El equipo del ‘biciperegrino’

Redacción Oxígeno -
El equipo del ‘biciperegrino’
El equipo del ‘biciperegrino’

La ruta jacobea es uno de los mejores itinerarios cicloturistas que se pueden hacer en la Península, pero para iniciar una marcha cicloturista también necesitas una preparación y equipo adecuados.

1. ¿Qué bici me llevo?
Los modelos híbridos son ideales para este tipo de viajes por el tipo de geometría, incluso hay marcas que tienen bicis equipadas especialmente para el Camino de Santiago. De todas formas, las mountain bike son las más populares, utilizadas y polivalentes, ya que con ellas puedes rodar por carreteras, caminos e incluso roderas. Por supuesto, te recomendamos que lleves una bici adecuada y adaptada a tí, que sea de tu talla (no vale la que te ha dejado tu primo 20 cm más alto que tú, o si eres chica, la bici vieja de tu novio), son muchos kilómetros y es fundamental pedalear cómodos y con la postura correcta para evitar lesiones.

Para elegir la bici fíjate en:
Que el cuadro tenga suficientes puntos de anclaje para los portabultos.
Las cubiertas: deben ser de anchura media (1.8/1.9) y llevar algo de taco. Las flechas amarillas evitan, siempre que pueden, los firmes de asfalto y siguen pistas de tierra y veredas de montaña. Por estos motivos también es recomendable llevar horquilla de suspensión.
Los acoples de manillar: facilitan los cambios de postura de las manos, favorecen la circulación sanguínea de los brazos y retrasan la fatiga.
Un guardabarros en el tubo diagonal del cuadro evita las salpicaduras los días de lluvia o cuando el fi rme está mojado. En la parte trasera las alforjas cumplen las funciones de guardabarros.
Pedales automáticos: mejoran el rendimiento de pedaleo, muy superior a los pedales de plataforma. Si eres novato, practica con ellos antes de emprender el viaje.
Sillín: busca uno que sea cómodo para tu fisonomía e intenciones de viaje.
Si eres chica, te recomendamos que lleves una bici de chica, con una geometría y sillín diseñados para adaptarse a la anatomía femenina.

2. Alforjas
Son las mochilas del cicloturista. Las hay de diferente capacidad y formas, pero en un par de ellas traseras y la portamanillar puedes meter todo lo que necesitas para el Camino. Mete en las alforjas la ropa, el neceser, la toalla, etc. lo que no vayas a utilizar durante el día. Coloca lo más pesado en la parte inferior para facilitar la conducción. Hay alforjas estancas, para proteger el equipaje en caso de lluvia. Si no son estancas, lleva bolsas grandes de plástico (las de la basura), para cubrirlas cuando llueva (por dentro). Para colocar las alforjas en la bici, antes tendrás que montar un transportín. Una vez colocado se pon las alforjas vacías sobre el mismo. Lleva un par de “pulpos” contigo para asegurarlas al transportín.

3. Bolsa manillar
Guarda en ella las cosas de uso habitual, como la cámara de fotos, la guía, el mapa, la libreta de notas, tus documentos, pañuelos, algo de comida...

4. Kit de herramientas
Todo cicloturista que se precie, y que aprecie su bici tiene que llevar el kit arregla pinchazos (parches, desmontables, inflador, cámaras de repuesto, llaves allen, tronchacadenas y pasador de eslabón, aceite, cinta americana, un poco de alambre y bridas grandes… El kit lo puedes llevar en la bolsa de sillín . También conviene llevar un candado para cuando dejes la bici aparcada en los albergues, y alguna bandas refl ectante o Buff reflectante. Pesan poco, se colocan en cualquier parte del cuerpo o las alforjas y sirven para llamar la atención de los conductores en carreteras de mucho tráfi co. No olvides meter algún tornillo de sobra (por si alguno de tus alforjas se parte o se pierde...), así como bridas (para algún apaño tipo Mc Giver), etc.

5. Bidones
Lleva un par de ellos, así puedes rellenar uno con agua y otro con bebida isotónica.

6. Complementos
● Casco: elemental, querido biciperegrino.
● Mochila de hidratación. Hay que evitar llevar en la espalda una mochila grande para ir menos desequilibrados en la bici y mejorar la sensación de pedaleo. En todo caso lleva una mochila de hidratación pequeña para ir bebiendo sin tener que soltar las manos del manillar.
● Zapatillas específicas para bici, cómodas, con suela semirígida, calas ocultas para caminar sin difi cultad y membrana de Goretex.

7. Cuentakilómetros
Para controlar la distancia que recorres y llegar a tiempo al albergue.

8. Luces delantera y trasera roja
Aunque no se tenga intención de pedalear de noche puede ocurrir que un día se apure la etapa hasta el anochecer.

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...