El K2 promete

Dos expediciones diferentes tratarán de establecer sendas nuevas rutas en la Montaña Salvaje durante la presente temporada. A la ya conocida del ABC Team se une una potente cordada formada por Christian Trommsdorff y Alexey

Jorge Jimenez


Dos expediciones diferentes tratarán de establecer sendas nuevas rutas en la Montaña Salvaje durante la presente temporada. A la ya conocida del ABC Team se une una potente cordada formada por Christian Trommsdorff y Alexey Bolotov.

Los chicos del ABC Team ya andan ultimando los detalles logísticos de su intento al K2 en Pakistán. Mientras Gerfried Göschl y Louis Rousseau llegaban a Islamabad esta semana, Alex Txikon concluía su periplo de 10.000 km en furgoneta donándola a la Fundación Félix Iñurrategui tras una exitosa exhibición aizkolari en la Skardú que reunió a cerca de 3.000 personas. “Qué pasada, ese ambiente yo no lo he vivido nunca. Qué pasada”, lo definía el alpinista vasco.

El trío, al que se unirán amigos como Günther Unterberger o José Carlos Tamayo, intentará trazar una nueva línea en estilo alpino en la segunda montaña en altura de la Tierra. Parte de sus intenciones pasan por estudiar el terreno para una segunda intentona invernal, para lo que aclimatarán en el GI tratando de retirar toda la basura de la montaña en apoyo a una expedición de limpieza pakistaní.

Si el equipo de Alex cuenta con buenas probabilidades de saciar su apetito alpino, la cordada formada por Trommsdorff y Bolotov no se queda atrás. Christian y Alexey, frances y ruso respectivamente, son dos de las estrellas del panorama alpino actual, ambos ganadores del Piolet d´Or. Christian lo lograba en 2007 gracias a su primera absoluta al Chomo Lonzo, en el Tíbet y su compañero acumula dos galardones, uno por la cara norte del Jannu (2004) y otro por la conquista de la vertiente oeste del Makalu en 1997. Bolotov ya formó parte de la expedición rusa que establecía la primera ruta en la cara oeste en el K2 en 2007, en estilo pesado (algo así como despacito y con buena letra en versión multitudinaria), con lo que añadían un renglón a la historia del alpinismo en los gigantes asiáticos.

Dos interesantes tentativas de alpinismo ligero y con estilo, intenciones aperturistas y avidez exploratoria. Mucha marcha para el Karakorum estival.