Carlos Pauner a por el Manaslu (8.163 m)

Carlos Pauner intentará su noveno ochomil. Tras deshojar la margarita, le ha tocado al pico nepalí en este primer asalto del 2009. El montañero de Trangoworld, ha salido ya hacia el Manaslu (8.163 metros), su objetivo para esta primavera, al que subirá con Javier Pérez a finales de abril o primeros de mayo. Carlos Pauner, el montañero de presentó hace unos días en rueda de prensa el destino de su próxima expedición: la cima del Manaslu, de 8.163 metros de altura, en Nepal. El lunes 23 de marzo salió de Zaragoza hacia el Himalaya, acompañado por el escalador Javier Pérez, quien además filmará la expedición para realizar un documental. Si logra culminar con éxito este objetivo, será su noveno “ochomil” dentro de los 14 de la lista de las montañas más

Jorge Jimenez

Carlos Pauner intentará su noveno ochomil. Tras deshojar la margarita, le ha tocado al pico nepalí en este primer asalto del 2009. El montañero de Trangoworld, ha salido ya hacia el Manaslu (8.163 metros), su objetivo para esta primavera, al que subirá con Javier Pérez a finales de abril o primeros de mayo.

Carlos Pauner, el montañero de presentó hace unos días en rueda de prensa el destino de su próxima
expedición: la cima del Manaslu, de 8.163 metros de altura, en Nepal. El lunes 23 de marzo salió de Zaragoza hacia el Himalaya, acompañado por el escalador Javier Pérez, quien además filmará la expedición para realizar un documental. Si logra culminar con éxito este objetivo, será su noveno “ochomil” dentro de los 14 de la lista de las montañas más altas del mundo por encima de esa cota.
Pauner ya estuvo a punto de ir al Manaslu en la primavera del 2006, pero en aquella ocasión la complejidad del proyecto le decidió a intentar primero el Dhaulagiri, cima que no logró alcanzar hasta el año pasado. El Manaslu (“monte del espíritu” en sánscrito), la octava montaña más alta, es una cima aislada, fría y dura, con
aproximaciones asequibles a través de los glaciares y una planificación no muy compleja, pero peligrosa por la nieve y el peligro de aludes.

Pauner ha estado sopesando las diversas opciones durante este invierno, e incluso se planteó el hacer un nuevo ascenso al Lhotse (8.501 metros), pero al final consideró que le ha llegado el momento al pico nepalí.
El año pasado, Carlos Pauner logró hacer cima en el Dhaulagiri, tras un duro ascenso. Este año, aparte del Manaslu, podría atacar el Gasherbrum II (8.035 metros) durante el verano, o quizás esperar hasta el otoño para intentar el Shisha Pangma (8.012 metros). Si el éxito le acompaña esta temporada, conseguiría 10 de los 14 ochomiles y estaría mucho más cerca de lograr la hazaña de pisar la cima de los lugares más altos del planeta.

Más información: carlospauner.com