Protegerse contra el gran frío: material eficaz bajo cero

+10 productos top del mercado invernal.
Tino Nuñez -
Protegerse contra el gran frío: material eficaz bajo cero
Protegerse contra el gran frío: material eficaz bajo cero

Dicen que este invierno en España las temperaturas serán de 1 a 3 grados más suaves de lo habitual. Sin embargo, para que no te coja por sorpresa en la montaña más frío del que esperabas, te comentamos qué material es el más eficaz para combatir las prístinas jornadas bajo cero.

Hace un par de inviernos escuché a un amigo, dinamizador de actividades en un club de montaña, decir: “Me he tenido que enfadar, una persona de nuestro grupo se ha empezado a encontrar mal por el frío en la nieve y la mayoría insistían en que siguiera hacia arriba”. La negativa de este compañero prudente y unas compras de vestimenta adicional posteriores, permitieron que esa persona haya proseguido disfrutando de la montaña invernal. Sentido común y material deben caminar de la mano… ¡o apoyándose en los mismos bastones! para evitar contratiempos innecesarios y las siguientes líneas te ayudarán a lograrlo.

¿Qué es frío “de verdad”?
Más allá de los tópicos, leyendas y exageraciones, frío “de verdad” lo puede sentir cada uno de nosotros desde el momento que se activa una preocupación profunda y extrema por nuestra supervivencia. Empapados, con un viento del norte de 30 km/h y a 0ºC, no tardaremos más de media hora, si estamos quietos esperando a un compañero de un grupo por ejemplo ,en comenzar a tiritar. Si nuestra temperatura corporal cae bruscamente 1 o 2 grados apenas podremos hablar, nos moveremos torpemente y quizá necesitemos hasta la ayuda de alguien para “reabrigarnos” con ropa que nos presten o incluso para que nos bajen inmediatamente hacia el coche.

Como consumidores hemos orientado la protección frente al frío sólo a llevar el material adecuado, algo no siempre es posible y que puede resultar insuficiente si cometemos errores tan habituales como prescindir de una tercera capa (confiando demasiado en nuestro softshell) o simplemente encontrarnos con una situación inesperada (caernos al cruzar un arroyo o aumento repentino del viento). Actitudes preventivas adecuadas y mejorar nuestros conocimientos sobre la montaña invernal pueden ayudar tanto o más que una prenda muy caliente.

Por lo general, sin viento y sin humedad, la sensación de frío cuando no se llevan capas muy gruesas o más de tres empieza entre +5 y 0ºC, aumenta moderadamente hacía -5ºC, se dispara notablemente a partir de -7/-8ºC y puede volverse muy peligroso si se superan los -20ºC. Los mejores alpinistas del mundo han escalado montañas difíciles a -50ºC y a 8.000 metros y algunos exploradores polares han sufrido temperaturas aún más bajas, pero están hechos de una “pasta” muy superior a la nuestra.

Por alguna razón orientar al consumidor con estas temperaturas realistas es la gran asignatura pendiente de publicaciones especializadas, ya sean digitales o en papel, algo difícil de entender cuando el montañismo existe hace más de 200 años y el frío no constituye precisamente una cuestión menor…

Las previsiones
Las formas de consultar las previsiones meteorológicas suelen variar desde la irresponsabilidad absoluta (como ojearla en un periódico impreso hace 2 o 3 días) al paroxismo (todo tipo de webs norteamericanas repletas de imágenes ininteligibles). Acertar con precisión a más de dos días aún es muy difícil, por lo que las previsiones semanales sólo indican tendencias de alguna manera muy teóricas. Si viene un frente polar, va a estar nublado, con viento, vas a una cara norte y quieres caminar por encima de los 2.000 metros, te estás equivocando de día, salvo si tienes una enorme experiencia;¡suena lógico, no? pues los rescates evidencian que para muchos no es así.

Hay previsiones excelentes en altura, como las de la Agencia Estatal de Meteorología, que pueden contrastarse con la información de otras webs fiables (eltiempo.es) o con los partes de televisión que más suelen acertar (casi siempre los de TVE-1). Los montañeros estamos aprendiendo, tras algún que otro fregado, a entender que mirar sólo si hará sol o lloverá/nevará resulta insuficiente, pues el viento, la temperatura y la intensidad de las precipitaciones marcan la diferencia entre un día soportable o infernal.

Cuatro variables
Encontrar la protección adecuada significa priorizar cuatro variables:

1) En caso de bastante o mucho frío entender que nos hará falta una cuarta capa, que puede ser desde un chaleco grueso de pluma hasta un forro polar extra o una chaqueta sintética amplia bajo la que quepa toda nuestra ropa.

2) Si la predicción es de mal tiempo o la actividad dura más de un día, no dejar la chaqueta impermeable en casa. Los Primalofts y Softshells con capucha animan a demasiada gente a prescindir a menudo de la importantísima protección frente a la humedad extrema. Una persona que se ha enfriado y que además tenga que soportar lluvia helada durante horas para volver al coche puede enfrentarse a serios problemas, incluso en escenarios aparentemente inofensivos y cerca de una gran ciudad.

3) Casi todas las prendas se muestran bastante menos calientes de lo que creemos estando parados –por ejemplo descansando o en una pernocta imprevista- y mucho más eficaces en movimiento. Nuestra resistencia personal a la incomodidad térmica o al frío extremo es bastante variable, encontraremos desde personas criofóbicas con un temor exagerado a un día fresco o verdaderos “bulldozers” que ni se inmutan a -15ºC, pasando por grupos de relativo riesgo de intolerancia a las bajas temperaturas (personas de escasa estatura o fumadores empedernidos). Conviene saber que la mayoría de las mujeres experimentan una sensación térmica inferior en 3 o 4ºC a la percibida por buena parte de los hombres.

4) No descuidar cabeza, manos y pies. El mercado nos aboca a que nos parezca normal gastarnos casi 300 euros en un buen plumífero, pero no buscar un buen gorro, guantes realmente eficaces o botas con relleno térmico. Hay racaneos absurdos y debemos buscar un asesoramiento adecuado en un punto de venta de confianza.

Cómo nos vestimos
Hay muchas maneras de combinar nuestro equipo contra el frío. Una guía sencilla para abrigar la parte superior podría ser la siguiente:

1) De +10ºC a -5ºC: camiseta térmica fina+forro polar fino tipo 100+chaqueta térmica exterior sintética tipo Primaloft de 450-500 gramos.

2) De -5 a -10ºC: todas las prendas anteriores+chaleco medio-grueso de pluma.

3) De -10 a -20ºC: todas las prendas anteriores+forro polar de pelo largo (tipo Polartec Thermal Pro High Loft).

4) De -20ºC en adelante: complementar con al menos una segunda camiseta térmica gruesa y sobre todo con un exterior térmico grueso: puede ser un plumífero de al menos 500-600 gramos o mejor incluso una chaqueta híbrida (pluma+fibra) de 800-1.000 gramos.

Es posible también combinar dos chalecos de diferente relleno, pluma y fibra, para potenciar la movilidad. También hay que tener claro que si compramos siempre prendas exteriores ajustadas podemos perjudicar la movilidad o el aislamiento térmico de prendas adicionales que se encuentren debajo. Ir a la moda, con ropa que nos hace “tipín”, puede convertirse en un error y en un ataque a la versatilidad.

¡Pobres pies!
Las zapatillas y botas de trekking convencionales, sin relleno térmico o corte grueso suelen ir bien, con un calcetín caliente tipo Thermolite o lana merino hasta los -5ºC. Pisar nieve profunda muy fría (en polvo) o permanecer parado en tramos técnicos, por ejemplo asegurando con una cuerda en una pendiente de nieve, requiere calzado con suelas más gruesas y rígidas, pero sobre todo con un corte más grueso, bien piel natural que supere los 2,5 milímetros o tejidos sintéticos estilo Cordura o Kevlar con una boata/capa interior de poliéster tipo Thinsulate o Primaloft.

Es de lógica que tu bota para caminar el resto del año resultará insuficiente a -10 o -15ºC y sólo alguien con un buen conocimiento del calzado invernal te aconsejará debidamente. Zascandilear en las redes sociales o foros temáticos puede aportarte información adicional útil, pero no debería constituir tu única fuente de información.

¡Más recomendaciones!
Si tu idea es hacer una travesía en Laponia en invierno por ejemplo, debería ser la empresa organizadora del viaje quien te asesore y no el amigo “enterado” de turno, pero para actividades menos exigentes no está de más recordar que:

1) Los plumíferos finos tan de moda, de unos 300 gramos, son muy bonitos y prácticos, pero te pelarás de frío si son tu único exterior a 0 o -5ºC.

2) De manera general la fibra abriga menos que la pluma en seco (a igualdad de peso de chaqueta), pero mucho más si se moja.

3) Los forros polares cortaviento tipo Softshell no están pensados para trabajar con chaquetas impermeables en situaciones de fuerte actividad física, como por ejemplo remontar una larga ladera empinada cargados con una mochila de 10 o 15 kilogramos. En esas situaciones te irá mejor un forro sin membrana, mucho más transpirable, pese a que hoy en día están un tanto denostados por las exigencias del mercado (proliferación de novedades no siempre ventajosas y sobrevaloración de la estética).

4) Atención a los rangos térmicos declarados en chaquetas de pluma, fibra o forros polares por algunos puntos de venta on line. Hay prendas útiles por sí solas para -5ºC, pero catalogadas como calientes para -20ºC. El engaño casi generalizado sobre los rangos de temperaturas de los sacos para dormir que se produjo en los 90 aún colea actualmente en otro tipo de productos.

5) Comprueba antes de cualquier compra que la superposición de prendas muy aislantes no va a limitar excesivamente tu movilidad de brazos y cabeza o visibilidad respecto a pies, porque además de muy incómodo puede provocar una caída.

------------------------------------------------------------------------------------------------

MUESTRARIO DE PRODUCTOS

SALEWA
Sesvenna PRL M Vest
Uso: esquí, alpinismo y montañismo
Materiales: Primaloft Siver y nailon
Peso: 200 gramos
Notas importantes: prenda ligera, polivalente y cortavientos, con exterior en poliamida antiderrapante.  Paneleslaterales elásticos. Relleno de 60 gramos por metro cuadrado, de secado rápido, con aislamiento térmico eficaz incluso en condiciones de humedad. Incluye dos bolsillos laterales con cremallera y uno adicional integrado para compresión. Certificado bluesign®
PVP: 150 euros

MILLET
Heel Lift K Down vest
Uso: alpinismo
Materiales: pluma de pato hidrofugada y Pertex Quantum Ultra light
Peso: 248 gramos
Notas importantes: chaleco para mujer, ultraligero y compresible. Bolsillos laterales con cierre de cremallera. Cuello alto. Construcción en tabiques. Dobladillo ajustable. Certificación Low Impact de sostenibilidad en el proceso de fabricación. Certificación RDS de sostenibilidad en la producción de la pluma. Tallas: S – XXL
PVP:179,90 euros

RAB
Infinity
Uso: montaña invernal y muy bajas temperaturas
Materiales: pluma de 850 cuins y Pertex Quantum GL de 7 deniers
Peso: 488 g (talla L)
Notas importantes: la chaqueta incluye 240 gramos de pluma de oca europea certificada, de alta calidad. Es la prenda mejor relación calor/peso que haya fabricado Rab hasta ahora. Tabiques transversales. Muy comprimible, pero con relleno suficiente para mantenerte caliente en condiciones de frío intenso. Cremalleras YKK. Tallas: S-XXL.
PVP: 399,95 euros

TRANGOWORLD
TRX 2 Shell Pro
Uso: actividades de montaña invernal muy exigentes.
Materiales: Gore-Tex Pro
Peso: 620 gramos (talla L)
Notas importantes: capucha fija tridimensional, visera semirrígida. Doble ceñidor facial y cuello ergonómico. Cremalleras impermeabilizadas. Mangas preformadas y refuerzos en hombros. Con ventilación lateral. Parte trasera más larga. Bolsillos ventrales de amplia abertura. Faldón paranieve interior, desmontable mediante cremallera. Diseñada para alpinismo extremo y esquí de montaña. Tallas S a XXXL
PVP: 449,50 euros.

HELLY HANSEN
Odin 9
Uso: protección frente a lluvia, nieve y viento
Materiales: Helly Tech Professional
Peso:600 gramos
Notas importantes: confeccionada con tejido impermeable y transpirable de 3 capas, exterior en poliamida de 70 deniers, inducción de poliuretano hidrófilo con impermeabilidad de 20.000 milímetros. Transpirabilidad: 15.000 gramos de vapor de agua por metro cuadrado. Ribete en capucha de alta visibilidad. Bolsillos inferiores con cremalleras de doble cursor. La capucha puede llevarse cómodamente sobre el casco., con dos cursores. Compatible con el uso de arnés. Refuerzos en los codos y los bajos para proteger de la abrasión las zonas de más roce. Hidrofugado Eco DWR C6.
PVP: 380 euros

TRANGOWORLD
TRX Termo
Uso: climas fríos y actividades invernales exigentes
Materiales: Polartec Windbloc
Peso: 980 gramos (tallla L)
Notas importantes: prenda para alpinismo/montañismo, esquí, senderismo y trekking ivernal. Capucha técnica y fija con visera semirrígida. Transpirable, cortaviendos y con alta capacidad de aislamiento térmico. Mangas conformadas para facilitar la movilidad. Bolsillo pectoral soldado con cierre de cremallera. Disponible en colores negro, gris, antracita y verde.
PVP: 258,90 euros

LA SPORTIVA
Trango TRK Leather GTX
Uso: senderismo invernal
Materiales: piel Hydroperwanger 1,6 mm y Gore-Tex Performance Comfort
Peso: 1.440 gramos/par (hombre), 1.190 gramos/par (mujer)
Notas importantes: bota impermeable de caña alta, ligeray técnica para excursionismo con mal tiempo y con refuerzos en microfibra. Incluye suela Vibram. Entresuela técnica MEM Lex de EVA. Diseñada en Italia. Numeración con tallas medias: 36 a 42 (mujer) y 38 a 48 (hombre).
PVP: 219,99 euros.

WED´ZE
X Warm lana mujer
Uso: esquí
Materiales: poliéster (80%) y lana (20%)
Peso: 175 gramos
Notas importantes: prenda caliente, con cuello alto con cremallera para regular con mayor libertad el aislamiento térmico. Tejido no afelpado bajo los brazos para mejorar la gestión de la sudoración. Diseño ergonómico para mujer, disponible también en versión masculina.
PVP: 19,99 euros

LURBEL
Antartida
Uso: expediciones y frío intenso
Materiales: Thermowool (lana merino)
Peso: 126 gramos
Notas importantes: calcetín técnico, unisex y duradero. Espesor grueso y patronaje de altura media. Fabricado en España. Buena amortiguación gracias al doble talón con rizo especial. Adaptable y transpirable. Diseño ergonómico que no crea arrugas. Tecnología de confección sin costuras.
PVP: 21,50 euros

MARMOT
8000 Meter mitt
Uso: invierno extremo y expediciones
Materiales: plumón de 700 cuins y Primaloft, Gore-Tex Paclite
Peso: 360 gramos
Notas importantes: manopla impermeable y extremadamente caliente, de concepción híbrida (fibra+pluma). Interior extraíble con relleno de plumón de alta calidad. Diseñada en Estados Unidos para uso técnico con bloqueadores y cuerdas. Anillo integrado para mosquetón, Refuerzos especiales en piel Pittard Armortan. Interior suave en DriClime® 3-Dimentional Wicking Lining.
PVP: 280 euros

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...