La vuelta al mundo impulsados por energía solar

Un avión que solamente usa energía solar ha iniciado un histórico viaje alrededor del planeta, este mismo lunes, desde Abu Dabi. Un viaje de 40.000 kilómetros soñado para demostrar el poder de las energías renovables y las tecnologías l

Jorge Jimenez

Un avión que solamente usa energía solar ha iniciado un histórico viaje alrededor del planeta, este mismo lunes, desde Abu Dabi. Un viaje de 40.000 kilómetros soñado para demostrar el poder de las energías renovables y las tecnologías limpias.

Impulse3

El Solar Impulse 2, un avión especialmente diseñado para no usar combustible fósil, ha despegado a las 07:12, hora local (las 04:12 en España), pocos minutos después de la salida del sol en la gran urbe árabe. En la primera etapa, el avión estará pilotado por el aventurero suizo André Borschberg. La máquina tiene una envergadura mayor que la de un Boeing 747, pero su peso es equivalente al de un coche de tamaño medio. Borschberg y su compatriota, Bertrand Piccard, se turnarán a los mando del Solar Impulse 2 en un vuelo pionero que concluirá tras unas 500 horas de navegación.

“Lo que queremos conseguir es volar alrededor del mundo en un avión impulsado, única y exclusivamente, por energía solar”, ha declarado Borschberg. “Solo queremos usar el sol como combustible. Queremos que este avión se convierta en el símbolo del potencial que tienen lo que llamamos la tecnología limpia. Los aviones hacen que la gente sueñe. Si podemos dar la vuelta al mundo con uno que funcione con energía solar, entonces podremos demostrar que estas tecnologías se pueden implementar en otros gremios y tener otras aplicaciones, en tierra”.

La primera circunnavegación de la Tierra en una nave de ala fija impulsada por energía solar está pensada para demostrar el poder de las energías renovables y las tecnologías limpias, y la necesidad de afrontar los peligros que conlleva el cambio climático. Este proyecto es la culminación de 12 años de trabajo y planificación, y promete ser un importante hito en la historia de la aviación, el medio ambiente y la investigación.

Construido con una estructura de fibra de carbono –material muy ligero y resistente–, el Solar Impulse 2 no emitirá dióxido de carbono en todo su viaje. Los cuatro motores eléctricos de que dispone, con una potencia total de 70 caballos y que moverán a este prodigio de la ingeniería de 21,85 metros de largo y 6,4 de alto, obtendrán su energía exclusivamente del astro rey, gracias a 17.000 células fotoeléctricas, dispuestas en sus enormes alas, de 72 metros de envergadura.

El Solar Impulse 2 es el primer avión que usa energía solar que puede volar de noche sin parar, gracias a la energía que almacena en sus baterías de ión de litio de última generación, durante las horas de luz. El Solar Impulse 2 llegará a velocidades de 140 km/h (77 nudos) y alcanzará una altitud máxima de 9.000 metros, en etapas de vuelo que podrán llegar hasta los cinco días.

La primera etapa, hasta la ciudad omaní de Mascate, durará unas doce horas y, desde ahí, la segunda transcurrirá a través del mar Arábigo (también llamado mar de Omán) hasta Ahmadabad, la séptima ciudad más poblada de la India. Entonces, el avión volará hasta Birmania y, más tarde, hasta China. Desde ahí, el Solar Impulse 2 afrontará su mayor reto técnico y humano: volar durante cinco días seguidos hasta llegar a Hawái. Más tarde, aterrizará en Phoenix y Nueva York, antes de cruzar el atlántico. Futuras paradas se harán en Europa y Norte de África, antes de regresar a Abu Dabi.

La posición exacta del avión se podrá rastrear en esta dirección: http://www.solarimpulse.com/sitv

Los mejores vídeos