¿Qué pedirle a una chaqueta?

Consejos para elegir tu tercera capa en otoño e invierno.
Tino Nuñez -
¿Qué pedirle a una chaqueta?
¿Qué pedirle a una chaqueta?

Sabemos por experiencia propia y tras haber probado más de 300 chaquetas en estos últimos 30 años que el tipo de tejido y gramaje de una chaqueta condicionan en gran medida las prestaciones finales. Para un uso general en montaña y naturaleza, conviene:

- Un peso razonable: más de 650 g se hace pesado y menos de 400 g suele durar menos.

- Con una columna de agua mínima de 10.000 mm (la máxima suele alcanzar los 20.000-22.000 mm). En teoría a mayor columna de agua, superior impermeabilidad, aunque hemos detectado casos en los que tejidos de fabricantes excepcionales como Polartec ofrecen más resistencia real a la penetración del agua con sus 10.000 mm que otros competidores menos cuidadosos que sin embargo declaran 16.000.

- Gran movilidad de brazos, ya sea para caminar con bastones, escalar o esquiar.

- Una capucha que admita un casco debajo, pero no sea tan grande que sin casco nos tape la visión… ¡hay chapuzas así y de grandes marcas!

- Una cremallera de calidad que no se atasque continuamente al subirla o bajarla y que no se enganche con la tapeta/solapa interior.

- Unas costuras termoselladas interiores flexibles y que no se despeguen antes de los cinco años de uso.

- Recuerda que las versiones de 2 capas (tejido exterior+membrana o inducción) son más ligeras y flexibles que las de tres capas (tejido exterior+membrana o inducción+rejilla interior), pero condensan algo más y resisten peor el desgarro con ramas y/o rocas.

+ 3 consejos extra
1. Más caro no significa más duradero ni más impermeable siempre que el producto esté confeccionado por una empresa seria. Sin embargo, buena parte de las prendas de bajo coste dan problemas a corto, medio y largo plazo pero pueden ser suficientemente funcionales en actividades cortas con mal tiempo moderado. Atención a las ofertas “imposibles”, a veces hay detrás prendas falsificadas o con taras no declaradas.

2. Necesitas una talla poco ceñida, para que puedas meter debajo en caso de necesidad algo de ropa extra de abrigo.

3. Evita el color negro, es muy elegante, pero parte de los fallecidos en montaña podrían estar vivos si hubiesen vestido ropa de colores vivos. Uno de los máximos responsables de rescates en los Alpes nos confirmó este sencillo consejo, tan ignorado por el fuerte componente de moda que impera en nuestro estilo actual de compra. O

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.