratificante experiencia puede vivirse perfectamente en Pilanesberg durante una única jornada y en solitario, ya que el turismo en este lugar es predominantemente local.

oxi vime leones
Viaje a la Reserva de Fauna Pilanesberg en Sudáfrica

Es cierto que especies como el leopardo y guepardo son en principio bastante esquivas, pero al igual que sucede con el león, el orto y el ocaso aumentan significativamente las posibilidades de verlos.

En cualquier caso, y como sucede en cualquier safari, el mejor aliado para avistar el mayor número de especies es el silencio y la paciencia. Y si finalmente no podemos contemplar tantos animales como deseábamos, nada mejor que disfrutar de un paisaje realmente fascinante y salvaje.

Los mejores vídeos